lunes, 13 de abril de 2015

Tú eres el siguiente (2011) de Adam Wingard



Amplia cenita familiar
En plena década de, ¿cómo llamarla correctamente?, ¿los diez?, ¿los dos mil diez?, en fin, en plena época actual, los acérrimos fans del cine ochentero pudimos agradecer a un desconocido llamado Adam Wingard que nos obsequiase con un film de terror pura y plenamente ochentero. Algo que parecía imposible a día de hoy, desde mi percepción, después de ver tanta mierda estrenada en cine, se acabó manifestando con mucha gracia, con mucho talento y con excelente pulso narrativo. ''Tú eres el siguiente'' es una producción independiente, realizada en 2011 (que en España no conoció estreno hasta 2013, ¡eso es rapidez señores!) que con total seguridad, sorprendió a más de uno gracias a una exquisita combinación entre elementos tan dispares como el survival, el slasher, las home invasions y el humor negro más irreverente, todo bien aliñado y con las justas dosis de sus respectivos clichés, muy bien dispuestas. 

La paz del evento no tardará en ser rota...

...por la presencia de estos inquietantes invitados
Así pues ''Tú eres el siguiente'' es toda una gozada en el más amplio sentido de la palabra. El film arranca con una numerosa reunión familiar, en una lujosa y ostentosa mansión, que se disponen a disfrutar (por así decirlo) de una cena (tipo Acción de Gracias). De pronto, estas personas se verán sorprendidas por el violento ataque de unos personajes enmascarados (menudo canguelo dan las caretas), que irrumpirán en la vivienda y no harán miramientos con nadie, irán matando a todo quisqui, a hachazo limpio o como se les presente la ocasión. A priori, todo parece indicar que estamos ante la misma fórmula presentada por films tipo ''Los extraños'', ''Solos en la oscuridad'', y otros de temática similar, implicando el asalto sangriento de los personajes protagonistas en su hogar, y en cierto sentido así es, porque ante todo hay que señalar que ''Tú eres el siguiente'' no es nada excesivamente original. 

Erin (Sharni Vinson) saca las uñas para pelear

Atemorizante mensaje que da título a la película
No obstante, en determinado momento, el libreto nos presenta algún giro sorpresivo que cambiará el rumbo de la historia en lo referido a como en nuestras cabezas parecía ir encaminada. Hay que destacar varias cosas, en primer lugar el rotundo respecto que el realizador muestra por el género que está tratando de emular y homenajear. En segundo una dirección loable y muy profesional, enérgica y para nada precaria a pesar de tratarse de un film de bajo presupuesto (prueba eso nuevamente de que el talento supera con creces la ausencia de medios). En tercer lugar, me parece admirable como la película combina a la perfección el horror y la seriedad del argumento que presenta con toques de humor muy bien hilados, algo que no había dado tan buen resultado desde esa joyaza llamada ''Scream'' (a la que Wingard tampoco se olvida de homenajear en según que instante determinado). En cuarto lugar, la peli derrocha bastante mala leche, no es que sea un espectáculo gore sin precedentes, pero nos obsequia con algún que otro asesinato potente. 

Grotesca visita

En quinto lugar, el clímax final es muy bueno, en él vemos a la típica (aunque en realidad no tan típica) ''final girl'' peleando por su vida (¡y de qué manera!), una excepcional Sharni Vinson que creo que se merece un huequecito dentro del mundillo de las scream queens del género. Y en sexto lugar, esos inconfundibles ramalazos ochenteros que rezuma el film por todas partes, véase sin ir más lejos la cojonuda BANDA SONORA que rememora aquellos sonidos sintetizados (de gran personalidad) tan característicos de aquella década tan maravillosa. En resumidas cuentas ''Tú eres el siguiente'' me pareció una absoluta pasada, una joyita excepcional atípica en los tiempos en los que nos encontramos, un diminuto resplandor que delata cierto talento entre tanta basura fílmica abundante.

¡Menuda escabechina; cosa fina!

No hay comentarios:

Publicar un comentario