lunes, 16 de septiembre de 2013

Rabia (1977) de David Cronenberg



Rose (Marilyn Chambers)
A mí me da la sensación al ver "Rabia" de que David Cronenberg no andaba muy sobrado de ideas y decidió rehacer en cierto sentido su ópera prima "Vinieron de dentro de...". Y es que este film me ha recordado mucho a su anterior película (y sin dudas de las mejores que ha hecho, a pesar de sus carencias). Aunque este "Rabia" no ha conseguido sobrecogerme tanto como la otra. Tal vez por su simpar similitud este film me parece inferior al otro. Aunque desde luego tiene ciertos aspectos que la hacen bastante rescatable, sobre todo porque Cronenberg empezó a matizar su estilo a la hora de enfocar sus films fantásticos. 

Rose desarrolla un tentáculo chupa-sangre bajo su axila

El Dr. Keloid (Howard Ryshpan) responsable de la operación de Rose
La historia nos cuenta como una joven pareja sufre un accidente de moto. La chica, Rose (interpretada por la actriz porno Marilyn Chambers), es sometida a una operación que le salvará la vida por los pelos. No obstante la intervención quirúrgica tendrá alarmantes efectos secundarios. Resulta que la chica desarrolla una especie de tentáculo viscoso, que le asoma por debajo de una axila, a través del cual extrae sangre a las víctimas que irá atacando, debido a que esa necesidad de sangre se convierte en vital para su supervivencia. Esto no es lo peor, ya que después de ser atacadas por ella, sus víctimas se convierten en seres rabiosos incontrolables (una especie de zombies, antecedentes claros a los de "28 días después") que irán pasando por el resto de la ciudad la enfermedad como si fuese una plaga. Llegará un momento en que la situación se haga crítica.  
 
La epidemia de rabia empieza a extenderse

Los rabiosos son incontrolables
Si he comentado antes que Cronenberg matizó su estilo, fue porque si en "Vinieron de dentro de..." ya nos mostró como el inicio de un mal mortal para la humanidad, era una intervención médica, en "Rabia" vuelve a repetir el mismo esquema, lo cual se convertiría en marca identificativa de su cine, la ciencia y la cirugía como inicio de un mal malévolo que afectará de manera cruel a la humanidad, de hecho inauguró un estilo que se llegó a denominar como "terror quirúrgico", apoyado en esta premisa en la que la ciencia y la medicina son los potenciadores de la creación de monstruos mutados o aberraciones varias. La película tiene ciertos momentos de brillatez, algunas buenas escenas y efectos la verdad bastante conseguidos teniendo en cuenta su presupuesto y su año de realización. No obstante, he de reconocer que se me hizo por momentos algo aburrida. Hay algo que no me cuadra en la película y no sé explicarlo, tiene un buen argumento, sirvió para seguir cultivando su estilo, pero en mi opinión se conformó con repetir los clichés con los que impresionó en su ópera prima, quedándose un poco a medio gas. Sinceramente es una película que me gustó, pero que no me fascinó, me dejó por momentos frío. En resumidas cuentas podría decir que no me llamó especialmente la atención, como sí que hizo, como ya he dicho, "Vinieron de dentro de..." por ejemplo.

Rose se siente fatal si no ingiere sangre
 
Orificio tras el que se oculta el tentáculo mortal
También puede ser porque este film no se moja tanto como el otro a la hora de mostrar la violencia, lo grotesco, es más contenido y algo más descafeinado, más contenido, Cronenberg volvería a traspasar los límites de la perversión en posteriores films, que acabarían convirtiéndose en magníficos clásicos del cine fantástico. No sabría explicar muy bien mis sensaciones ante este film y creo que ahí se encuentra el problema, que me dejó ciertamente indiferente. No obstante es una rareza curiosa y contiene aspectos que la hacen destacar de otros subproductos de calidad técnica similar, aunque también digo sinceramente que si no llega a haber sido realizada por Cronenberg, posiblemente no gozaría de la catalogación de film de culto de la que hoy goza y seguramente sería bastante más desconocida. Es una película interesante a ratos. La recomiendo para fans de David Cronenberg y de frikadas por el estilo de la década.

Una de las desgraciadas víctimas de Rose

*MI MOMENTO FAVORITO: el actor Joe Silver ya había colaborado con Cronenberg en su anterior film "Vinieron de dentro de...". Su personaje es ese film no había tenido un final para nada agradable y en "Rabia" tampoco corrió esa suerte. En este momento señalado, el personaje de éste, Murray Cypher, sufre el ataque de su mujer, que por supuesto, ha sido contagiada por la rabia asesina que se está extendiendo por toda la ciudad. 

Esto sí es una bronca de la parienta

2 comentarios:

  1. Hay otro error, una de las fotos no es correcta. La de : "Una de las víctimas de Rose".
    Por que es la propia Rose que aparece al final de la película encerrada en ese congelador muerta.

    ResponderEliminar
  2. No amigo, no es un error, esa foto es de una chica que Rose mata en el jacuzzi, vuelve a verte la película y verás que es así...

    ResponderEliminar