jueves, 20 de agosto de 2015

American Pie 3: ¡menuda boda! (2003) de Jesse Dylan



Preparaditos para la boda
Cierta crítica que he leído sobre esta película vendría a tener toda la razón acerca de la misma: "Sólo soportable para amantes de la serie". Al autor de esta crítica le diría que no hace falta ser un lumbreras para saberlo, lógicamente a todo aquél al que no le haya gustado el resto de películas de "American Pie" no le iba a gustar ésta. Por tercera vez nos encontramos todos los elementos de las dos anteriores, mucho gamberrismo, mucho humor hilarante y zafio y personajes ya conocidos haciendo de las suyas. Me da algo de lástima que algunos personajes de las dos anteriores estén ausentes en esta entrega, aunque bueno con los que arranca el film hay de sobra para volvérnoslo a hacer pasar como los indios con otra buena dosis de carcajadas. Como siempre destaco a Seann William Scott haciendo de Stifler, aquí prácticamente es el protagonista ya que tiene mayor número de apariciones y más peso en la acción. 

Los despelotes no pueden faltar

Stifler (Seann William Scott) vivirá una escatológica experiencia
Todos en general vuelven a estar más que correctos en sus respectivas funciones, vuelven a vivir situaciones divertidísimas y nos vuelven a regalar esa pequeñísima muestra de crítica y reflexión aplicable a cualquiera de nuestras vidas, ahora un pelín más adulta que de costumbre (no olvidemos que hay compromiso y matrimonio de por medio, ya no es el instituto). En resumidas cuentas tiene todo lo bueno de las anteriores, a mí me gustan todas prácticamente por igual porque con todas me he entretenido, me he reido muchísimo y en definitiva me lo he pasado genial, que es de lo que se trataba. Lamentablemente hasta que en 2012 nos volvieron a traer otra secuela directa que trajo al reparto original, algunos tuvimos que tragarnos algunas infames mierdas en DVD, secuelas bastardas que quisieron explotar el nombre de "American Pie" que sí que eran abominables y estúpidas, que encima no tenían ni pizca de gracia ni un atisbo de la picardía desternillante de esta trilogía original.

¿Jim (Jason Biggs) y Michelle (Alyson Hannigan) vivirán felices para siempre?

No hay comentarios:

Publicar un comentario