domingo, 16 de agosto de 2015

Harry Potter y la orden del fénix (2007) de David Yates



Los inseparables Harry (Daniel Radcliffe), Ron (Rupert Grint) y
Hermione (Emma Watson) preparados para lo que se les viene encima
Sin lugar a dudas, para mí, esta quinta es de las peores adaptación de la saga de "Harry Potter", en comparación con su antecedente literario. Puntualizar, desde luego, que no debió de ser una tarea fácil por lo largo que es el libro, quedarse con lo más imprescindible, pero lo cierto es que el argumento de la película cojea bastante y confunde al espectador al omitir tantas cosas de la novela. Tenía la sensación cuando la vi de que si no hubiese leído con anterioridad la novela, no me estaría enterando bien de la película (lo cual también me había ocurrido con la anterior película en cierta medida). La acción va muy atropellada, incluso más que en "El caliz de fuego" (que ya es decir), todo avanza muy deprisa, claramente se ve el esfuerzo del guionista por meter a cajón todos los elementos que él consideró más imprescindibles para componer la trama del film. 

La bruja tiránica de Dolores Umbridge (Imelda Staunton)

La orden del fénix preparada para combatir a las fuerzas del mal
Por una parte esto está bien porque la película no se hace nada lenta y entretiene en todo momento, pero por otra está mal porque hace la trama algo confusa. Sacando del tema la adaptación, "La orden del fénix" funciona muy bien a la hora de hacerte pasar un rato muy agradable. Me encantó la combinación tan perfecta del uso que hace del humor por una parte y del ambiente oscuro y tenebroso por otro, sin lugar a dudas se intensifica el componente ''adulto'' en detrimento del infantil de los inicios de la saga, cosa muy positiva en lo referente a que presenta una clara evolución. Los actores vuelven a cumplir como siempre (magníficos como siempre, el trío protagonista, en mi opinión la que me crispa es una de las nuevas incorporaciones, la burtoniana Helena Bonham Carter -cuyo personaje, me resulta un tanto insoportable-), los escenarios magistrales, la fotografía espectacular y todo a gran escala. 

La siniestra Bellatrix Lestrange (Helena Bonham Carter) haciendo uso de su magia oscura

Visualmente resulta un prodigio, argumentalmente algo floja, pero en conjunto verla produce como todas las demás una grata recompensa, aparte de un entretenimiento asegurado. En resumidas cuentas, me encanta el universo "Harry Potter", ¿qué le voy a hacer? Será cosa de magia.

Dumbledore vs. Voldemort

No hay comentarios:

Publicar un comentario