miércoles, 28 de mayo de 2014

Amityville 7 (el rostro del Diablo) (1993) de John Murlowski



Este espejo, es el malo de la película
Y aquí tenemos la séptima entrega de "Amityville", una nueva aberración hecha con cuatro duros, seguramente durante una tarde en la que unos pringados se aburrían mucho y decidieron jugar a hacer películas, sin tener ni puta idea de hacerlo. Para el séptimo capítulo de la saga sobre la famosa casa encantada, se sacaron de la manga una nueva e infumable historia acerca de otro objetito maldito que atraviesa los muros de la peligrosa propiedad, para dar más morcilla a todo aquél que se tope con él. Si en la cuarta había sido una lámpara y en la sexta un reloj, aquí no se comieron demasiado la cabeza, el responsable de todo mal es un espejo. Sí señores, un espejo que una vez entra en la vida del protagonista, convertirá su entorno en un Infierno. Eso sí, nuevamente volvemos a encontrarnos con todo un homenaje a la cutrez más extrema, pues "Amityville 7" resulta otro insulso telefilm barato in extremis, aburridísimo y carente de sentido y de ritmo. 

Claro, que no es un espejo normal y corriente

David Naughton (prota de "Un hombre
lobo americano en Londres
"
)
Llama la atención, no obstante, encontrar rostros familiares del mundillo del cine de terror (eso sí, cuando el género estaba en apogeo), como por ejemplo a David Naughton (protagonista de "Un hombre lobo americano en Londres"), a Robert Rusler (al que pudimos ver en "Pesadilla en Elm Street 2, la venganza de Freddy") o a Barbara Howard (que fue una de las víctimas sangrientas de Jason en "Viernes 13, parte 4. Último capítulo"). Por lo demás, no es más que, ni más ni menos, un mísero pedazo de mierda infecta, y una nueva demostración de lo tan inhumanamente bajo que podían hacer caer a la saga. Pero ¡ojito!, que no fue el fin. Nada más que añadir, si a alguien todavía le queda alguna gana de verla después de todo, es que es un auténtico masoca (pero de los grandes). 

Un reflejo muy macabro

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada