martes, 18 de noviembre de 2014

La vida de Emile Zola (1937) de William Dieterle



Emile Zola (Paul Muni)
Interesante película basada en la vida del escritor Emile Zola y todo un ejercicio que muestra las injusticias humanas, con bastante grafismo. Película de argumento firme, que se hace algo lenta por momentos, pero que no te desvincula de la trama. El film hace hincapié de manera especial en la vinculación que el propio Emile Zola tuvo con el conmocionante caso Dreyfus, que puso en jaque al ejército francés, a finales del siglo XIX. Este caso real tuvo telita y Zola fue un elemento clave en su resolución, como es extenso de explicar debido a su complejidad, quien tenga curiosidad en saber algo más acerca del suceso, puede PINCHAR AQUÍ, la información está bastante detallada y concretada, lo cual puede servir de gran apoyo para comprender más detalles del propio argumento de la película. 

Emile Zola siendo pintado por Cezanne (Vladimir Sokoloff)

Volviendo con la película, decir que posee interpretaciones magníficas, resaltando al sensacional Paul Muni (que me parece uno uno de los mejores intérpretes de aquella época gloriosa de Hollywood) en el papel de Emile Zola y respaldado por excelentes secundarios como Joseph Schildkraut (interpretando el papel más sufrido, el del torturado y sufridor capitán Dreyfus -el cual dio nombre al triste caso al que anteriormente hice alusión-, premiado con el Oscar al mejor actor secundario, merecidísimo), Gale Sondergaard (¡vaya cara tan siniestra que tenía esta mujer!) o Donald Crisp (antes de ganar el Oscar por la mítica "¡Qué verde era mi valle!"). 

El pobre y sufridos capitán Alfred Dreyfus (Joseph
Schildkraut, ganador del Oscar al mejor actor secundario)

La mujer de Dreyfus (la siniestra Gale Sondergaard)
El film ganó además el Oscar a la mejor película, hecho que no ha impedido que haya caído en un ciertamente injusto olvido, ya que hoy en día es difícil de encontrar, de hecho en España ni tan siquiera llegó a estrenarse, claramente durante la dictadura franquista se le pusieron infinitas pegas que impidieron que atravesase nuestras fronteras, aunque desgraciadamente en años posteriores, incluso hasta hoy en día, ni tan siquiera ha conocido distribución oficial (si obivamos la vía Internet, para que luego protesten contra las descargas, sino fuese por esa opción, ¿cuántas buenas pelis nos habríamos estado perdiendo?, ¡madre mía!).  Y creo que "La vida de Emile Zola" es un film que merece la pena rescatar y visionar, más allá que por la mera curiosidad de verse los films premiados con el premio dorado (que sinceramente es la cuestión, por la que me empeñé en encontrarla y verla). No es magistral, pero sí bastante buena.

Emile Zola dando testimonio

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada