martes, 27 de mayo de 2014

Amityville 5 (la maldición de Amityville) (1990) de Tom Berry



La supuesta nueva casa maldita de Amityville
Y tras el mojón de la cuarta parte "La fuga del Mal", se ve que no quedaron suficientemente contentos en su labor de hundir en la más absoluta mierda la famosa saga de "Amityville"; que al año siguiente, volvieron a ofrecernos este nuevo esperpento, tan malo y tan mugriento como el anterior (porque realmente peor, era difícil que fuera). Aquí volvemos a toparnos con otro telefilm cutre en extremo, de flojísima realización y pésimo argumento. De verdad, no sé ¿cómo ha podido existir una panda de garrulos tan enormes capaces de haber permitido que semejante mierda haya sido llevada a cabo? De primeras vemos que nuevamente, no existe continuidad con ninguna película de la saga anterior, sin más se sacan de la manga una nueva historia para desarrollar la subnormalidad de argumento que se desarrolla. 

El grupito de protas de fiesta en la casita

Los fantasmas tienen mala leche
Resulta que hasta la propia casa maldita, ha cambiado de aspecto, olvidaos de esa característica fachada con esos dos ventanales que se asemejan a dos amenazadores ojos acechantes, no no, aquí la casa (aunque se supone que es la misma de toda la saga) es completamente distinta, es más ni se tan siquiera se da, como suele decirse, un aire remoto a la original. Pues bien, hasta esta nueva casita, se traslada un grupito de colegas (pero no adolescentes, ¿eh?, puros carrozas), que se ve que quieren reencontrarse con sus años mozos y montarse una juerguecita en el caserón maldito y pasar un fin de semana todos juntitos, más pedos que Alfredo. Pero claro, como en el lugar hay fantasmas, pues la fiestecita no resultará tan divertida que se esperaban y entre posesiones y encantamientos así iremos tragándonos este infumable petardo. Porque claro, aquí no hay casi efectos especiales de ninguna clase (¡el presupuesto), ni escenas destacables que merezcan la pena (¡es un telefilm!), eso sí, hay mucho bla bla bla, mucho parloteo estúpido e inservible y mucho rollo patatero que aburre hasta las piedras. 

Aquí poseído se haya éste

La acción se queda resumida a prácticamente los 15 minutos finales, en la que intentarán meter algún ramalazo slasher (con uno de los protas endemoniado cargándose a la peña), aunque tampoco es nada del otro mundo, es más, se ve todo muy muy muy desganado. La película es una soberana castaña, una porquería tan grande y tan mala, que ya lo digo, da vergüenza ajena que se hayan podido gastar aunque fuese una ínfima cantidad de dinero en llevarla a cabo y encima mancillando el nombre de una mítica saga del cine de terror. Lamentable. 

Pateándole el culo al endemoniado

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada