martes, 5 de enero de 2016

¡Se armó el belén! (1970) de José Luis Sáenz de Heredia



El cura, Don Mariano (Paco Martínez Soria)
Bueno, es una noche muy especial para los más peques de la casa y también supone que queda un día, un sólo día para concluir la Navidad, así que aquí ando sacando de la reserva las últimas pelis acordes a esta época, y mi escogida para dar los últimos remates a estas fiestas tan ''emotivas'' es una de las ''joyitas'' patrias de Don Paco Martínez Soria (además, la primera que comento en este blog de este señor). En ''¡Se armó el belén!'', Paquito hace de cura, sí señores, de un sacerdote que intenta llevar la Iglesia al pueblo (¡válgame el señor!), en vista de que ésta parece no llegar demasiado a él. Es normal, ya son los setenta, los hippies toman el control, los greñudos (como llamaban los más carcas a los jóvenes) sólo se interesan por la música y el ligoteo y en definitiva, la iglesia se queda sin feligreses. 

Una partidita al billar, ¡muy castizo!

Al pobre cura le dan cada disgusto
Será cuando el pobre cura, con su buena intención, decida hacer un belén viviente, aprovechando la llegada de la Navidad, que salga por la tele y así lograr que la mayor cantidad de peña se sienta participativa. El resultado será que hasta los de izquierdas y los más reacios a creer en credos y vírgenes, se unan en armonía para confluir en que los milagros existen. Vamos a ver, es obvio que estamos ante una película (como casi todas las de Don Paco) muy comedida y muy acorde a lo tradicional de la época, o sea, que no se sale de madres para contentar la corriente de pensamiento del régimen del momento en nuestro país. O sea que el mensaje encubierto es que la religión es buena y que el catolicismo es lo que prima en los corazones de los que quieren ser buenos y cautos. No es de extrañar, al fin y al cabo este tipo de cine (primario totalmente) era lo que reinaba y cosechaba buena taquilla (tampoco había mucha variedad que se diga) y no por ello ha de restársele mérito. 

Haciendo los preparativos para el belén

Dejando de lado ideologías y demás corrientes de pensamiento camufladas, lo que queda es una simpaticota comedia muy made in Spain de la época, vamos todo el mundo se puede hacer una idea de como es una película con Paco Martínez Soria, un humor muy castizo, una realización muy simplona, personajes pintorescos muy estereotipados (muchos un tanto garruletes) y elementos muy afincados a lo tradicional y popular. O sea, ¡puro cine de barrio!, con sus ventajas (se puede pasar un buen ratejo y reirse un rato) y sus desventajas (la película es muy pobre escenográficamente y muy simple en cuanto a historia). 

¡Cuidado con Jesusito de mi vida!

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada