viernes, 21 de noviembre de 2014

Chaos (2005) de David DeFalco



Aquí podemos ver al hijo de Sylvester Stallone,
Sage Stallone R.I.P. (1976 - 2012)
Voy a empezar diciendo (recalcando más bien) que adoro la película "La última casa a la izquierda" de Wes Craven de 1972. Me parece un gran clásico, muy innovador para su época, muy fuerte, desolador y brutal. Por la mezcla de una serie de factores, que el genial Wes Craven supo combinar, el resultado fue un film emblemático a pesar de sus errores. A sabiendas que se estaba preparando un remake (estrenado en 2009), me topé por casualidad con este sub-producto (y digo sub, porque me parece que ha sido realizado por subnormales), que se apuntaba como una versión más bestia que "La última casa a la izquierda". Obviamente tenía que verlo, la curiosidad me picaba demasiado, así que la visioné con muchas ganas. Ciertamente la historia arranca como el film de Craven y el desarrollo va siendo prácticamente idéntico a ésta. La película es bastante fuerte, bastante brutal y bastante bestia, algo en cierto sentido admirable por echarle huevos y no cortarse ni ser remilgado haciendo una película de esta categoría. 

Los dos pobres chicas secuestradas...

...violadas, torturadas y asesinadas
Pero llega el tramo final y aquí es donde se separa de la maravillosa obra de Wes Craven. El gran valor de "La última casa a la izquierda" provenía del contraste de violencia que la gente "normal" podía ejercer contra la gente "criminal" llegado a cierto punto. Pues bueno, en esta basura no se ve eso y el final se convierte en un despropósito ridículo e infame. No me voy a molestar en desentrañarlo porque gracias a Dios este mojón es muy desconocido y está muy obsoleto, siendo casi imposible de localizar y visionar por públicos masivos. Tampoco me voy a molestar en despotricar contra esta mierda con los adjetivos descalificativos que se merece porque me llevaría muchísimo tiempo, así que creo que con reiterar que es una mierda, pero una gran mierda con mayúsculas, ya hago un buen resumen que le hace hasta justicia tratándose del gran despropósito e insulto a la cinematografía que supone el que esta carroña inmunda haya sido filmada. Por supuesto compararla con "La última casa a la izquierda" (tanto a la original como al más que aceptable remake posterior) es como comparar un suculento manjar con un excremento aplastado en una acera cualquiera.

Parece que va a haber venganza... pero no...

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada