sábado, 16 de mayo de 2015

El misterio de Salem's Lot (1979) de Tobe Hooper


 
El prota, Ben Mears (David ''Hutch'' Soul)
El mítico Tobe Hooper, director de ''La matanza de Texas'' y ''Poltergeist'' (sí, ya se sabe que las dudas acerca de si la hizo Spielberg de manera encubierta se mantienen en el aire), se encargó de realizar en 1979 esta adaptación de una novela de Stephen King sobre vampiros. ''El misterio de Salem's Lot'' fue la segunda novela que King escribió tras ''Carrie'', y tras el exitazo que la adaptación concebida por Brian De Palma de ésta había cosechado en taquilla, fue entonces cuando el nombre de Stephen King se convirtió en objetivo idóneo para convertir sus escritos en piezas audiovisuales. ''El misterio de Salem's Lot'' es un tochazo de tomo y lomo y para realizar una adaptación más o menos detalla de la misma, Hooper optó por hacer un film directo a la televisión, de tres horas, dividido en dos fragmentos de hora y media cada uno (lo mismo que posteriormente hicieron con ''It''). Bueno, la peli se desarrolla en un pueblo llamado como el mismo título indica, Salem's Lot, donde seremos testigos de la monótona vida de sus habitantes. 

La peli se va mucho por las ramas con tramas secundarias que poco importan

Straker (James Mason), el secuaz del malvado vampiro
La paz del lugar se verá quebrada por la llegada de un misterioso personaje llamado Straker (el veterano James Mason), quien en realidad es el guardián de un siniestro vampiro llamado Barlow (Reggie Nalder, cuyo peculiar rostro hemos podido ver en ''El hombre que sabía demasiado'' o ''El pájaro de las plumas de cristal''). Desde tal desgraciada llegada, Salem's Lot comenzará a ser víctima de una horrible plaga, pues todos sus habitantes irán siendo víctimas del ataque del vampiro, y a su vez, transformadas en vampiros, la situación se vuelve desesperada, entonces será cuando el prota de turno (Davil Soul, de la mítica serie ''Starsky y Hutch'') entre en acción para intentar pararle los pies a los malvados villanos. Comentar de la peli que ha pasado a la historia por haber supuesto una pieza enormemente aterradora, en concreto en España su emisión en televisión española a principios de los ochenta causó una especie de shock. Es más, de boca de no una persona he llegado a oír, el pánico que les produjo ver esta peli en aquel momento, en concreto determinada escena en la que vemos a un niño (convertido en vampiro) flotando sobre la ventana de otro niño, amigo suyo, pidiéndole que éste le dejara entrar en su cuarto. 

Susan Norton (Bonnie Bedelia, la futura mujer de Bruce Willis en ''Jungla de cristal'')

Así se pagan la infidelidades en Salem's Lot
Sí bien es cierto que la peli está bien hecha, y es que Hooper siempre me ha parecido un excelente director, sabía componer visualmente a la perfección cualquier material que cayese en su mano (lástima que la suerte no le acompañara como director pasado el tiempo), pero francamente a mí no me entusiasmó demasiado. La vi siendo pequeño y no me produjo excesiva inquietud, más bien lo contrario, me aburrió bastante y es que su primera parte resulta bastante coñazo (se trata de una parte introductora de los personajes, pero que se alarga demasiado y se va mucho por las ramas con historias secundarias que no vienen a cuento -como ésa de la infidelidad de la esposa de un habitante con un colega de éste-), la segunda afortunadamente (en la que comienzan a producirse en profundidad los acontecimientos escabrosos y aterradores) mejora considerablemente. Se nota también, al ser un producto televisivo, que posee ciertas carencias y además sufre de alarmantes altibajos y caídas constantes de ritmo (recomiendo encarecidamente ver las dos partes por separado, no hacerse el pleno de las tres horas del tirón, de esta forma su visionado se hará un tanto más ameno). 

El vampirismo se extiende por el pueblo

La escena más aterradora de la peli
Hacer mención en la parte positiva, al aterrador aspecto del vampiro, una especie de ser infernal, de características físicas similares a ''Nosferatu'' (aunque pintado de morado), que ciertamente impone en sus apariciones (lamentablemente bastante escasas en el film), a la correcta banda sonora, a la loable labor de un reparto muy profesional y a la famosa, más conseguida y ya mencionada escena del niño vampiro flotando en la ventana que, a día de hoy, todavía logra inquietar ciertamente (me imagino en los ochenta, debía de provocar escalofríos). Pero lo cierto es que en líneas generales, es una película que ha envejecido bastante mal, a día de hoy se vería muy monótona y excesivamente light, aunque a los aficionados al tema vampírico puede que les llegue a molar. Lo peor de todo, insisto, es que es bastante pesada en determinados momentos, por lo que peca irremediablemente de ser un tanto aburrida. Comentar como curiosidad que en España se le colocó el bochornoso título de ''Phantasma II'', algo lamentable, con claras intenciones de hacerla pasar por una secuela bastarda del film de Don Coscarelli, ''Phantasma'', para aprovechar el tirón comercial de ésta. Afortunadamente en 1988 apareció la auténtica ''Phantasma II'', una verdadera secuela de la peli de Coscarelli, y se le aplicó de manera más acertada el título de ''El misterio de Salem's Lot'' para evitar equívocos.

El aterrador Kurt Barlow (Reggie Nalder)

No hay comentarios:

Publicar un comentario