sábado, 22 de noviembre de 2014

El visitante (1979) de Peter Weir



La prota (Judy Morris)
Otro claro ejemplo de que el nombre del realizador abarca más que la propia película en cuestión y le atribuye un estatus elevado, totalmente inmerecido. Prueba de ello es la cantidad de aceptables críticas que muchos usuarios le han dedicado en "sofisticadas" páginas de expertos degustadores de cine. La película es uno de esos mojones totalmente innecesarios. Sólo se puede destacar de ella, el detalles de que es muy corta (dura excasos 76 minutos). "El visitante" (su traducción literal debería ser "El fontanero") es mala, pero mala, mala, mala. Tiene un argumento más estúpido que un capítulo de "Ana y los 7" y cuena con un porrón de situaciones de lo más absurdas. No sé si lo estoy flipando pero he leido por ahí que ha habido alguien que ha calificado a esto, como una película de terror, ¿cómo puede ser esto?, ¿dónde demonios está el terror? Ni siquiera llega a ser un thriller, ¿dónde está la tensión, la emoción?, ¿dónde hay algo que la haga como mínimo un film interesante? Por favor, en la película no pasa nada pero nada de nada, como resultado tiras al retrete una hora y cuarto de tu vida. Como ya señalé, la película es un mojón totalmente innecesario, prescindible y aburrido hasta el extremo.

El fontanero (Ivor Kants)

El fontanero está como una puta cabra
Pero aquí llegamos a la cuestión que siempre digo, su director es Peter Weir, director que posteriormente ha conseguido un gran renombre con títulos como "Único testigo", "El club de los poetas muertos", "El show de Truman" o "Master and Commander", así que sin más ni más, por ahí la peña ya apunta que cada obra suya es muy aceptable y que mola cantiduvi. Vamos a ver la película es una mierda, dirigida por Peter Weir sí, pero una mierda al fin al cabo, todos los directores por muy buenos que sean (que Peter Weir, en mi opinión, lo es) tienen en su carrera algún film que no llega a rozar ni el aprobado, y aquí está esa cagada de este director. "El visitante" no es interesante ni para merecerse el atributo de "cagada", ni tan siquiera llega a eso. Seamos francos si esta misma película (la misma) hubiese estado firmada por un Wes Craven (al que se le tiene la mar de estigmatizado), por ejemplo, ahora mismo cosecharía un aluvión de críticas poniéndola a parir, pero claro la dirige Peter Weir (o Tarantino por poner otro ejemplo de realizador encumbrado) y ya mola mucho y es muy cool. En fin hasta aquí todo lo que tenía que decir de esta basura fílmica, una película que no me extrañaría que Peter Weir hubiese intentado borrar de su filmografía.
 
Pasa el tiempo y sólo veremos al fontanero haciendo el gilipollas todo el rato

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada