miércoles, 13 de mayo de 2015

El amanecer de los muertos (2004) de Zack Snyder


 
La prota, Ana (Sarah Polley)
"El amanecer de los muertos" es un remake del clásico ''Zombie'' de George A. Romero que, desde mi punto de vista, no pasa de ser una película bien hecha (porque lo está) desde el punto de vista técnico: buena fotografía, buenos maquillajes y ágil dirección. Pero la verdad es que en lo referido al argumento a mí me cansa de manera infinita, los filmes de zombies están más que caducos, no varían en nada absolutamente, lo que hace veinte o treinta años era impactante y sobrecogedor en la década de los dos mil en adelante, se torna pesado y aburrido, adjetivos que definirían a la perfección el cine de terror en general de estos tiempos actuales tan brutalmente malos para el género en sí. 

El ataque de los zombies dopados

Confinados en un centro comercial
Desde el minuto uno se sabe perfectamente lo que va a pasar, nada sorprende, a mí la verdad es que por momentos se me hizo bastante aburrida y larga en exceso. En comparación con el film original de 1978, pues claro está que ésta no le llega ni a los talones. Los zombies dopados que parecen corredores de maratón no me gustan nada, nada, nada, sinceramente fue el peor aporte que pudo hacer el sobrevalorado film de Danny Boyle "28 días después", un zombie es un zombie, lento y mortal, no todoterrenos enfurecidos. Los zombies son lamentables la verdad, menos mal que siempre nos quedará la opción de volver la vista atrás y resucitar el espíritu que hizo grandes películas de terror allá por los setenta y ochenta (llamarme clasista, pero siempre lo diré). 

Baby zombie

Una buena multitud zombie
Las actuaciones por lo general están bien, actores buenos (véase Sarah Polley, Ving Rhames, el maquillador Tom Savini o Ken Foree -prota de la peli original-) y bien elegidos, pero los personajes son tan planos que poco se les puede sacar y francamente con muy pocos te llegas a identificar y conectar porque casi no se profundiza en ninguno (como no pasaba por ejemplo en el original). En definitiva, otro de estos remakes del montón (a su favor decir que no es de los peores que se han hecho) que nos están bombardeando y un típico film de zombies sin mayores méritos que la de ofrecer escenas grotescas y asquerosas para los amantes del gore. El maquillaje sin duda lo mejor (en términos generales, claro), remonta a los tiempos gloriosos de Tom Savini. Pero en resumidas cuentas una película bastante innecesaria y nada novedosa.

¡Resacón a lo bestia!

No hay comentarios:

Publicar un comentario