sábado, 10 de mayo de 2014

Killbots (1986) de Jim Wynorski



Un trío de asesinos muy original
Ya de primeras digo que es una peliculilla que me mola. Me mola por los mismos motivos que ya he explicado en muchas otras críticas que he hecho de films del estilo de éste. Es una pelicula de serie B de los ochenta, ni más ni menos, con sus virtudes y sus fallos. Lo bueno que tenían los films de esta categoría, pertenecientes a esta magnífica época, es que sabía sacar provecho de los fallos tanto argumentales como de realización de los propios largometrajes hasta el punto de lograr convertirlos en algo entrañable y con encanto. "Killbots" tiene mucho encanto, es un film muy simple pero no por ello ha de ser malo, no engaña a nadie y juega muy bien sus cartas con los ingredientes que ofrece, vamos que ofrece lo que se espera de ella, ni más ni menos. 

Dick Miller (el señor Futterman de "Gremlins") viéndoselas
con uno de estos metálicos asesinos tan cabrones

Sí, jovenzuelos cachondos que van a morir
Es ni más ni menos que un slasher más, con la novedad de que en lugar de un grupo de adolescentes asesinados por un brutal psicópata, en esta ocasión son masacrados por un trío de robots tipo el de "Cortocircuito" (con sus rayos láser y todo), con muy mala leche que no están dispuestos a dejar títere con cabeza. El escenario, un chulísimo centro comercial que se convierte en una ratonera mortal (detalle que me ha recordado a ese otro memorable slasher ochentero, "La iniciación"), puesto que los chavales se han quedado encerrados en su interior. El film es enormemente entretenido y es tan cortito (hora y diez minutos) que se te pasa en un pis pas. Hay muchísima acción, de hecho en ningún momento deja de pasar algo, no hay tiempos muertos. Hay tiros, desnudos, muertes, sangre, explosiones, todo un coctail para amantes del cine de entretenimiento y evasión que no busquen rollos filosóficos ni idas de olla raras. 

La scream queen ochentera Barbara Crampton, enseñando las tetas

La realización es bastante correcta, dado el presupuesto, y en general es una película (como ya he dicho) a la que le han sabido sacar partido y que además, en mi opinión, ha ganado con el tiempo pudiendo verse hoy en día como una pequeña joyita retro. Desde mi visión particular en un film muy disfrutable y sobre todo muy ameno. Por supuesto destacar la banda sonora tan ochentera y una escena concreta que menciono en el mi momento favorito. Muy recomendable para los que adoren este tipo de cine.

Alison (Kelli Maroney), la digna "final girl" 

*MI MOMENTO FAVORITO: ése en el que una joven, Leslie (Suzee Slater), es perseguida por uno de los robots. Éste le dispara varios rayos láser dejándola malherida. Cuando ésta se vuelve hacia el robot, le lanza otro rayo láser que le revienta a la chica la cabeza en pedazos, al más puro estilo "Scanners" de David Cronenberg.

¿Quién va a limpiar este estropicio?

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada