miércoles, 26 de noviembre de 2014

Los caballeros las prefieren rubias (1953) de Howard Hawks



Las dos protas Lorelei (Marilyn Monroe) y Dorothy
(Jane Russell) en uno de sus shows bailongos
Aquí tenemos un film icónico, una de las comedias musicales más representativas y famosas de los años cincuenta y, me atrevería a decir también, todo un estandarte del Séptimo Arte. A ver, debo decir que para mí esta película está bastante sobrevalorada, aunque es verdad que, no soy precisamente un devoto fan del género al que pertenece y por lo tanto, eso me hace juzgarla con ojos un tanto recelosos. Lo que sí me parece justo reconocer es que, en primer lugar, su director, Howard Hawks, demostró ser la mar de polifacético (igual te hacía un thriller, una peli de gangsters, una comedia romántica o un western; al tío se le daba genial variar de género) y dos, la característica principal del film, que sirvió como catapulta a lo más alto del estrellato a ese icono rubio llamado Marilyn Monroe. Y es que, no nos engañemos, el 90% de este film es Marilyn Monroe. Puede que ella no sea la mejor actriz que conforma el reparto, (de hecho considero que su compañera Jane Russell es más versatil), puede que no fuese la que mejor bailase, o incluso que por momentos resultase un tanto artificial (Marilyn nunca destacó por tomarse muy en serio así misma, ni su vertiente profesional), pero no cabe dudas, Marilyn sale y parece que todos los focos la apuntan a ella (a veces hasta parece que brilla con luz propia). 

Lorelei es la mar de ambiciosa e interesada

Un número musical la mar de surrealista
No me extraña que el público cayese rendido a sus pies, porque desde luego tenía un carisma irresistible y atrapante. Y así pues, la chica demostró esa garra tan especial, en todo su apogeo en este film, que como ya he dicho antes, la convirtió en algo más que en la simple actriz de moda del momento, la consagró como un elemento de magnetismo que se ha intensificado con los años. "Los caballeros las prefieren rubias" se centra en la historia de dos chicas, ambas cantantes, Lorelei (Marilyn Monroe) y Dorothy (Jane Russell), ambas la mar de distintas, aunque eternas amigas. Dorothy es sensata, inteligente y romántica; Lorelei es todo lo contrario, es ambiciosa, interesada y muy coqueta. Ambas buscan encontrar su destino al lado de un hombre, pero claro, no con el mismo objetivo, mientras Dorothy busca el verdadero amor, a Lorelei le mueve más el tamaño de la cuenta corriente de su conquista. Las dos se verán envueltas en una serie de divertidos y enrevesados desencuentros a bordo de un crucero que viaja desde Nueva York hasta París, en las que oportunidades de cumplir sus sueños, no les faltarán. 

La pobre Lorelei está en un pequeño aprieto

¿Está Dorothy enfrente del amor que tanto busca?
Bueno, como ya señalé con anterioridad, considero que "Los caballeros las prefieren rubias" está un tanto sobrevalorada. Es más, estoy convencido de que si no fuese por la peculiaridad de que está ligada a los magnos nombres de Howard Hawks, y sobre todo al de Marilyn, y a unos cuantos momentos que gracias a ella, han pasado a la posterioridad, por lo representativos que se han convertido, el film no conservaría esa admiración que ha ido intensificando con el pasar de lo años. No obstante, no se puede negar; la peli es fresca, ágil y muy divertida, por lo cual no me extraña que a cualquiera le pueda servir como una distracción la mar de amena; además posee unos cuantos número musicales sensacionales; en especial el más famoso de todos -que además ha sido imitado hasta la saciedad (recordemos a Madonna con su "Material girl")- y el cual destaco en mi momento favorito. En resumidas cuentas es un clásico muy característico de su época y uno de esas pelis con la que todo adorador acérrimo de Marilyn Monroe, se deleitará a gusto, pues la chica da muestras de su magnético e inolvidable carisma, ése que tan merecidamente la convirtió en una leyenda.

Dorothy imita a Lorelei

*MI MOMENTO FAVORITO: ese mitiquísimo número musical que se marca Marilyn cantando "Diamonds are the girls' best friends''.

''¡Qué mona va esta chica siempre!''

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada