martes, 12 de mayo de 2015

Rayos X (1981) de Boaz Davidson


 
En el prólogo podemos ver a Elizabeth Hoy
(la niña asesina de ''Cumpleaños sangriento'')
Aquí tenemos otro slasher ochentero más, otro producto de clase B que se apuntó a la moda tan extendida en la década. ''Rayos X'' es una producción bastante chunga y amateur, el bajo presupuesto canta por todos lados. Resulta curioso el hecho de que el director sea Boaz Davidson, quien fue el artífice de la famosa saga sobre adolescentes salidorros procedente de Israel, ''Polo de limón'' (principal inspiradora de ''Porky's'' y films del estilo), con el que el director hizo su debut en el continente americano (al año siguiente perpetraría un remake hollywoodiense de ''Polo de limón'', titulado ''El último americano virgen''). Tenemos pues el típico esquema, reducido a una historia muy simple (realmente como todo slasher), una bellísima protagonista (la chica Playboy Barbi Benton), se convierte en la obsesión de un perturbado psicópata que se obcecará en matarla a toda consta. 

La prota, Susan (Barbi Benton) sometida a un riguroso examen médico

Aquí el psicópata
La mujer se encuentra ingresada en el hospital y será entonces cuando el killer de turno haga su aparición en dicho lugar y comience a cargarse a todo bicho viviente que encuentre. Punto, ni más ni menos. El film ofrece todos los elementos necesarios para construir un slasher potente, véase erotismo, un psycho-killer cabrón y sanguinario, una final girl muy escurridiza y valiente y un número bastante notorio de muertes. El problema del film es que, como ya dije, se nota demasiado su amateurismo y su escasez de presupuesto. La realización de la peli es bastante chunga y patatera, en algunos momentos diría que hasta deficiente, sobre todo en la ejecución de algún momento concreto que se vuelve involuntariamente cómico (en una de las muertes, se ve cantado el truco, a un tío le atraviesan el cuello con un pincho y se nota descaradamente que el actor -filmado de perfil- lo tiene macarrónicamente apoyado sobre el hombro -¡un error bastante bochornoso!-).  

Una muerte bastante cutre

Gore hay el justito (hay alguna muerte más potente que otra, pero en general nada del otro mundo), de suspense también anda limitadita y en líneas generales, en su conjunto, ''Rayos X'' no posee méritos suficiente como para considerarle halagos (sobre todo desde el punto de vista visual). Pero bueno, a grandes rasgos, puede ser disfrutable por todo fan acérrimo del slasher y la serie B ochentera, se podría rescatar en ella ese característico toque retro inherente tan ciertamente nostálgico.

Aquí el amigo ya no se tiene que preocupar por llevar la cabeza sobre los hombros

No hay comentarios:

Publicar un comentario