lunes, 3 de agosto de 2015

TerrorVision (1986) de Ted Nicolaou



¡Señal televisiva mortal!
¡Una producción de serie B verdaderamente entrañable! La vi siendo pequeño, fue una de esas muchas que pillé en el videoclub siendo un canijo, atraído por su curiosa carátula y la verdad, me moló mucho. ''TerrorVision'' dentro de su apariencia de cutrecilla y casposa peliculilla de ciencia ficción, oculta todo una interesante crítica hacia la sociedad y el consumismo bobaliconizante de la televisión, y eso que eran los ochenta, deberían de hacer una sátira de lo mismo con las emisiones de programas basura que emiten a día de hoy, iban a quedarse a gusto. La cosa es que una especie de rayo extraterrestre sintoniza desde el espacio con la antena de televisión de una familia americana, la mar de extraña y peculiar, cada miembro de la misma es un cuadro de no te menees. La cuestión es que a través de esta señal se materializa un ser monstruoso que devora carne humana y que comenzará a producir los inevitables estragos entre los miembros de la familia. 

¡Vaya cuadro de familia!

Un bichito realmente entrañable
El único que parece ser consciente del peligro es el más pequeño, quien además es quien tiene dos de frente, aunque el chiquitajo no dispondrá de los medios necesarios para erradicar la amenaza que supone la mortífera criatura. Como ya dije ''TerrorVision'' efectúa una interesante crítica hacia el consumismo televisivo, muy masificado durante los ochenta (cuando todavía no había Internet a nivel de usuario y eso), convirtiendo al propio aparato de televisión en el medio de transmisión del peligro al que los protas se tendrán que enfrentar. ''TerrorVision'' no es una película seria, en ningún momento por lo tanto se la puede considerar como tal, es más abunda en ella un descacharrante humor negro que además la dota de gran personalidad. De ella quiero destacar ese nostálgico y exagerado toque ochentero que inunda el film, con una estética muy en la onda del videoclip típico de la época, con colores muy chillones y looks muy kitsch (ojito a las pintas de la hija de la familia -Diane Franklin, vista en otras pelis como ''Amityville 2, la posesión'' o ''El último americano virgen''-). 
 
Un clon a medio camino entre Maila Nurmi (Vampira) y Cassandra Peterson (Elvira)

Pintacas ultra-ochenteras
Así mismo, a pesar de sus limitaciones técnicas, posee efectivos efectos especiales, en concreto el monstruo me parece que está cojonudamente realizado y posee ese encanto propio de la década a la que pertenece. Dirige Ted Nicolaou, futuro encargado de hacer ese original film de vampiros rodado en Rumanía ''Subspecies'', y desde mi punto de vista el film está muy bien trabajado visualmente, insisto teniendo en cuenta su catalogación de peli de serie B muy discreta. A destacar la presencia de ese personaje, la presentadora de televisión tenona, que es una especie de pseudo-copia/homenaje al de Maila ''Vampira'' Nurmi (de los años cincuenta) a la par de Cassandra ''Elvira'' Peterson (de los ochenta), de las cuales retoma tanto el look como la propia profesión, y la cual acaba teniendo un pegajoso y simpático final. En resumidas cuentas es una joyita de serie B ochentera que merece la pena visionar por todo admirador del cine fantástico, posee ese indudable encanto retro que convierte en entrañables este tipo de producciones tan simpáticas.

Un marciano coleguita

No hay comentarios:

Publicar un comentario