domingo, 16 de noviembre de 2014

Aullidos 2 (Stirba, la mujer lobo) (1985) de Philippe Mora



Nunca entenderé qué hace Christopher Lee en un film como éste
En el amplio mundillo de las secuelas cinematográficas, se han llegado a ver tres casos distintos. Uno (el menos habitual, aunque sí que existe algún que otro ejemplo), que la secuela supere a su antecesora y resulte un espectáculo mucho más ameno y fascinante que ésta (se me vienen a la cabeza por ejemplo, "Mad Max 2", "Aliens, el regreso" o "Muñeco diabólico 2", la cuales creo que representan esta afirmación claramente); dos, que la secuela no esté a la altura de la original (que suele ser lo má común), pero que como tal no resulte un mal film y que dentro de lo que cabe, sea tolerante, o tres (el caso que nos ocupa), que la secuela sea un auténtico insulto para la primera parte, que sea un mojón bastardo para simplemente, aprovecharse del buen nombre de su antecesora. Y eso es precisamente "Aullidos 2", una mierda como un campanario, un lamentable producto de serie Z realizado sin ningún atisbo de talento, con el mero objetivo de aprovecharse de la fama de ese gran clásico que es y será "Aullidos" de Joe Dante, film estandarte dentro del amplio panorama cinematográfico que ha tratado el tema de los hombres lobo. 

Stirba (Sybil Danning), la cachonda mujer lobo de Transilvania

Una orgía lobuna
Lo que me sigue pareciendo inaudito es el cómo es posible que un actorazo como Christopher Lee, haya acabado participando en un pastel semejante. Ni tan siquiera su ilustre presencia salva a este engendro de la quema. Lee es un investigador de lo oculto, que se embarca, con ayuda de una pareja es una delirante y absurda misión. Se trasladan a Transilvania, para intentar acabar con su hermana, Stirba (el icono de la serie B, Sybil Danning, ¡y sus dos prominentes pechotes!), una mujer lobo que desde su castillo en la tan siniestra región, lidera un ejército de licántropos que pretenden gobernar el mundo. Lo más hilarante no es ya que el film sea un insulto desde su punto de vista visual y estético (está penosamente filmado y presenta una realización cutre no, lo siguiente), sino que encima hasta su argumento es un elogio a la estupidez. Resulta que los hombres lobo ahora tienen poderes mentales y hasta lanzan rayos y mierdas semejantes, capaces de hacer reventar cabezas (sí, a lo "Scanners") y subnormalidades de este estilo, que no pegan ni con cola. 

Dejando salir la bestia interna

Lo más triste es comprobar que si bien, su antecesora fue toda una pionera en el terreno de los maquillajes y efectos especiales, con unos trabajos en las transformaciones y los diseños de los hombres lobo absolutamente increíbles y fascinantes, en esta secuela no hay ni rastro de ello. Los pocos efectillos que se muestran son muy de andar por casa, e hiper mega cutres y los diseños de los lobos son, poco menos que despreciables y lamentables. En resumidas cuentas, estamos ante una de las secuelas más deplorables y repelentes que hayan tenido la desgracia de ser concebidas en la Historia del Cine, "Aullidos 2" es de esos bodrios tan esperpénticos que nos hubiesen hecho un favor si se hubiesen quedado para siempre enterrados en una fría y húmeda sala de montaje.

La cabeza a punto de estallar, ¡literalmente!

No hay comentarios:

Publicar un comentario