jueves, 6 de noviembre de 2014

La zona muerta (1983) de David Cronenberg



El prota, Johnny Smith (soberbio Christopher Walken)
En los ochenta, el nombre de Stephen King era sinónimo de éxito comercial. El escritor se había convertido en uno de los más grandes iconos del terror y directores de prestigio se afilaban las uñas para llevar a cabo una nueva adaptación de otro de sus trabajos literarios. Ahora le tocó el turno a una de las novelas de mayor prestigio de King, "La zona muerta" y el director que llevó a cabo el proyecto era el peso pesado del cine fantástico, David Cronenberg. El cine de Cronenberg destacaba por ser un tanto insano, enfermizo, visceral, así que quizás aquel adorador del estilo de este realizador pueda verse un tanto decepcionado con este trabajo y es que "La zona muerta" es la peli menos personal de Cronenberg, la más comedida e incluso podíamos decir, la más digerible por el gran público. Se nota pues que pesaba eso de hacer una adaptación fiel a novela y por lo tanto a Cronenberg, o bien le cortaron las alas a la hora de permitirse licencias propias, o bien el director acató la labor profesional de hacer un film que respetase sin medias tintas, el texto original. Fuera como fuera, hay que decir que "La zona muerta" quedó la mar de bien. Estamos ante un gran clásico, que más que aterrador, divaga más entre el dramatismo y el thriller psicológico, con sus pertinentes toques fantásticos. 

Johnny con su novia Sarah (Brooke Adams)

Estudiando los poderes de Johnny
Nos cuenta la desgraciada historia de Johnny Smith (brillante Christopher Walken), un profesor que mantiene un envidable grado de estabilidad en su vida, tiene un trabajo que le satisface y está a punto de casarse con su novia (Brooke Adams, recordada por el film "La invasión de los ultracuerpos"), que le adora. Pero el destino es cruel con él, pues una noche sufre un desgraciado accidente que lo dejará cinco años en coma. Cuando despierta, Johnny no sólo notará lo mucho que han cambiado las cosas a su alrededor el tiempo que ha permanecido fuera de circulación, sino que para más inri, posee poderes extrasensoriales, que le permiten adivinar el futuro de toda persona a la que toque, lo cual le hará ser testigo de diversas tragedias. La cuestión es que, también estará en su mano, la posibilidad de modificar el destino de dichas personas, lo cual es una responsabilidad excesivamente comprometida, sobre todo cuando en sus manos prácticamente, acabe recayendo la responsabilidad de evitar una horrible tragedia a nivel mundial. 

Johnny teniendo una espeluznante visión

Johnny utilizará sus poderes para ayudar a la policía
"La zona muerta" es un film muy destacable en múltiples aspectos. El primero en lo referido a la elaboración técnica, con una atmósfera opresiva y malrrollera (característica de su autor) que consigue mantenerte en vilo de principio a fin. El segundo, la elección del reparto es magnífica; es justo resaltar la labor de un Christopher Walken excepcional (en mi opinión merecedor de un Oscar) que construye un retrato de un protagonista sufridor, retraído, marginal e incomprendido fabuloso. A la par, también podemos ver múltiples rostros la mar de conocidos en el film, como el veterano Herbert Lom, Tom Skerrit (visto en "Alien, el 8º pasajero" o "Top Gun") o Martin Sheen. La historia, por otro lado, está perfectamente construída a raíz de la novela, suponiendo una correctísima adaptación del libreto, del cual mantiene su intriga y su tensión, incluso su dramatismo (porque el film no deja de ser un dramón en resumidas cuentas, predominando el retrato de la concepción de un personaje torturado y repudiado por la sociedad, por encima de todos los elementos sobrenaturales de la trama). 

Probablemente la escena más sórdida del film

En resumidas cuentas, el film resulta la mar de estimable, es atrapante y está impecablemente filmado e interpretado, instaurándose con justicia como otro gran clásico de los ochenta, un período verdaderamente prodigioso para el género fantástico y de terror, reflejado a través del trabajo de talentosos realizadores (de lo cual, hoy escasea bastante). El film contó con suficiente éxito, hasta tal punto que incluso se llegó a hacer un serie de televisión en 2002, la cual tuvo bastante apogeo y fue bien recibida por el público.

Johnny descubre que el senador Stillson (Martin Sheen) no es trigo limpio

*MI MOMENTO FAVORITO: ése en el que Johnny (Christopher Walken) se verá obligado a atentar contra el senador Stillson (Martin Sheen) para evitar una gran desgracia a nivel mundial. 

Se avecina un momento apoteósico...

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada