viernes, 2 de mayo de 2014

Pulp Fiction (1994) de Quentin Tarantino



Había una vez un señor llamado Quentin Tarantino que construyó
del plagio su técnica predilecta de realización cinematográfica
Bueno, bueno peliaguda resulta la cosa para mí comentar esta película. Obra de culto para muchos, gran obra maestra para una gran mayoría, para mí señoras y señores uno de los films más pedantes, pretenciosos y sobrevalorados de la Historia del Cine, sin lugar a ninguna duda. Y es que la verdad, yo no sé dónde puñetas se encuentra tanta maravilla y tanto merecimiento de derramamiento de baba, que la gente parece señalar y sufrir cuando se habla de esta película. Algo que también se puede atribuir, desde mi punto de vista, a su director, ese suplantador de ideas ajenas por excelencia que es Quentin Tarantino, del cual se suele señalar que es Dios como mínimo, un tipo que según he leído por parte de la crítica especializada y de muchos sectores del público, que lo adoran, tiene una capacidad casi innata de crear historias originales y una habilidad de abordar la narración casi casi divina, vamos, o sea que Tarantino descubrió América parecen querer decir. ¡Cuánta estupidez, por favor! Me parece incluso más pecaminoso, así lo digo, que los críticos, supuestos entendidos expertos en cine, señalen la originalidad como cualidad arraigada al señor Tarantino y su universo de películas tan "cultas". 

Amanda Plummer y Tim Roth, unos atracadores un poco pardillos

Para mí, Tarantino es obviamente una gran rata de videoclub (no lo digo como algo malo), cuyo principal mérito ha sido empaparse como una esponja, del saber hacer de un sin fin de realizadores cinematográficos, imitando sus estilos sin el mínimo pudor, para ir componiendo puzzles (extrayendo fragmentos de obras de éstos ya realizadas) que supondrían sus "obras maestras", haciéndose poseedor de un, según señalan muchos, estilo personal, que no es más que el fruto de una incesante labor plagiadora. ¿Que alguien lo duda? Bueno, en este comentario haré un pequeño recorrido a la trayectoria de la usurpación de ideas no propias, que Tarantino, ha ido acaparando cual parásito chupón para elaborar esta petarda, aburrida y cansina "obra maestra". 

Los matones Vincent Vega (John Travolta) y Jules Winnfield (Samuel L. Jackson)

Mia Wallace (Uma Thurman)
Bueno, como deduzco que es una película que todo el mundo se ha visto (por favor, el que no lo haya hecho tendrá que aguantar por parte de los más instruidos que lo cataloguen como un inculto no digno de respirar su mismo aire), no me voy a parar a contar su argumento (que por otro lado, no veo que tenga tanto interés como se suele señalar, ni que sea la pera limonera, ¿alguien por favor, me puede indicar qué es lo que mola tanto tantísimo de la historia de "Pulp Fiction" que merezca la pena hacerle una reverencia eterna?), sino que voy a ir al meollo de la cuestión. O sea, a delatar plagios y apropiación de ideas, planos, escenas y demás tretas parásitas que este buen señor llamado Tarantino ha plasmado en su peliculita y a desmentir, para que no quepa ninguna duda, ese mérito inmerecido de que este tío ha hecho algo que se pueda llamar original, por mucho que se diga por ahí. Pues bueno, como todo buen hijo de vecino sabrá, "Pulp Fiction" está compuesta por varias historias, protagonizadas por varios personajes, que se irán interrelacionando entre ellas. Muy bien, ya de antemano se dice que Tarantino es un crack por haber hecho semejante composición, como si nadie más hubiese construido una película así antes que él; hasta el mismo realizador ha confesado haber sacado la inspiración directa del film de Mario Bava "Las tres caras del miedo", compuesto por tres historias que forman el largometraje. Bueno, ya nos ha quedado claro que en este aspecto Tarantino no fue ni ningún precursor, ni ningún adelantado, por favor por muy adoradores de él que seáis, saber reconocer esto. 

Fotograma de "Las tres caras del miedo" (1963) de Mario Bava de donde Tarantino
sacó la inspiración para dividir la historia de "Pulp Fiction" en tres partes diferenciadas

Pero resulta que el film no sigue una estructura narrativa lineal (¡oh, qué grande por favor!, ¿cómo se le habrá ocurrido?), lo cual se ha señalado como algo muy novedoso y guay del paraguay. Bien, echemos la vista atrás y comprobaremos que esta técnica de narración cinematográfica, está directamente extraída del film de Stanley Kubrick, "Atraco perfecto" de 1956 (¡vaya hecho cuarenta años antes que "Pulp Fiction"). Pero aquí no acaba la cosa, es que ya en 1950, el japonés Akira Kurosawa ya había empleado la misma técnica en su film "Rashomon", no nos olvidemos también del film "El código del Hampa" de Don Siegel, dirigida en 1964. De golpe y porrazo ya se me han venido a la cabeza tres ejemplos muy claros de que Tarantino ha sido un usurpador en cuanto a técnica guionística, a la hora de presentar la narrativa de "Pulp Fiction", por favor, señoras y señores adoradores de Tarantino, sepan reconocer que ni por su estructura "Pulp Fiction" es un film original. 

Fotograma de "Atraco perfecto" (1956) de Stanley Kubrick, de donde Tarantino
sacó la idea de descolocar los hechos narrados cronológicamente en "Pulp Fiction"

Pero sigamos con los plagios, y la nombrada "El código del Hampa" me va a venir muy bien para hacer mención de otro muy claro. Tarantino no se comió mucho el cerebro para crear las figuras de los matones Vincen Vega (John Travolta) y Jules Winnfield (Samuel L. Jackson), no, no. Es más están literalmente sustraídos de la propia "El código del Hampa", de los personajes interpretados por Lee Marvin y Clu Gulader. Bueno, supongo que una imagen vale más que mil palabras. 

Los matones de "El código del Hampa" (Lee Marvin y Clu Gulader)

Y por si hubiese alguna duda, echar un vistazo a esta captura del film exploitation de los setenta "Bonnie's Kids" (las exploitation setentera, es que es la cuna del cine de Tarantino y su manual de instrucciones, sólo que no están ni la mitad de bien valoradas como las obras de este buen señor).

Fotograma de "Bonnie's Kids" (1973)
¿Alguna semejanza?

Continuemos, ¿recordáis esa escena en los matones van en un coche con un tipo en el asiento trasero y al que interpreta Travolta se le dispara el arma, por culpa de que el coche se topa con un bache y el vuela la cabeza al del asiento de atrás? Bueno yo he oído por ahí que la escena tiene tanta chispa que sólo a un genio se le podía haber ocurrido, porque irradiaba genialidad (sí sí, estas mismas palabras he oído hablando de esta escena). Pues bueno, ese genio al que se le ocurrió no se llama Quentin Tarantino, sino Brian De Palma. Echad un vistazo a la escena en la que Kirk Douglas disfrazado y armado, se mete en el coche de dos policías durante una huída, en la peli "La furia" de 1978 y escuchad cierto diálogo:

''Me temo que podría encontrarse con un bache y el arma se dispararía''

En "La furia" no llega a hacerse notorio el disparo, pero no hay que ser muy lumbreras para sumar dos y dos, y siendo Tarantino un reconocido admirador de Brian De Palma (no cabe duda, viendo lo mucho que lo ha copiado en varias de sus películas), no hay más que decir creo yo.


Sigo, sigo. Seguro que muchos habréis alabado la "genialidad" (me río yo) de la famosa escena del baile protagonizada por Uma Thurman y John Travolta. Pues bueno, esta escena está directamente tomada de la película "Banda aparte" de Jean-Luc Godard, una de esas obras representativas de ese movimiento tan artístico como pedante, llamado la nouvelle vague, en Francia. En dicha película, un trío de personajes protagonizan una escena muy similar, marcándose un bailecito en una cafetería. Le molaba, por lo visto, tanto a Tarantino esta peli, que no tuvo tampoco reparo en copiar el título para atribuirle un nombre a su productora, llamada así "A Band Apart"

Escena del baile de "Banda aparte" (1964) de Jean-Luc Godard
A Band Apart Productions

Pero por su esto no fuera poco, Tarantino demostró no tener barreras en el mundillo del plagio y para los movimientos coreográficos de la Thurman y Travolta, no se complicó y copió descaradamente los del baile protagonizado por los gatos Duquesa y O'Malley en el clásico de Disney, "Los aristogatos". No tenéis más que echar un vistazo, vamos. 

Duquesa y O'Malley moviendo el esqueleto en "Los Aristogatos"
Travolta y la Thurman haciéndoles el paso a los personajes Disney

Otra escena que ha producido derramientos de baba masivos, por su "genialidad" y sobre todo, por su "originalidad" (me vuelvo a reír yo), fue la del jeringuillazo a Uma Thurman, a la que hacen volver en sí después de casi irse al otro barrio, por írsele un poco la manita con el abuso de las drogas. Me pregunto cómo se sentiría el señor Martin Scorsese tras ver esta escena. ¿Por qué? Muy sencillo, estamos ante otra sutil apropiación de ideas por parte de Tarantino. Scorsese realizó en 1978, un documental llamado "American Boy", sobre un chaval llamado Steven Prince, colega suyo, que era adicto a las drogas. En una escena de dicho documental, este chico relata con lujo de detalles cómo presenció la reanimación de una persona gracias a un jeringuillazo, lógicamente de dicho testimonio se hizo eco el espíritu parasitario de Tarantino y no tuvo más que hacer gráfico este testimonio para la escena en concreto, tan reconocida, de "Pulp Fiction"

Escena de "American Boy" (1978) de Scorsese en el que
el joven Steven Prince relata el momento "jeringuillazo"

El famoso "jeringuillazo" en cuestión

Pero no hemos acabado, queda más. Ahora vamos a destapar un cantoso plagio hecho por Tarantino al gran Alfred Hitchcock. La escena en la que el personaje del boxeador Butch (Bruce Willis), se topa con el tan sonado a lo largo de la peli, Marsellus Wallace (Ving Rhames), yendo en el coche, es una clara recreación de un momento concreto de "Psicosis", cuando Janet Leigh huye con el dinero en su auto y se topa cara a cara con su jefe, en un paso de cebra. 

ESCENA DE "PSICOSIS"


ESCENA DE "PULP FICTION"



Más hay más, hablemos ahora del cruento momento de la violación/sodomización del personaje de Marsellus Wallace. De primeras podría venirnos a la cabeza la escena de la violación de "La última casa a la izquierda" de Wes Craven, pero más claramente está extraída de la película de John Boorman "Defensa", en la que tiene lugar un momento exacto. Eso sí, Tarantino no se limitó sólo a copiarlo desde el punto de vista argumental, también hizo lo propio desde la composición visual, y es que no hay más que ver cómo están compuestas ambas escenas, para ver que el muy jeta hizo una fotocopia de los planos y el montaje. ¡En serio!, ¿se puede tener más cara? 

ESCENA DE "DEFENSA"



ESCENA DE "PULP FICTION"



Y no se quedó contento sólo con eso, en la misma escena vemos como Bruce Willis agarra una catana y se emplea contra el voyeur, que se deleita con la violación del pobre Marcellus. Este momento "espadazo", está calcado, pero CALCADÍSIMO, de una escena del film "Santa sangre" de 1989 dirigido por Alejandro Jodorowski, no hay más que ver ambas escenas y, sin ser muy lumbreras, uno podrá ver las alarmantes similitudes. 

ESCENA DE "SANTA SANGRE"



ESCENA DE "PULP FICTION"



¡Bufff!, ¡esto no se acaba, de verdad! Hablemos ahora de las escena "inicial/final" del atraco a la cafetería. Una parejita (Tim Roth y Amanda Plummer) se disponen a realizar todo un golpe en una cafetería donde se encuentran los matones (John Travolta y Samuel L. Jackson), que les ajustarán las cuentas. Bueno, nadie lo diría, pero esta escena está muy, pero que muy muy muy inspirada en otra de la película española "El crack" de 1981, protagonizada por Alfredo Landa y dirigida por Jose Luis Garci. Sí, sí, Tarantino copiando a Garci, ¡vaya! ¿Alguien tiene dudas? Sólo mirad las imágenes. 

ESCENA DE "EL CRACK"



ESCENA DE "PULP FICTION"



Y por si todavía a alguien le queda alguna duda de que Tarantino viese la película "El crack", tengo la prueba de que lo hizo y que este parecido no es pura coincidencia. Veáse la escena en la que Bruce Willis se va en moto con María de Medeiros, ¿qué música suena de fondo? Nada más y nada menos que, ¡la banda sonora de "El crack"! Bueno, creo que no caben pues dudas, Tarantino la tuvo muy en mente. 

En este momento concreto suena de fondo la banda sonora de "El crack"

Pues bueno, seguramente haya tropecientos ejemplos más, sólo en "Pulp Fiction" (imaginaos hacer un estudio riguroso de toda la filmografía de Tarantino), pero creo que los que he puesto dan una idea, más o menos cercana, de los puzzles que compone Tarantino y a los que a la peña les da por llamarlos "grandes películas innovadoras y originales". 

''¿John McClaine?, no, pero podría serlo''

Mencionar dos acontecimientos relacionados con "Pulp Fiction". Resulta que en los créditos Quentin Tarantino figura como único guionista del film (¡vaya, no iba a ser menos!). No obstante al poco tiempo del éxito de la cinta, un amigo suyo Roger Avary, también guionista, le reclamó parte de los beneficios y lo acusó de plagio (¡vaya, qué novedad!). Avary se atribuyó la invención de varios fragmentos del guión (por ejemplo el del protagonizado por Christoper Walken y el puñetero reloj que tanto significa para el personaje de Bruce Willis), aparte de algún que otro ápice imprescindible para la concepción de la historia (¡si todos los que han sido plagiados por Tarantino tuviesen que dar testimonio de ello!). Total, que al final no sé que ostias pasó, no sé si acabaron en los tribunales, porque no hay constancia de ello, o si Avary viendo el poder mediático de su colega se lo pensó dos veces y declinó. La cuestión es que ambos acabaron de colegueo recogiendo un Oscar al mejor guión original (¡madre mía, qué justos son los Oscars por favor!), ¿Tarantino acabaría reconociendo la autoría de Avary en el guión?

Tarantino y Avary recogiendo el Oscar al mejor guión original
(todo un insulto a la palabra "original")

''¡Jericó y su puta madre, cállate ya pesado de los cojones!''
Otra cosuca, por lo visto el señor Samuel L. Jackson se tenía muy creído que él se llevaría el Oscar al mejor actor secundario, por el que estuvo nominado gracias a su papel del matón Jules Winnfield. He de decir que no aguanto a este personaje. Bueno, no aguanto la película en sí, pero es que este personaje concretamente me crispa, con sus estúpidas citas bíblicas y esa pedantería asquerosa, soltando subnormalidades todo el rato, me dieron ganas todo el rato de que una de las múltiples balas que ruedan por la película, le le hubiese ido directa al cogote. Fuese como fuese, la cuestión es que Jackson se llevó muchas alabanzas por la crítica y estas historias y se ve que fue con los aires muy subiditos a la ceremonia de los Oscars. Pues bueno, el ganador resultó ser Martin Landau por su estupendísima encarnación del mismo Bela Lugosi en el film "Ed Wood" de Tim Burton. En lo personal creo que Landau por supuesto se lo merecía mucho más, porque por momentos llegar a parecer el mismísimo Bela Lugosi, resulta un trabajado más que impecable que considero que es digno del reconocimiento que se le dio. No obstante, el señor Jackson no mostró el respeto debido y cuando se pronunció en nombre del ganador soltó un clarísimo "¡Oh, shit"! (o sea "¡Oh, mierda!"), poniendo cara de mala leche. En fin, visto lo visto creo que Jackson se portó como un imbécil, porque siendo un profesional considero que es lógico guardar las composturas y al menos mostrar respeto por el ganador, no sólo por cuestión de eso, de profesionalidad, sino porque encima el señor Landau para más inri era un señor mucho más mayor y veterano, lo cual yo creo, que le hacía más merecedor de una cantidad de consideración superior. En fin, el señor Jackson se fue a casita con muy malas pulgas y sin la estatuilla y en lo personal debo decir que me alegro, lo primero por demostrar ser un patán y lo segundo porque a día de hoy su personaje me sigue pareciendo uno de los más insoportables y cargantes a los que haya tenido la desgracia de aguantar en una película. 

Ahí Samuel L. Jackson quedando como un maleducado irrespetuoso y faltoso

Sin más ni más, creo que "Pulp Fiction" no es la gran película que la gran mayoría suele indicar. Es pretenciosa, exageradamente larga, tediosa, aburrida y para colmo se le señalan cantidad de méritos que en mi vida sabré verle y por supuesto jamás se los reconoceré. Y por supuesto, mi opinión cuenta tanto como la de los típicos gafapastas que señalan que algo es magnífico, sólo porque un puñado de intelectuales van diciendo que lo es. ¿Obra maestra?, naranjas de la China. 

4 comentarios:

  1. Creo que no sabes diferenciar el plagio de referencia, pero bueno, que esperarse de alguien que cree que la cutreza de "La última casa a la izquierda" es una obra maestra xDDDDD

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Menos mal que siempre habrá ilustres como usted para dejarnos ''clara'' la diferencia, muchísimas gracias, muy amable por su visita

      Eliminar
    2. En ningún momento llegué a explicarla.

      Eliminar
    3. Pues le invito a que lo haga, así aprendemos algo de una mente ilustre, un saludo

      Eliminar