jueves, 28 de enero de 2016

Tamara (2005) de Jeremy Haft



Tamara (Jenna Dewan) es la nerd palurda con la que todos se meten
Basura de tercera que pretende ser una especie de refrito entre ''Carrie'', ''Sé lo que hicisteis el último verano'', ''Jóvenes y brujas'' y alguna más del género fanta-terror posterior a los noventa, pero en cutre y patatero. ''Tamara'' es un morzullo sacado directo al mercado doméstico, lo cual implica, actores de mierda, guión de mierda, efectos de mierda, o sea que el resultado junto pues es eso, una mierda. Aún poniendo el chip de ''voy a ver una porquería de la que no me puedo esperar nada bueno'', este bodrio es tan nefasto que aún así decepciona, y es que no puede ser más trillado y más patético todo. 

Tamara no está en su mejor momento

Los atormentadores subnormales de Tamara
La cosa va de una friki nerd, la tal Tamara, con la que todos se meten en el insti. La cuestión es que los gamberretes guays de turno, deciden hacerle una broma macabra que acaba con la chica muriendo trágicamente. Los mierdas estos acuerdan no decir ni ''mu'' y seguir como si nada, pero aquí no acabará la cosa, Tamara volverá de entre los muertos convertida en un putón verbenero, toda sexy y provocativa (lo cual me crispa, pues a la chica mona se creen que por ponerle unas gafucas y untarle roña por el pelo ya la van a convertir en Betty, la fea; apreciación que se hace bastante allí por Hollywood, para que luego toda la peña exclame: ''guau, no puede ser ella''). La cuestión es que la Tamara guarrona y diabólica se irá vengando de sus anteriores atormentadores, o sea el típico argumento de siempre, lo cual no sería un problema para el disfrute del espectador al que me molen este estilo de pelis, de no ser porque, como ya dije, todo en general en la peli da puto asco y vergüenza. 

A Tamara le ponen un poco de maquillaje y ya se convierte en una casquivana

El film es risible en extremo, es de esos que hace daño a la vista de lo cutres que son. En definitiva, es una pieza ''mierder'' que no cumplió ni como adorno en un estante de videoclub, caspa pura y de la mala; por supuesto, no recomiendo ni acercarse a ella.

¡Cuidado, que Tamara se pone peligrosa!

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada