miércoles, 14 de mayo de 2014

El fotógrafo del pánico (1960) de Michael Powell



El psicópata, Mark Lewis (Carl Boehm)
Todo un clásico que, con el tiempo se ha ido convirtiendo en un absoluto film de culto, aparte de haber supuesto un claro antecedente a la hora de asentar ciertos clichés habituados al cine de psicópatas que tan popular se haría décadas después. Esto conlleva a que, sin lugar a dudas, "El fotógrafo del pánico" se merezca su pedestal en la Historia del terror. El film nos cuenta la historia de Mark Lewis (un acertado Carl Boehm), un fotógrafo que trabaja como operador de cámara para el cine. El tipo parece normal de cara al público, pero en realidad, es un perturbado psicópata que tiene una acentuada obsesión por asesinar mujeres, mientras filma (a modo de plano subjetivo) sus crímenes. El tipo parece encontrar cierta satisfacción a la hora de plasmar el último aliento de sus víctimas en el celuloide; todo esto es debido a un trauma que tiene debido a su infancia atormentada, ya que su papi, un científico cabroncete, lo sometió a crueles experimentos, para captar sus reacciones ante el miedo. Por supuesto, sus asesinatos, no tardarán en ser investigados por la policía, que no tardarán en convertirlo en un certero sospechoso. 

Observando a una futura víctima

¡Cuidado con ese pincho!
"El fotógrafo del miedo" es un film interesante, más porque, como ya he dicho, sirvió como mero antecedente de una grandísima parte posterior de films que compusieron la evolución del género de terror, que por ser una película verdaderamente estimable. Su director, Michael Powell, se esforzó por imitar a Hitchcock, quien ese año brindaría una obra maestra muy superior, que exponía amplias similitudes con "El fotógrafo del pánico", me estoy refiriendo por supuesto, a "Psicosis". Ambos films han pasado a la historia, por haber sido el inicio primigenio del slasher, por su plasmación de la figura del perturbado psycho-killer que va eliminando víctimas periódicas. Pero Powell, no es Hitchcock y se nota y en donde "Psicosis" sale triunfal, "El fotógrafo del pánico" se hunde. Una pena, que un argumento tan bueno y original, en su momento, divague en una historia muy mal contada, perjudicada por un ritmo muy lento y que despierta muy poco interés en el espectador. El film abre de manera satisfactoria, los crímenes del asesino tomados en primera persona, resultan llamativos, pero su desarrollo deja mucho que desear. El suspense es bastante nulo y el retrato que se hace del asesino, tampoco es muy interesante. Lo peor es que su parte central es muy aburrida, y se nota que se ha desaprovechado mucho un libreto que en manos de un Hitchcock habría resultado una joya sin igual. 

Haciendo una snuff movie

Proyectando sus grotescas filmaciones
En su momento, "El fotógrafo del pánico" levantó ampollas como suele decirse. Se convirtió en un film muy polémico y además obtuvo malísimas críticas, principalmente porque lo tachaban de ser un experimento que rozaba lo enfermizo (y eso que el gore no había hecho su aparición, lo que dirían de "Blood Feast" o "2000 maniacos", ¡Jesús!). No obstante, con el paso del tiempo hubo ciertos sectores por parte del público que la resucitaron del cierto olvido en el que había caído y la proclamaron como una peli de culto. Lo que me parece más llamativo, es que fue la primera película en hacer notorio el término snuff movie, o sea películas en las que se asesinan a personas reales ante la cámara, que años después ha dado mucho juego en posteriores producciones (hasta a día de hoy), aparte repito de esa innovación dentro del género que dio pie a futuras inspiraciones por parte de grandes autores en el campo del terror. Pero, obviando estos detalles debo decir que "El fotógrafo del pánico" no me gustó en líneas generales, me parece un film muy sobrevalorado, muy mal concebido y pésimamente narrado. Como curiosidad tiene su gracia, pero para nada se merece, desde mi punto de vista, el término de joya a rememorar. En resumidas cuentas, presentó un esquema, ahí empiezan y terminan sus méritos. 


Preparado para otro crimen

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada