domingo, 30 de noviembre de 2014

City on fire (1987) de Ringo Lam



El detective Ko Chow (Chow Yun-Fat)
Incondicionales devotos y admiradores de Tarantino, en este comentario con casi toda seguridad desvelaré una cosita que muchos desconoceríais. En muchos sitios me he cansado de leer múltiples reseñas alabando el trabajo complejo que supuso elaborar el guión de la ópera prima del señor Tarantino, "Reservoir dogs", y la destreza del director de componer un film soberbio y magistral y bla bla bla; todas las hostias que le quieran atribuir los lameculos de los críticos. Eso sí, en ningún sitio (pero en ninguno), he visto que nadie señale (no sé si por desconocimiento o por ensombrecimiento, para no delatar a tan devoto plagiador) que "Reservoir dogs" es una copia, calcada, pero calcada del film oriental que nos ocupa. "City on fire" nos cuenta como un policía encubierto (Chow Yun-Fat) se infiltra en una banda de ladrones, los cuales planean un atraco multitudinario a una joyería. Bien, la premisa exacta que usurpó posteriormente Tarantino para cubrirse de gloria y recibir los aplausos de la crítica y el público, los cuales no detectaron su lamentable labor parasitaria.
 
Ko Chow haciendo el gilipollas con su repelente novia (¡qué aburrimiento!)

Ko Chow es reclutado para una misión arriesgada
Y es que Tarantino no sólo se molestó en calcar la historia a raja tabla, también se encargó de copiar planos, secuencias y todo lo referido al lenguaje visual utilizado aquí por el realizador Ringo Lam. La consecuencia, ya se sabe, a Tarantino lo coronaron como un director de culto y a "Reservoir dogs" como una obra maestra, ¡tóquense ustedes los cojones!, ¿cuál fue el mérito de Tarantino?, verse este film y copiarlo, nada de inspirarse en él, de eso nada, llamemos las cosas por su nombre, Tarantino lo plagió descaradísimamente, si es que no hay más que ver ambas películas y sacar comparaciones. ¡Es bastante vergonzoso! Vergonzoso lo digo en el sentido de que, vale, el cine está lleno de intertextualidad, muchos autores se basan en otros para tomarlos como maestros y mentores, pero es que lo de Tarantino no tiene nombre, este señor se ha lucrado de la labor de otros para hacerse sus películas e insisto, me parece lamentable que se le eleve a la talla de gran genio creador, cuando merecidamente se ha ganado a pulso el apelativo de "parásito". Bueno, dicho esto, en lo referido a la película debo decir que personalmente me parece una pachanga tremebunda.
 
Pre-Reservoir dogs

Aquí todo el mundo va a liarse a tiros
Los pocos que la conozcan, seguramente deban su propio conocimiento sobre su existencia a poseer la coletilla de haber sido el film "inspirador" (ejem) de "Reservoir dogs" (algo de tajada está bien que saque del renombre del tipo que la usurpó, creo que es justo), y aún así tampoco es que sea muy popular. La película gana puntos en lo referido a sus escenas de acción, las cuales están muy bien coreografiadas y excelentemente rodadas (muchas, también han sido víctimas del saber hacer plagiador de Tarantino, el cual se agenció como propias múltiples escenas que posteriormente calcó en su ópera prima), tienen ritmo y no escatiman en violencia. La pena es que, exceptuando momentos puntuales, la película es un puñetero rollo. La historia del romance del policía es una puta mierda, el suspense es bastante nulo y no hablemos de la labor actoral, nefasta, muy pobre, paupérrima. A mí, la verdad es que me aburrió bastante, porque la acción va a trompicones, la peli empieza fuerte y directa, con una escena de robo muy potente y luego hasta muy cercano el final, no recupera esa vivacidad. Haciendo balance, no puedo decir que me fuese precisamente santo de mi devoción, simplemente me parece una pieza curiosa de visionar, sobre todo para descubrir las auténticas y genuínas fuentes del cara dura de Tarantino, pero poco más, desde luego no sería un film al que le dedicaría gustosamente un nuevo visionado.

¡Qué mal momento está pasando el pobre poli!

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada