sábado, 9 de mayo de 2015

The Prey (1984) de Edwin Brown


 
Jovencitos de acampada
Aquí un obsoleto film de serie B que como muchas otras, fue realizado siguiendo un tanto las pautas establecidas por la moda slasher que triunfaría en los ochenta. En realidad la peli que nos ocupa, ''The Prey'' fue rodada en 1978 (según fuentes oficiales), aunque pro diversos problemas de distribución, no fue exhibida hasta 1984 cuando la compañía New World decidió adquirirla para su comercialización explotativa, ya aprovechando el tirón producido por los slashers más populares. Antes he dicho que ''The Prey'' es un film muy obsoleto y es que, localizarlo es labor ardua y complicada (ya sabéis, vía eMule y demás), aunque no existe copia en español (ni doblada ni tan siquiera subtitulada), prueba de que su exportación no fue precisamente notoria. Pero tampoco sufráis, ''The Prey'' no es nada ni remotamente destacable ni digno de recomendar, así que a no ser que seáis unos enfermos acérrimos del slasher y os pique demasiado la curiosidad, no os molestéis en tratar de localizarlo porque no posee ningún aspecto que haga merecedor tal esfuerzo. 

Historietitas a la luz de la hoguera

Parejitas cachondas nunca tienen buen fin
Si aún así vuestra ansia por tragaros cualquier slasher ochentero, por muy patatero y cutre que sea, y deseáis echarle un vistazo os puedo decir que a pesar de no encontrarse copia existente en español, se puede entender perfectamente vista en inglés porque el guión es tan plano, tan excesivamente simple y los diálogos tan insustanciales que no se hace labor complicada enterarse de qué va el asunto. La historia que nos cuenta el film es acerca de el típico grupito de muchachitos que se van de acampada a una zona en la que, el típico guarda forestal les hará saber de los peligros de pernoctar en dichas proximidades. Aún así, los chavalucos hacen caso omiso y deciden introducirse en los dominios de un ser deforme que habita el lugar, y el cual, se los irá cargando progresivamente. La cosa es que el pobre diablo, en realidad fue la desgraciada víctima de un masivo incendio que ocurrió en dicha zona años atrás y que desde entonces, ha malvivido como un ser salvaje, así que eso de sentarse a razonar con él, mejor olvidarlo. 

El monstruoso psicópata

El tonto de los huevos del guarda forestal, el cual...
Como puede verse, no hay nada nuevo bajo el Sol, mismos clichés de siempre y mismos estereotipos (aunque se me hace curioso el hecho de que la peli fuese rodada en 1978, cuando el subgénero aún estaba ciertamente en pañales), lo cual conlleva a sorpresas relativamente banales. A esto le sumamos una realización la mar de curcia, unas interpretaciones horrorosas y lo peor de todo, un ritmo bastante lento y letárgico. Resulta que al director le dio por usar imágenes de la naturaleza (animales, plantas,...) al estilo documental de National Geographic para rellenar metraje, lo cual lastra bastante al film y lo convierte en algo pesadete (a pesar de que, para colmo, dura escasos 80 minutos). En cuanto al tema muertes, maquillajes y demás, hay que decir que no sale mal parada de todo, a pesar de su precariedad, no tanto en el tema gore (que es muy contenido) sino en el aspecto del killer de turno, cuyo aspecto grotesco (sin ser para tirar cohetes) mola a grandes rasgos (la pena es que sale escasos 5 minutos al final del todo). 

...por supuesto, tendrá una horrible muerte agónica

Bobbie (la jovencita Lori Lethin)
Destaca la labor del especialista John Carl Buechler (director de ''Viernes 13, parte 7. Nueva sangre'') en el apartado de efectos de maquillaje y la presencia de dos rostros conocidillos dentro del género de terror y fantástico, por un lado la dulce jovencita Lori Lethin, prota del slasher ''Cumpleaños sangriento'' y del gigantón Carel Struycken, recordado por ser esa especie de clon del monstruo de Frankenstein llamado Lurch en los dos pelis noventeras de ''La familia Addams'', que interpreta al monstruoso asesino. También resulta curioso ese perturbador final, la mar de original y dispar dentro del terreno del slasher, con la final girl de turno, no sólo no venciendo al villano, sino sirviendo de vasija para un retoño de éste. En resumidas cuentas, considero que ''The Prey'' es una rareza en toda regla, pero a pesar de dos o tres detalletes curiosos como los que he nombrado, es una pieza muy pero que muy floja cuyo desconocimiento masivo, no le viene del todo inmerecido. 

¡A esta pobre le espera menudo calvario!

No hay comentarios:

Publicar un comentario