sábado, 31 de mayo de 2014

La dama roja mata siete veces (1972) de Emilio Miraglia



La pequeña Kitty con su abuelito
Tras haber sido el responsable de "La noche que Evelyn salió de la tumba", el mismo Emilio Miraglia se encargó de realizar este giallo, en el que nuevamente se molestó en aunar los clichés característicos del popular subgénero italiano, de aquella época (principios de los setenta), con los presentes en los films de terror gótico (véase por ejemplo las memorables producciones de la Hammer), como ya habría hecho (con menor acierto) en su anterior trabajo. "La dama roja mata siete veces" pues fue el resultado de dicha unificación y si bien constituyó un proyecto mucho mejor elaborado, para mí sigue sin ser uno de los giallos más ejemplares de los muchos que se hicieron durante ese momento concreto. Lo cierto es que, he leído tantos comentarios positivos acerca de este film, que la verdad, me he llevado una cierta desilusión al verlo. No me parece una película desdeñable, tiene sus aciertos y sus puntos positivos, pero sin lugar a dudas también presenta múltiples detalles que, desde mi punto de vista, la hacen acercarse más a ser un giallo menor. 

El retrato que representa el crimen de la dama negra y la dama roja

Kitty ya mayorcita (la guapísima Barbara Bouchet)
El argumento parte de una premisa muy interesante. Tenemos a dos hermanas, Kitty y Evelyn, que se llevan como el perro y el gato. La peli arranca con estos dos personajes siendo niñas y, por supuesto, desde el inicio, aparecerán tirándose de los pelos. Resulta que estas monadas descienden de un acaudalo y millonarísimo linaje, y viven junto a su abuelo, en un inmenso castillo propiedad familiar. El abuelo les relata a ambas la historia de la dama roja y la dama negra, dos hermanas, antepasadas suyas, que en vida tenían tantas trifurcas como ellas mismas. Un día la llamada dama negra apuñaló sin piedad a su hermana, la dama roja, por cuestiones de celos y chorradas de ésas, causándole la muerte. Se cuenta la leyenda que la dama roja vuelve en forma de espíritu vengador y se cobra la vida de siete incautos, periódicamente cada cien años. Esta premisa sobrenatural será el leitmotiv de una serie de espantosos crímenes, acontecidos en 1972, fecha en la que se desarrolla la propia película y la que se apunta como el aniversario de la propia aparición de la dama roja. Muerto el abuelo de la familia, harán acto de presencia una serie de personajes para disputarse la herencia, entre ellos la propia Kitty ya mayorcita (Barbara Bouchet) y demás familiares; excepto su odiada hermana, Evelyn, la cual se haya en paradero desconocido. 

La dama roja empieza a matar

¿El espíritu de la dama roja?
La cuestión es que toda la peña que va guardando cierta relación con el asunto del testamento del fiambre, irá convirtiéndose en una víctima sangrienta de la supuesta "dama roja". Pero, ¿es en realidad el espíritu de la dama roja quien va haciendo recopilar los cadáveres a lo largo de la trama, o hay gato encerrado? No voy a negar que la película posee una historia muy interesante y además presenta todas y cada una de las características que han configurado el giallo a lo largo de su existencia, un asesino misterioso, sus pertinentes crímenes grotescos, múltiples sospechosos, enrevesamiento de la trama, pistas falsas, erotismo (sobre todo presente gracias a unos cuantiosos desnudos femeninos), etc. Digamos que nada falta, la película presenta bien sus cartas para ofrecer un giallo clásico en su esquema y forma. Pero no sé, algo le falta. No sabría explicar qué es lo que falla en "La dama roja mata siete veces", pero desde luego está muy lejos de ser un film redondo, como muchos otros giallos infinitamente mejores. Algo de lo que adolece es el ritmo, en ocasiones a mí se me hizo un tanto pesada. Otro gran inconveniente es que no se trata de un giallo muy vistoso en lo referido al tema muertes; hay muy pocos crímenes y éstos distan de ser gráficos, ni precisamente originales. 

Aquí Sybil Danning enseñando carne

Junto a Kitty, su prima Franziska (otro rostro
muy giallesco, Marina Malfatti)
Así mismo, tampoco me cuadran (una vez dadas las pertinentes explicaciones) muchas de las subtramas del film, que en resumidas cuentas han estado presentes para estorbar, más que para aportar interés al film en su conjunto. El tema de la ambientación gótica, tampoco se ve todo lo aprovechada que podría, ni da el cojonudo juego que podría haber supuesto, de haber sido el film dirigido con una mayor maestría. Aunque bueno, hay que decir a su favor que la explicación final resulta lo suficientemente satisfactoria como para dejar un relativo buen sabor de boca, gracias a un conveniente giro argumental más o menos sorpresivo. A mí ya lo digo, el film me decepcionó en resumidas cuentas, porque me pareció muy irregular. Posee una buena trama, un interesante planteamiento, pero es bastante ineficaz para llevar a buen puerto todo el conjunto de manera satisfactoria. Con todo, no deja de tener algún que otro atractivo. Por ejemplo, el aspecto del asesino, llamémoslo "la dama roja", que es bastante escalofriante y parece haber supuesto una importante influencia para posteriores slashers (sobre todo por el detalle de la careta). También destacaría su puesta en escena, en ocasiones es bastante efectiva, además la fotografía del film (como la mayoría de los giallos de la época) es muy buena y muy colorista. 

Tortura medieval

Por supuesto hay que hacerle una mención especial a la participación de la protagonista, la preciosa Barbara Bouchet (un rostro muy habitual en el giallo, véase "Angustia de silencio" o "La tarántula del vientre negro"), que hace un papel muy correcto, o a la aparición colaboración de la exuberante Sybil Danning, un icono la mar de sensual de la serie B ochentera por excelencia, que aporta pues eso, tetámen básicamente (la Danning demostró no ser precisamente pudorosa a lo largo de su filmografía). Poco más, la película se puede ver, a grandes rasgos creo que todo adorador del subgénero la disfrutará en la medida de lo posible, pero me parece muy injusto mencionarla como uno de los giallos más destacables de la época, porque francamente dista mucho de serlo. 

¿Quién es la dama roja?

*MI MOMENTO FAVORITO: uno de los asesinatos más violentos del film, tendrá como protagonista a esta pobre que quedará clavada tal que así, al puntiagudo pincho de una verja. 

Sólo es un pinchacito de nada...

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada