domingo, 18 de mayo de 2014

Laberinto de pasiones (1982) de Pedro Almodóvar



Imanol Arias y un jovencísimo Antonio Banderas; tórdidos amantes
Uno de los primeros films de tito Almodóvar ese gran ser que ha comercializado a España en América como un puñado de patanes, degenerados y estrambóticos y que se ha ganado el aplauso de estos que nos verán como bichejos raros debido a la estrafalarias que tito Almo ha exportado. Si bien, a mí me gustan mucho los ochenta y este film retrata a la perfección el ambiente de la movida madrileña en todo su esplendor. Esos looks, esas chaquetas de cuero, esa música, todo muy liberal. Pero como es habitual es las pelis de su director, que estoy seguro que se ha visto la filmografía repleta de John Waters (y ha extraído de ahí lo habido y por haber, a ver si se piensan que este señor tan "culto" ha creado algo especial), el argumento es una pura tomadura de pelo. 

La prota, la ninfómana Sexilia (Cecilia Roth), ¿qué esperabais en un film de Almodóvar?

Una canción muy pero que muy educativa, "Suck it to me".
¿Alguien tiene dudas de que Almodóvar es un "genio"?
Todo se va difuminando el mundillo del que Almodóvar nunca ha salido, porque creo que no sabe hacer otra cosa, putas, ninfómanas, mariconas locas y demás desvaríos estrafalarios. Como he leído en otras críticas, no voy en contra de ninguno de estos sectores o mundillos. El que falta al respecto al mundo homosexual y a las mujeres es este señor, Pedro Almodóvar, dibujando un universo de lo más distorsionado y promiscuo de estas personas, convirtiéndolos a todos en locas degeneradas. Ya empezó por estos primeros ochenta y desde entonces no ha parado. Así se ha convertido en un director de culto y en un representante de la cultura (valga la redundancia) de este país. Tiene tela la cosa. En fin, "Laberinto de pasiones" pues, es tan mala como la mayoría de bodrios perpetrados por su director. Mala realización, actores sobreactuados y un desvarío argumental que detecta casi seguro (y digo casi) que Almodóvar nunca ha sabido lo que es un guión.

El colmo de lo bizarro; este vejestorio magreando a su propia hijita, y ella encantada

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada