domingo, 25 de mayo de 2014

Terror al anochecer (1976) de Charles B. Pierce



Esta parejita no se va a librar de un buen sustito
Recuerdo haber visto esta película, hace ya un porrón de años, durante un verano en una madrugada que la emitieron por Antena3, (alrededor de las 3 de la madrugada o algo así). Realmente es un film bastante difícil de localizar, porque no ha contado con mucha distribución, lo que ha conllevado a que sea bastante desconocido, pero que me parece muy interesante. "Terror al anochecer" salió en esa época en la que el cine slasher estaba empezando a fraguarse poco a poco, y debido a su temática (la cual incluye a un killer enmascarado), ha llegado a considerársela como tal, como un slasher más, aunque en sí no comulgue con los clichés típicos del subgénero (salvo como ya he dicho, la inclusión de un asesino con máscara incluida, detalle característico de todo slasher). La acción tiene lugar en un pueblecito norteamericano llamado Texarkana, en 1946. Una narración en off nos señala que los hechos reflejados en el film son verídicos y que tuvieron lugar entre Marzo y Mayo del mismo año. Un grupo de personas fue encontrando, periódicamente, la muerte a manos de un maníaco enmascarado, que iba despachando a sus víctimas por parejas, una vez el Sol se hubiese ocultado. Debido a estos terribles sucesos, cunde el pánico en el pueblo, y las fuerzas del orden acordonan la zona en su intento por capturar a tan diabólico psicópata, que continúa con sus sangrientas hazañas, con gran astucia y agudeza. 

La apacible Texarkana, en 1946

El capitán Morales (Ben Johnson), encargado de pillar al killer
El film es interesante como ya he dicho, por varios motivos. El primero es que me parece bastante malrollero, todo un gran acierto. Es vendido de antemano como el testimonio de un hecho verídico, aunque esta apreciación no sea cierta y es que a pesar de lo señalado en la propia película, no hay constancia de que un asesino real desempeñase delitos semejantes en determinado lugar y en la misma fecha que se data en el film. No obstante, sí es cierto que los guionistas del mismo parecieron inspirarse en los crímenes reales del llamado asesino del zodíaco, que mantuvo en jaque a toda Norteamérica, con una serie de brutales muertes entre los años 60 y 70 (ver el film "Zodiac" de David Fincher donde se retrata el hecho con bastante rigurosidad y fiabilidad). Este criminal, cuya identidad nunca fue descubierta, utilizaba un modus operandi, bastante similar al del psicópata ficticio de esta película, así que casi con toda seguridad se tomase como referencia dicho caso para elaborar el guión. 

El asesino, está claro que copiaron su imagen para crear
el look de Jason Voorhees en "Viernes 13, parte 2"

A la caza del asesino
No obstante gracias a esa treta de hacer pasar por real los hechos de la película, se consigue con bastante efectividad transmitir un cierto malestar, sobre todo en las apariciones del propio asesino, y a pesar de no ser un film muy violento ni sangriento, en lo personal creo que resulta bastante sofocante, sobre todo viendo la frialdad en la que el asesino despacha a sus víctimas. Sí es cierto que la película decaiga en algunas de las escenas expuestas que enlazan un crimen con otro, en especial ésas que retratan la investigación policial, que contienen un cierto humor muy innecesario que le quita seriedad a la película; puede que lo hicieran para limar un poco los momentos de tensión, pero desde mi punto de vista queda un poco metido a cajón sin demasiado sentido. No obstante, como ya he dicho, las apariciones del asesino compensan con efectividad otras momentos un poco más flojos de la cinta. Las interpretaciones son bastante correctas, destaca como cabeza del reparto al ganador de un Oscar por "La última película", Ben Johnson, que encarna a la némesis del asesino, un representante de la ley que pone todo de su parte por detenerlo, y en un final muy adrenalítico, casi lo consigue. 

''Señor, igual le convendría apartarse un pelín''

Un trombón como arma homicida, ¡un asesinato insólito y original!
El final, sin lugar a dudas, es lo más sobresaliente del film, 15 minutos de acción pura y dura y una frenética lucha entre los buenos contra el perturbado que acaba, de forma muy inesperada y sorpresiva. La escena que cierra el film, la verdad, me puso los pelos de punta. Recuerdo esa madrugada viendo la película y una vez salieron los títulos de crédito, darme un respingo por el cuerpo que me intranquilizaba. Como ya he señalado este tono aire documental que le otorgaron al film, aplicándole un cierto sentido testimonial, resulta muy efectivo para dejarte una sensación de malestar bastante efectiva. Pasando por alto los habituales errores típicos de las producciones de bajo presupuesto, "Terror al anochecer" hace gala de una calidad técnica bastante notable y una elaboración funcional, vamos, lo mínimo que se le puede pedir a un film para hacerlo disfrutable. 

Otra desconsolada víctima del psicópata

Ese pobre no tiene salvación
Aunque, el detalle que más destaca en la película es el aspecto del propio asesino. El tipo es amenazador y acojonante, porta un saco de harina blanca que le otorga un aspecto similar al de un fantasma (de hecho así se le apoda, "el fantasma", aparte de porque además, es muy escurridizo). Dicho aspecto se convirtió en la inspiración clara para el posterior look de Jason Voorhees en "Viernes 13, parte 2" (antes de que configurarse como un absoluto icono gracias a su máscara de hockey en la siguiente entrega de la saga), por no decir que fue literalmente plagiado, algo que además le ha servido a esta película para adquirir algo de relevancia con el pasar de los años. Para mí es un film bastante bueno, sin ser nada del otro mundo, considero que cumple uno de los requisitos fundamentales que una peli de su categoría debe cumplir, que logra ser bastante inquietante por momentos. Eso sí, no es un slasher aunque en ciertos lugares se señale como tal, es un thriller policíaco con psicópata de por medio, más cercano al estilo "Seven" o "Zodiac", para que os hagáis una idea, que a un "Halloween" o un "Viernes 13".

Los buenos ponen todo su empeño en acabar con el asesino

*Como curiosidad: este film es nombrado en la famosísima "Scream, vigila quien llama", en un determinado momento el personaje de Sidney (Neve Campbell), hace una comparación entre su ciudad, Woodsboro y Texarkana, donde tiene lugar ésta. 

''Fijaos, es como la ciudad que temía la puesta de Sol'' (que en inglés
es el título textual de esta peli "The town that dreaded sundown")

*MI MOMENTO FAVORITO: el escalofriante final, con un simple plano de unos característicos zapatos, nos dan a entender que el asesino puede estar vivito y coleando.

Da escalofríos pensar que cualquiera que aguarde a nuestro lado,
en la misma cola de un cine, puede ser en realidad, un brutal asesino

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada