domingo, 9 de noviembre de 2014

Sheitan (2006) de Kim Chapiron



El insoportable e irritante Vincent Cassel
La verdad es que no sé bien cómo clasificar esta película. Bueno mejor pensado sí, es una mierda, es un repelento montón infecto de basura, una porquería y todo calificativo que os pueda venir a la cabeza que sea sinónimo de inmundicia y mal gusto, le viene que ni pintado como descripción a esta gran castaña. Me dejé guiar por una serie de críticas que llegué a leer, que apuntaban que "Sheitan" era una buena película de terror un tanto extremo y enfermizo, como muchas otras que han venido de Francia (véase "Alta tensión", "Instinto siniestro",...), y piqué. El resultado; el desperdiciado de manera irremediable de una hora y media de mi vida. Una hora y media infumable. Creo que haría un buen pack junto con "Funny Games", para una doble sesión de lo que podíamos llamar muy acertadamente basura cinéfila. 

Un traguito directo de la tetita

¿A alguien le puede seguir quedando ganas de ver esta puta mierda?
La película, por llamarla de alguna manera, no vale absolutamente para nada. Es un tontón. Aburridísima. Mala, pero mala en extremo. Un grupo de jovencitos gilipollas llegan hasta una apartada granja, donde son atendidos por un pastor la mar de excéntrico (insoportable e irritante Vincent Cassel) y de ahí en adelante, sólo queda tedio. No existe trama, no hay historia, no hay ni un ápice de coherencia ni de sentido común en "Sheitan". He leído comentarios por ahí, de algún listillo, que apuntaban que es una crítica de no sé qué del mundo rural y mierdas de ésas. Sinceramente no sé dónde habrán visto crítica en este insufrible bodrio, porque no hay nada interesante que se pueda rescatar en él. Bueno, que no me pienso molestar en continuar hablando de esta grandísima mierda. Por supuesto no se la recomiendo ni a mi peor enemigo. Gracias a Dios, que ya está condenada justamente al olvido y que es bastante difícil de localizar.

¡Menuda guarrada!

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada