domingo, 11 de mayo de 2014

Footloose (1984) de Herbert Ross



Ren MacCormack (Kevin Bacon)
¡Grandiosa película de los ochenta! Junto con "Flashdance", haría un excelentísimo pack acerca de películas, aunque eso sí, ésta está más enfocada al terreno juvenil y adolescente. La peli nos cuenta la llegada de un chaval, Ren McCormack (Kevin Bacon), a un pequeño pueblecito norteamericano, que está sometido bajo unas estrictas normativa moral, establecida por el reverendo Shaw Moore (John Lithgow), entre las que se encuentra la prohibición de cualquier tipo de baile, por ser considerado obsceno, provocador y estas mierdas que los religiosos a ultranza proclaman como pecaminosas. Resulta que Ren es un virtuoso del baile, para él es una forma de liberación y no puede evitar en cualquier ocasión, mover las caderas, a escondidas claro, como ya he dicho, el baile es considerado un acto de condenación al fuego del Infierno en dicho lugar, debido a ello, el chico nuevo no será muy bien visto por los habitantes de la zona y será recibido con alto grado de hostilidad. No obstante, Ren se acabará enamorando de Ariel (Lori Singer), la hija del reverendo Moore, la cual lo apoyará en la idea de realizar un baile por todo lo grande, desafiando la doctrina de su papi. Y como bien dice el refrán, la música amansa a las fieras, dicho baile se acabará convirtiendo en el acontecimiento del siglo en el pueblo. 

La guapa Ariel Moore (Lori Singer)

El severo reverendo Shaw Moore (John Lithgow), el papi de Ariel
Con momentos grandiosos y emotivos para recordar, "Footloose" fue otra de esas películas que marcaron época, estilo, etc (como por ejemplo"Grease"), que a la gente que la vio en su época le emocionará enormemente y a otros que, como yo, la vimos, no en su época, pero sí de pequeños (hace ya sus añitos) y la rememoramos tiempo después, también nos seguirá fascinando lo suyo. Destacar del film la interpretación de un joven Kevin Bacon, que realiza uno de sus papeles más emblemáticos, yo siempre he sostenido (y sostengo firmemente), que Bacon es un gran actor, desgraciadamente no tan bien considerado como debiera y sin lugar a dudas muy infravalorado. Bacon se instauró como un icono juvenil gracias a esta película, la cual además, le sirvió como catapulta a la fama (aunque muchos de los acérrimos fans del terror ya lo hubiésemos descubierto antes, al haber sido una de las víctimas sangrientas del campamento de Crystal Lake en la magna "Viernes 13"). 

Ariel y Ren tonteando (¡como os pille el reverendo...!)

Willard (un jovencito Chris Penn)
Bacon viene acompañado por un excepcional reparto de secundarios, por ejemplo la prota femenina, la guapísima Lori Singer, un excelentísimo actor como es John Lithgow, haciendo de su némesis toca-pelotas, oponente acérrimo de la idea de que se lleve a cabo el baile que se proponen, la doblemente oscarizada Dianne Wiest haciendo de la dócil esposa del reverendo, y dos curiosas adquisiciones juveniles desconocidas en su momento y que posteriormente verían llegado su despegue hacia la fama; por un lado está Chris Penn (hermano de Sean Penn) y por otro Sarah Jessica Parker (la popular prota de la serie "Sexo en Nueva York"), la cual a pesar de parecer querer despuntar siempre como una supuesta sex symbol, nos demostrará que ni de jovencita era precisamente una chica especialmente agraciada.

Ariel con Rusty (una jovencísima Sarah Jessica Parker)

Preparados para ir al baile
La historia no es que sea especialmente nada del otro mundo, pues juega con los clichés habituales del cine de adolescentes; amores, desamores, disputas varias entre chavales oponentes, etc. Pero sin lugar a dudas "Footloose" dejó clara constancia de que la música y los adolescentes, eran dos términos que casaban a la perfección y como tal el resultado final, sino óptimo, es muy pero que muy loable, sobre todo a nivel de entretenimiento. Por supuesto si hay algo que merece la pena destacar es su cojonuda banda sonora, con canciones memorables (en especial la que da título al film, "Footloose" de Kenny Logins, nominada al Oscar a la mejor canción). Sin más ni más, "Footloose" es una película para jóvenes de las que, como digo siempre, ya no se hacen. Es de este tipo de films, un tanto ingenuos, pero muy especiales que sólo en los ochenta se sabían hacer, con esa estética, esos personajes tan entrañables, esas historias simples pero emocionantes y unos números de baile para recordar. "Footloose" es maravillosa; me encanta, hará saltar a más de uno en el asiento a ritmo de las geniales canciones que plagan una banda sonora insuperable. Una vez más utilizo esta apreciación: ¡Una joya y que vivan los ochenta!

Es hora de mover el esqueleto

*MI MOMENTO FAVORITO: esa escenaca en la que Ren (Kevin Bacon) se desgañita bailando como un loco en un granero, a ritmo de la magnífica canción "Never".

¡Ahí Kevin dándolo todo!

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada