martes, 7 de abril de 2015

La noche de los lápices (1986) de Héctor Olivera


 
Los auténticos chicos, desgraciadamente protagonistas
de la auténtica e infernal noche de los lápices
¡Una película extremadamente dura!, ¡un auténtico puñetazo en el estómago, algo que difícilmente no conmoverá a todo aquél que la vea (y que tenga corazón, claro)! ''La noche de los lápices'' retrata un aterrador y dramático (como la vida misma) caso real ocurrido en Argentina en 1976. Precisamente por el hecho de ser lo más fiel y veraz posible a los hechos acontecidos, la película resulta más devastadora y cruda. El film se desarrolla, como ya he dicho, en 1976 en Argentina, en un período en el que el país fue sumiso de una horrenda dictadura militar que (como todas las dictaduras) trajo consigo testimonios atroces como los que representa esta película. Un grupo de jóvenes estudiantes (de aproximadamente unos 15, 16 y 17 años) fueron secuestrados por simpatizantes del nuevo gobierno, retenidos contra su voluntad en una prisión clandestina y sometidos a todo tipo de infames torturas, ¿su crimen?, haberse manifestado contra la propia dictadura y reclamar algo que debería de ser innegable a todo ser humano, la libertad. 

Los chicos en la película

Un jovencito Leonardo Sbaraglia
A lo largo del film iremos viendo, sin miramientos, la agonía vivida por los pobres chavales que, sin embargo, van sobrepasando el calvario con filosofía y valor. Este film está basado en el testimonio de Pablo Díaz, uno de los pocos supervivientes del trágico suceso, la mayoría de sus compañeros (que fueron secuestrados junto a él) a día de hoy siguen estando oficialmente desaparecidos (una forma suavizada de decir que fueron asesinados). La película me parece prodigiosa en todos los sentidos, su guión refleja a la perfección la angustiante situación vivida por los personajes, como ya mencioné antes, sin cortarse un pelo, sin suavizar, como debe de ser narrado un espectáculo semejante para que el dramatismo aflore y toque el alma del espectador. Los actores están magníficos, cada uno de los jóvenes (entre ellos un principiante Leonardo Sbaraglia, reconocido más actualmente por sus interpretaciones en films como ''Intacto'' o la más reciente ''Relatos salvajes'') se deja la piel para hacer su interpretación lo más creíble posible, y vaya si lo logran, los chavales hacen un trabajo sobresaliente que deja sin respiración. 

En medio de una manifestación

Los chavales secuestrados y torturados
Por otro lado, la sucia ambientación del film contribuye a intensificar esa sensación de horror que transmite cada fotograma del mismo, así mismo como la banda sonora, de tono nostálgico que aporta aún mayor nivel del drama al cotarro. En resumidas cuentas me parece una película impresionante e imprescindible, una joya quizás un tanto desconocida, pero maravillosa e impecable. Es dura, sí, es demoledora, y obviamente nadie (en su sano juicio) pasará un rato agradable viéndola, pero como todas las piezas audiovisuales que narran acontecimientos trágicos y abominables de la historia de la Humanidad, deben ser vistas para por lo menos tomar consciencia de lo vil que la raza humana puede ser con sus semejantes y que por lo menos, se pueda tener esto en cuenta para evitar futuras desgracias similares.
 
En medio de una atroz tortura

2 comentarios:

  1. Ya había escuchado sobre esta película pero no he podido verla. me permito recomendarte Rojo Amanecer ya que es de temática similar película de mi país - mexico - que debido a la censura política de ese tiempo sufrió muchos cortes en el guion, pero que el director supo contrarrestar de manera magistral.

    Hasta el dia de hoy el caso de 1968. sigue ccon cientos de desaparecidos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias por comentar y por aportar la información, sí conozco la película gracias también por recordarla, un saludo muy fuerte...

      Eliminar