lunes, 10 de agosto de 2015

Mi amigo Mac (1988) de Stewart Raffill



El pequeño prota de otro planeta, Mac
Sin lugar a dudas ésta es una película de mi infancia. En cualquier sitio que localicéis una reseña de la misma comprobaréis que constantemente la ponen a parir, tachándola de una parásita copia de ínfima calidad de ''E.T., el extraterrestre'', en fin, es loable respetar cada una de las opiniones que se puedan verter sobre cualquier aspecto denominémoslo ''artístico'' (al fin y al cabo no hay nada más subjetivo que el arte), pero desde mi punto de vista resulta sin lugar a dudas, una pequeña joya de los ochenta, enormemente entrañable. Yo la vi de pequeño y me encantó y la veo tiempo después y me emociona y me invade cierta nostalgia. Sí que es una copia de "E. T.", obvio, pero eso no la convierte en la infumable mierda que muchos dicen que es. A mí realmente me encantan las dos, porque ambas las vi de pequeño, ambas me emocionaron y ambas me lo hicieron pasar pipa, y hoy en día también, ambas siguen despertando en mí recuerdos la mar de entrañables (a pesar de las evidentes diferencias existentes entre las dos). 

Mac con su amigo humano Eric (Jade Calegory)

La familia de Mac
Y no seamos cínicos tampoco que en el mundillo del cine existen millones de copias y plagios y no por ello se las suele criticar de manera tan excesiva (véase el ejemplo más claro, el cine de Tarantino, sí sé que siempre lo pongo como ejemplo, pero es que a la hora de copiar él se lleva la palma).Pues bien, el film tiene una historia muy entretenida, emotiva, llena de fantasía y ternura. Mac resulta ser un personaje encantador al que pronto se le coge cariño, viene a representar una versión ''orejuda'' de E.T., un marcianito perdido en nuestro planeta, indefenso y amigable del que enseguida se apiadan unos chavalucos, que intentarán ayudarlo a encontrar al resto de su familia, también extraviados en la Tierra. Los niños y los chavales jóvenes lo hacen bastante bien (en especial el prota, que hace de inválido), por lo menos sus actuaciones no dan el asco que dan otros muchos infantes en películas de hoy en día (y no voy a dar nombres). La banda sonora es magnífica, con canciones muy movidas, muy de los ochenta que me encantan (véase por ejemplo ''SEND OUT A SIGNAL'', ''DOWN TO EARTH'', ''WAVES'', etc). 

Eric ayuda a Mac a escapar de unos cabrones que lo quieren cazar

Haciendo publicidad encubierta de esa
generadora de basura llamada McDonalds
La película además incorpora un simpático número musical protagonizado por el propia marciano, que es súper divertido (amén de esa publicidad encubierta de McDonalds, empresa líder en la creación de basura y colesterol, que detesto profundamente, pero bueno que en su momento pudo resultar ciertamente simpática; de hecho la peli no oculta sus intenciones de publicitar dicha cadena, no por nada el marciano se llama Mac, no era una casualidad). A la película además, no le falta ternura y amor, es de esos films para ver, distraerse y pasárselo bien, representa un tipo de cine ingenuo y entrañable que hoy no se hace, en la actualidad se hacen mierdas mucho mayores que no tienen ni la mitad de encanto que películas tan maravillosas de los ochenta como ésta. Que digan lo que digan, este film a pesar de sus limitaciones y su espíritu explotador es una pequeña joyita que los que la vimos de niños de aquélla la supimos ver con los ojos con los que hay que verla, reímos, lloramos y como ya he dicho la disfrutamos mucho. Hay quien no comprende este tipo de sentimientos. 

El pequeño Mac pegándose unos bailes dentro del disfraz de oso

Por cierto, quería dejar constancia de una gran subnormalidad que he podido comprobar efectuada en esta película. Recuerdo haberla visto en VHS, en una determinada escena el pequeño niño inválido recibe un disparo accidental, de hecho el pequeño muere y eso justifica que los marcianos, que tienen una especie de poder curativo, lo resuciten. Pues bien he podido comprobar que en las versiones remasterizadas de la peli en DVD, esa escena se ha cortado, quitándole todo sentido al hecho de que luego los extraterrestres curen al niño. Me parece una soberana gilipollez que censuren semejantes subnormalidades, que el niño recibe un ''tiro'' pues ¡coño!, no pasa nada estamos ante una peli de ficción, ¡qué manía con edulcorarlo todo!

Conste en acta, escena del VHS con el pequeño recibiendo
un disparo (en su copia en DVD se ha eliminado)

No hay comentarios:

Publicar un comentario