domingo, 24 de mayo de 2015

Terror ciego (1971) de Richard Fleischer


 
Sarah (Mia Farrow), la sufrida ciega protagonista
Un tenso thriller que imita el esquema reflejado en la claramente superior ''Sola en la oscuridad'' protagonizada por una excelente Audrey Hepburn. Básicamente ''Terror ciego'' aporta una historia similar, con una protagonista ciega que intentará arreglárselas como pueda (teniendo en cuenta las extremas dificultades que su invidencia le supone), para escapar de las garras de un peligroso psicópata que de golpe y porrazo, ha eliminado al resto de sus familiares. La ciega en cuestión es interpretada, también magistralmente, por una Mia Farrow que refleja a la perfección la angustia y desesperación requerida por su personaje. El film está muy bien filmado (Richard Fleischer es un experto realizador responsable de clásicos como ''20.000 leguas de viaje submarino'', ''Viaje alucinante'' o ''El estrangulador de Boston''), mantiene muy bien el ambiente de suspense y en resumidas cuentas atrapa con facilidad; resulta inquietante ver al psicópata (realmente, de él sólo vemos las botas) acompañado de esa vibrante banda sonora de Elmer Bernstein. 

El asesino al acecho

La sangre corre en esta familia
Pero, ''Terror ciego'' flojea tremendamente a la hora de aportar algo de luz a la trama, que (en mi opinión, para mal) queda totalmente coja a la hora de dar explicaciones de lo ocurrido. La peli concluye sin que conozcamos la verdadera identidad de ese psicópata misterioso, ni sus motivos a la hora de hacer picadillo a la familia de la ciega, sí es cierto que se puede intuir algo, pero en resumidas cuentas todo queda muy escueto y la sensación de que el film acaba de manera muy apresurada perjudica mucho al conjunto. La película comienza de manera excelente, crea ambientación y sitúa a la frágil protagonista en una trampa mortal con la que el público se identifica sin lugar a ninguna dudas. Pero luego se comienza a desmoronar la cosa y poco a poco va a menos hasta llegar a un desenlace bastante flojete que, la verdad, a mí me dejó bastante a medias. El baremo general de la película es un tanto regular, no deja de ser un thriller interesante que se sostiene de manera eficaz gracias a la soberbia presencia de Mia Farrow, pero que en líneas generales da la sensación de que podía haber dado algo más de sí.
A la pobre ciega sólo le queda intentar salir por patas

No hay comentarios:

Publicar un comentario