domingo, 8 de septiembre de 2013

Pesadilla en Elm Street 4, el maestro de los sueños (1988) de Renny Harlin



''1, 2, Freddy viene por ti...''
Bueno, Freddy volvió por cuarta vez y eso para los fans era, allá por 1988, una excelente noticia. Tengo un lejanísimo recuerdo de haber visto escenas sueltas de esta película en la televisión siendo yo un auténtico criajo, creo que fue incluso antes de que se emitiese el programa "Alucine" en La2. Este programa se emitió alrededor de los años 1996 y 1998, por lo tanto yo tenía entre 8 y 10 años cuando vi en aquellos momentos maravillosas películas de terror, muchas veces a escondidas. Pero, la vez que yo vi esta película fue incluso antes, por mis lejanos recuerdos yo debía de tener unos 5 ó 6 años cuando me topé esta peli siendo emitida por lo que posiblemente fuese en el programa todavía más viejo "Noche de lobos" que emitieron en Antena3 entre 1992 ó 1994 más o menos. Esto lo he dicho porque obviamente en aquel momento al ver ciertas escenas me dejaron helado, debido lógicamente a la edad que tenía, se me quedaron literalmente grabados algunos fragmentos de este film, cuyas sensaciones todavía recuerdo hoy en día casi veinte años después. Si he dicho esto es porque a pesar de que esta cuarta parte me parece ciertamente inferior a las magníficas primera y tercera partes, le tengo un cariño inmenso por ese recuerdo tan particular y aterrador de la infancia, así que no tengo más remedio que decir que me encanta y en mi opinión sigue siendo toda una dignísima continuación de la saga del asesino de las cuchillas. 

''¿Qué tal este sueño húmedo?''

Tuesday Knight sustituyó a
Patricia Arquette como Kristen Parker
Si  digo que es algo inferior es porque si nos centramos en el argumento en sí descubrimos que poco nuevo aporta, la tercera había cerrado la historia así que comprobamos que esta cuarta es un mero vehículo para estirar el chicle. Puede comprobarse esto en el modo que nos muestran de cómo resucita Freddy que mata por completo la labor desempeñada por los personajes en la anterior parte para destruirlo. En pocas palabras no nos explican ni remotamente de forma coherente cómo Freddy regresa para seguir matando jóvenes en Elm Street. No obstante, pasando por alto este detalle nos queda por delante casi una hora y media de buen entretenimiento. Se puede observar que en cuanto a calidad técnica se refiere, la cosa mejora incluso, me atrevería a señalar que visualmente es la más impresionante de la saga. 

Nuevas víctimas para Freddy

Una pizza de almas
Las escenas oníricas están curradísimas y siguen siendo frescas y originales, lo que es un gran aporte y un excelente acierto, puesto que demostraron que a pesar de ser el cuarto capítulo todavía les quedaban buenas ideas en el cerebro a sus realizadores y ganas y empeño para lograr reflejarlo en pantalla. Así mismo las muertes son increíbles, presenta efectos especiales verdaderamente prodigiosos (sobre todo en su gran final), algunos incluso bastante desagradables y con toques gore. Hay que decir también que ahora ya Freddy es el absoluto protagonista, es la estrella y se nota en que su número de apariciones aumenta, es más divertido, pierde una gran parte de elemento aterrador para convertirse en algo así como un artista de vodevil que se exhibe para el deleite de sus fans. 

Debbie (Brooke Theiss) tendrá una grotesca muerte

Alice Johnson (Lisa Wilcox) la nueva rival de Freddy
Era entendible en cierto sentido, el personaje se había convertido en un instrumento comercial, merchandising suyo era demandado hasta por los niños más pequeños y de golpe y porrazo se había convertido en un instrumento de consumo más que en una criatura que evocaba terror que era para lo que había sido concebido. Fuera como fuese, lo que no se puede negar es que el personaje continuaba gozando de gran expectación por parte del público y esta cuarta parte con un presupuesto de 7 millones de dólares recaudó casi 50 millones sólo en Estados Unidos, vamos que lejos de cansar a los espectadores, éstos parecían seguir pidiendo más. Y sus peticiones fueron escuchadas. En mi sincera opinión ésta debería haber sido la última entrega, pero como la taquilla manda siguieron haciendo filmes de Freddy, a partir de entonces de una menor calidad presenciable los cuales, lógicamente, contribuyeron a rebajar la seriedad del personaje y limitándolo a rozar el ridículo más absoluto.

''Llevo guardando mi puerta durante mucho tiempo, zorra''

*Como curiosidad: hace un cameo la scream queen Linnea Quigley, haciendo de una de las almas atrapadas en el pecho de Freddy. Y, ¡cómo no!, hasta en los segundos que sale aporta su inevitable top less.

El busto de Linnea Quigley

*MI MOMENTO FAVORITO: si existe una escena que se me quedó grabada en la memoria esa vez que la vi de niño y que me sigue pareciendo verdaderamente espectacular a día de hoy, es la propia muerte de Freddy al final de la película. Freddy verá como las almas atrapadas en su pecho, de aquéllos a los que ha matado, salen de él haciéndolo literalmente polvo. Los efectos especiales no pueden ser más impresionantes, de verdad.

Freddy asediado por las almas de aquéllos a los que ha matado

No hay comentarios:

Publicar un comentario