miércoles, 6 de enero de 2016

La guerra de los Rose (1989) de Danny DeVito



Los Rose (Michael Douglas y Kathleen Turner) aún siendo felices
Se acaba la Navidad y para decirle el deseado (por mi parte) adiós, he tomado la opción de comentar brevemente esta película, ''La guerra de los Rose'', mítica comedia negra, dirigida por Danny DeVito (el cual también se reserva un papel secundario). El film lo protagonizan Michael Douglas y la sexy Kathleen Turner, los cuales junto al propio Danny DeVito, también coincidieron en las peli de aventuras ''Tras el corazón verde'' y la secuela de ésta, ''La joya del Nilo'', y hacen de un matrimonio, los Rose, que a priori son el uno para el otro, se quieren, se adoran, se idolatran y, pasado un tiempecito todo se torna del revés. El odio que llegan a procesarse es tan intenso y extremo que acaban desencadenando consecuencias la mar de trágicas. Bueno, la película posee bastante fama y es más, fue exitosa, a la par de cosechar críticas muy aceptables, pero sinceramente a mí no me gustó un pimiento. Vale que hay que verla desde el punto de vista de un humor muy negro, pero francamente, me pareció tan desmadrada que en ocasiones me resultó un tanto ridícula.

Los Rose empiezan ya a tenerse un poquito de asco el uno al otro

El abogado mediador entre esta encarnizada
guerra de sexos, Gavin D'Amato (Danny DeVito)
El matrimonio acaba sus días en una batalla sin cuartel cuyo final será como el rosario de la Aurora, ¿no bastaba con un simple divorcio? Todo este espectáculo tan irrisorio lo cubre el ''dulce'' manto de la Navidad, una Navidad muy negra, como bien refleja esa escena en la que el elemento más identificativo de dicha festividad, el árbol, se consume en llamas durante una de las trifurcas de los chiflados protagonistas. DeVito por su parte hace de un abogado que intenta resolver por la vía mediática los problemas del matrimonio, obviamente sin conseguirlo, y tampoco es que destaque mucho en lo que se refiere a su participación actoral (ya bastante tenía con dirigir tal desbarajuste). La peli me pareció un coñazo, argumentalmente estúpida y demencial, no consiguió interesarme ni un poquito y francamente tuve deseos en bastantes ocasiones de quitarla, pero aguanté hasta el final, por mera curiosidad, aunque descubrí que perfectamente me la podría haber ahorrado. Desde mi punto de vista, es totalmente prescindible, pero la visión de Navidad ''destroyer'' tiene su cierta gracieta.

¡Esto tiene muy mala pinta!

No hay comentarios:

Publicar un comentario