viernes, 7 de agosto de 2015

Cut and run (1985) de Ruggero Deodato


 
Los reporteros protagonistas (Lisa Blount y Leonard Mann)
La verdad es que me encantó esta cinta sobre aventuras sangrientas en el Amazonas. Ya había tenido contactos con la filmografía del cafre de Ruggero Deodato, de la cual la única película destacable es la admirada y odiada a partes iguales "Holocausto caníbal" y la verdad es que este film me sorprendió. Si es cierto que ya hasta por esa época el tema estaba bastante visto, pero creo que aquí Deodato hace una perfecta combinación de varios géneros (véase drama, intriga, terror y sobre todo acción) para ofrecernos una historia la mar de entretenida y bien hecha. Posee muchos factores positivos: una buena dirección, momentos de tensión muy conseguidos, una estupenda fotografía, una banda sonora que algunos odiarán por sonar demasiado ochentera pero que a mí me encanta y que realza el ritmo trepidante del film y una historia que engancha sin lugar a dudas y no deja instante para la respiración ni relajación. 

Michael Berryman no anda muy lejos de su rol de cabrón de ''Las colinas tienen ojos''

Un espectáculo dantesco se muestra ante los ojos de Karen Black
Como ya había hecho Deodato en "Holocausto..." nos vuelve a ofrecer la visión de dos mundos muy diferentes el civilizado y el no civilizado para demostrarnos de nuevo que los civilizados pueden ser más salvajes o tanto como los no civilizados. Se hace múltiples referencias al atroz hecho real del suicidio colectivo de Guyana, incitado por el neurótico sectario Jim Jones en 1978, al cual ya había hecho alusión Umberto Lenzi en un film sobre caníbales selváticos anterior, ''Comidos vivos''. Las actuaciones también son un punto a su favor. La película tiene un elenco de actores internacionales muy bueno, desde sus personajes principales: la guapa Lisa Blount (tristemente fallecida en 2010) y Leonard Mann que resultan la mar de convincentes, hasta otros secundarios como Karen Black, Richard Bright o Richard Lynch. El que me parece poco explotado y bastante dado de lado es Michael Berryman (célebre mutante en "Las colinas tienen ojos") que pensaba yo que iba a tener un papel más importante y de más peso y se queda en breves, aunque concisas, apariciones a lo largo de la película. En el apartado gore, la película desde luego no defrauda ni escasea. 

Que no falten las violaciones selváticas

Tiene escenas bastante fuertes y conseguidas, eso sí, debo decir que de este film existen dos versiones diferentes, una que se filmó más edulcorada y suavizada, de cara a ser distribuida por Estados Unidos (ésta fue además la que se distribuyó en España, yo la tuve en Beta), y otra, íntegra y sin cortes que es la que tiene material sangriento por doquier. En resumidas se ve el interés puesto en este trabajo, a pesar de sus limitaciones presupuestatias, para que el coctail de géneros y subgéneros resultase algo digno de ver y de disfrutar.

Captura de la versión con cortes (calidad Beta)
Captura de la versión íntegra
Captura de la versión censurada
Captura de la versión íntegra

*Como curiosidad; comentar que esta película en principio iba a ser un proyecto por el cual estaba interesado el mismísimo Wes Craven, abandonándolo para filmar su preciada joya ''Pesadilla en Elm Street'', recayendo al final la responsabilidad de dirigirlo en el experto en brutalidad (y no me refiero sólo a fílmica) Ruggero Deodato. Todo dicho, sin lugar a dudas una pequeña joya de culto ochentera de las que se miran con nostalgia al pasar los años. 

Abierto en canal

No hay comentarios:

Publicar un comentario