lunes, 5 de mayo de 2014

La jungla de asfalto (1950) de John Huston



Que John Huston fue un director excelente, realizador de grandísimos clásicos y maravillosas obras del Séptimo Arte, nadie lo niega. Eso sí, ya lo he dicho muchas otras veces, no por el hecho de que un director sea bueno, y por lo tanto, se le tenga en mucha estima, se ha de señalar como magnífica cada una de sus obras, si éstas no lo merecen, independientemente del prestigio del realizador en cuestión. Y aquí está el ejemplo. "La jungla de asfalto" es un film amparado por unas soberbias críticas que lo destacan como una obra maestra imperecedera, y patatín y patatán. Aquí voy a dejar reflejadas las palabras de un crítico especializado que la pone, obviamente, por las nubes, señalando lo siguiente de la misma: 

"Obra maestra del género negro. Un retrato de personajes al límite, hosco y amargo, sin asideros para el espectador, gracias a una puesta en escena de admirable sobriedad y precisión milimétrica (...) Un película imprescindible"

Miguel Ángel Palomo (Diario El País)

Aquí planificando un atraco

Los dos protas (Sterling Hayden y Jean Hagen)
Desde mi punto de vista, una vez vista la película, solamente puedo afirmar que estamos ante otro clarísimo caso de una entre otras muchas obras, sobrevaloradas por el mero hecho de pertenecer al autor al que pertenecen. Así de claro. La verdad, no salgo de mi asombro al comprobar que esta irrisoria historia de gángsters cuenta con tantísima estima, ya que no sólo no me parece nada del otro mundo y que, sin lugar a dudas, hay películas de temática similar mucho mejores, sino que es que me atrevo a decir sin reparos que me parece que tiene una historia malísima. El film viene a narrarnos el "meticuloso" plan llevado a cabo por un grupito de delincuentes, para atracar una joyería y llevarse el botín. Pero seamos francos, el plan de estos palurdos para realizar el "atraco perfecto" es de risa. No puedo tragarme la historia si ya de golpe y porrazo me ponen a cuatro tipejos sobreactuados haciendo un "un robo del siglo" que no hay quien se lo crea, que es ridículo y que involuntariamente, acaba adquiriendo matices semicómicos. 

¡Anda que vaya una panda de chorizos!

A pesar de su brevísima aparición creo que Marilyn Monroe es el
reclamo más atractivo para lograr que alguien se interese por el film
El planteamiento del guión se ve sumamente artificial, irreal, por lo tanto conmigo han fracasado en el intento de hacer que la trama llegue a hacérseme interesante. Aparte todo es enormemente previsible, y no saltemos con el cuento de que se hizo hace más de medio siglo, porque el cine negro era el género estrella del momento en el panorama cinematográfico y las pelis de gángsters y atracos se contaban por docenas en aquel momento, con sus clichés manidos incluidos, por lo tanto no le veo ningún mérito a "La jungla de asfalto", ni inventó la pólvora argumentalmente, ni visualmente ofrece un espectáculo deleitoso y por si fuera poco, lo peor de lo peor, es que posee una carencia de ritmo que la convierte en soporífera . Pero es que luego, con toda la jeta, te venden el film como si la identidad predominante del mismo fuese la musa Marilyn Monroe, cuando ésta sale dos minutos contados y haciendo su típico papel de mujer-florero sin que tenga ningún peso en la historia. 

Marilyn es la amante de uno de los maleantes (Louis Calhern)

La explicación es que, cuando se hizo, Marilyn todavía era una actriz principiante, no había logrado destacar en el mundillo, aunque claro, no tardaría mucho en hacerlo y al convertirse en el icono en el que se convirtió, pues fue el reclamo más utilizado para vender en posteriores pases y ediciones, esta película; siendo además la única curiosidad que a día de hoy puede conseguir hacer que la gente se interese lo más mínimo por visionarla. A mí, de verdad, que me digan qué tiene esta película para ser considerada una obra maestra y para que destaque por encima de otras de temática similar mucho peor consideradas. Lo digo muy claro, de nuevo, un film sobrevaloradísimo, y sin la presencia de la diosa rubia, seguramente caería en el más absoluto y merecido de los olvidos. 

Las cosas no acabarán bien entre los ladronzuelos

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada