sábado, 14 de septiembre de 2013

La furia (1978) de Brian De Palma



Peter Sandza (Kirk Douglas) y su hijo Robin (Andrew Stevens)
''La furia'' fue un intento de Brian De Palma de repetir el gran éxito que había conseguido con "Carrie" dos años antes, de hecho tengo entendido que incluso se había planificado como una secuela de la propia "Carrie" (una auténtica obra maestra del terror). No es de extrañar que la protagonista de este film fuese la superviviente de "Carrie", Amy Irving y bueno puede que hubiese funcionado bastante bien esta propuesta, porque ahora es ella la que tiene poderes telequinéticos. No obstante, "La furia" aunque conserva a la misma actriz y contiene ciertas referencias a la anterior película de De Palma (por el tema de los poderes especiales de la chica) no guarda ninguna relación con ella. Obviamente no me parece tan buena como "Carrie", pero sí creo que es una muy buena película, por lo que veo bastante infravalorada y defenestrada injustamente. La película hace algo muy original y es que resulta una mezcla de géneros alucinante.

La joven Gillian (Amy Irving) haciendo una demostración de sus poderes
Por un lado tenemos un film con abundantes escenas de acción y tintes de las películas de espías tipo James Bond; Kirk Douglas es un ex agente de la CIA que tiene que encontrar a su hijo secuestrado por una mano negra del Gobierno, en su misión no faltarán abundantes persecuciones, tiros, explosiones, etc.

Peter Sandza se lía a tiros

Por otro lado tenemos un film con tintes de terror donde no falta alguna escenilla con un ligero toquecillo gore (sin ser muy bestia, eso sí), Amy Irving es una joven con poderes telepáticos que (al igual que Carrie) puede ser una peligrosa arma de destrucción si se cabrea. Es capaz no sólo de mover cosas con la mente sino también leer el pensamiento de las personas, hacer que éstas tengan extensas hemorragias incluso que se desangren y hasta hacerlas literalmente reventar en pedazos.

Gillian es capaz de hacerle mucha pupa al personal con sus poderes

Por otro lado nos encontramos con un film de intriga, con el hijo de Kirk Douglas, Robin (Andrew Stevens) secuestrado y el padre averiguando donde está e intentando salvarlo.

Robin Sandza se convierte en una poderosa arma destructiva

Aparte también aporta elementos fantásticos, puesto que dicho hijo de Kirk Douglas y la joven Amy Irving tienen los mismos poderes y pueden sentir a distancia lo que siente el otro, por ello la chica ayudará al desesperado padre a encontrar y rescatar al chico.

El malvado Childress (John Cassavetes) autor del secuestro de Robin

Mirada inquietante y mortal
En definitiva la película resulta una mezcla muy excitante de diversos elementos de géneros diferentes haciendo una ensalada, para mi gusto muy satisfactoria. Le añades que Brian De Palma es un maestro a la hora de dirigir y que te encontrarás secuencias genialmente planificadas y momentos buenísimos y muy destacables (véase sin ir más lejos la impactante y excelente escena final, que sin duda ha influenciado a David Cronenberg en su posterior y fantástico film "Scanners"). Sí que puede tener alguna lagunilla en el guión (sin duda debido a querer abarcar tanto en un solo film), pero esto tampoco jode sus gratas cualidades siendo aún así muy emocionante y entretenida, como no paran de suceder cosas la película engancha y tiene un ritmo bestial, por lo tanto me parece sinceramente otra genial película de este genial director, no tan buena como "Carrie", y aunque fue un éxito menor que ésta también en taquilla cumplió satisfactoriamente, costó 5 millones y sólo en Estados Unidos sacó 24 millones en cine. A destacar la magnífica banda sonora del mítico John Williams (creador de bandas sonoras tan populares como las de "Star Wars", "Superman" o "E.T.") y la aparición primeriza en pantalla de futuras caras más populares como por ejemplo la de Daryl Hannah (quien se haría famosa haciendo de sirena en la película "1, 2, 3, Splash" en 1984). 

Daryl Hannah (a la dcha.) hace de una de las compañeras de escuela de Gillian

En resumidas cuentas me parece una genial película que hace una mezcla dispar de géneros de manera muy satisfactoria, sin lugar a dudas es muy recomendable. Muy buena película.

Esta pobre tiene los minutos contados

*MI MOMENTO FAVORITO: aquél en el que la joven Gillian (Amy Irving) hace reventar literalmente en pedazos al malvado Childress (John Cassavetes). Una genial escena que fue la clara inspiración para otra enormemente popular de la película "Scanners" de David Cronenberg. 

Childress a punto de reventar

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada