jueves, 21 de mayo de 2015

El palacio de los espíritus (1963) de Roger Corman


 
El prota Charles Dexter Ward (Vincent Price)
con su esposa Ann (Debra Paget)

Enmarcada dentro del ciclo de adaptaciones de relatos de Edgar Allan Poe, realizadas por Roger Corman, ''El palacio de los espíritus'' realmente bebe de inspiraciones de textos de Lovecraft, en concreto del titulado ''El extraño caso de Charles Dexter''. No obstante Corman unificó ambos estilos, aportando la característica ambientación poeiana de sus otras adaptaciones de dicho escritor y por supuesto, contando con el protagonismo del magno Vincent Price, demostrando nuevamente su inconfundible estilo y elegancia en el terror. La historia va de un perverso brujo (Vincent Price) que realiza horribles sacrificios de mujeres jovencitas y físicamente apetecibles, en una mazmorra subterránea dentro de su enorme mansión. Las muchachas se convierten en la satisfacción de una diabólica criatura oculta en una especie de pozo que consiste en un portal a una monstruosa dimensión. 

El diabólico antepasado de Charles Dexter

Sombría ambientación poeiana
La consecuencia de estos ''sacrificios'', genera la aparición de unos abominables seres deformes que comienzan a campar a sus anchas por los alrededores, alertando a la población que decidirá ajustarle las cuentas al brujo y claro está, se lo acaban cargando. Sin embargo la malvada aura de este individuo permanecerá viva entre los muros de la mansión y será cuando un siglo después, un antepasado de éste (también Vincent Price), el cual se traslada a dicho lugar a vivir tras recibirlo como herencia, comience a producirse una incómoda posesión, lo cual generará que el descendiente del brujo retome las diabólicas técnicas de su malvado antepasado. La peli, muy en la línea de otras pelis poeianas de Corman, hace gala de una espléndida escenografía barroca. 

Deformes criaturas comienzan a hacer su aparición

El pozo del infierno
Así mismo aporta la elaboración de escenas un tanto perturbadoras que la convierten, sin riesgo a equivocarme, en la pieza más bizarra de la colección que compone el ciclo de Poe. En líneas generales la peli cumple en todos los aspectos, como ya dije Vincent Price se sale haciendo un doble papel (héroe y villano al unísono), y además el film cuenta con la presencia de otra figura mítica del terror, la de Lon Chaney Jr. (recordado por su famoso personaje Larry Talbot en ''El hombre lobo''). La dirección es la mar de correcta y desprende el suficiente mal rollo propio del autor al que hace referencia, Lovecraft (a pesar del nombre de Poe reflejado como único inspirador). En resumidas cuentas es un clasiquillo bastante digno de rememorar, aunque sinceramente considero que Corman las hizo mejores dentro de su ciclo poeiano

El mítico ''hombre lobo'' Lon Chaney Jr.

No hay comentarios:

Publicar un comentario