jueves, 1 de mayo de 2014

¿Quién engañó a Roger Rabbit? (1988) de Robert Zemeckis



El detective Eddie Vallant (Bob Hoskins)
R.I.P. (1942 - 2014)
Debido al reciente fallecimiento del actor Bob Hoskins, hace un par de días, he decidido rememorar este grandioso clásico de los ochenta, que contó con la presencia de este actor como protagonista. "¿Quién engañó a Roger Rabbit?" ya es ha día de hoy un auténtico film de culto, cuya concepción les dio más de un dolor de cabeza a sus realizadores, porque ponerla en marcha no fue una acción nada fácil, todo lo contrario. La idea partió de una novela de 1981, titulada "¿Quién censuró a Roger Rabbit?" de Gary K. Wolf, protagonizada por personajes irreales (en el film se convirtieron en dibujos animados) interactuando con personas reales de carne y hueso. En el momento en el que vio la luz, la Disney vio potencial en ella para hacer una buena adaptación y enseguida se hizo con los derechos de la misma.

''Hola Dumbo, ¿qué te cuentas?''

Pero la productora de films animados por excelencia, estaba pasando su período más negro y el proyecto fue quedando relegado durante tiempo y no fue hasta años después, cuando viendo que el señor Spielberg y sus producciones, estaban siendo el máximo boom en taquilla durante la década, decidieron pactar una cooperación para desarrollar el film. Tras llegar a un acuerdo con el magnate del cine de entretenimiento del momento y tras asociarse también con la Warner Bros, el rodaje de "¿Quién engañó a Roger Rabbit?" se puso en marcha, con Roger Zemeckis (colega de Spielberg, que además lo acaba de petar con el exitazo de "Regreso al futuro"), a la cabeza de la dirección. 

La estrella de Dibu-Hollywood, Roger Rabbit

Una panda de gángsters animados
El film, debido a su planificación, fue obviamente un tanto complejo de rodar, suponiendo además todo un avance en el terreno de la realización de películas animadas. Los actores debían actuar, lógicamente, solos la mayor parte del tiempo, fingiendo estar conversando y relacionándose con los personajes animados que serían incluidos en post-producción. Muchos de los actores de doblaje llegaban a estar presentes en los rodajes, fingiendo ser el propio personaje animado al que darían su voz, para hacer más fácil la labor a los actores de carne y hueso; apoyados también por la presencia de modernos artefactos que el equipo técnico utilizó para disimular el movimiento del propio personaje animado. Por ello, cae de cajón que desarrollar el film al completo fue un trabajo de chinos, y resultado de un trabajo muy profesional y mimetizado.

Ahí anda Betty Boop contoneándose 

El argumento del film nos presenta todo un homenaje al cine negro característico de los años cuarenta, de hecho la acción se desarrolla durante ese período de tiempo. Nos cuenta como un detective, Eddie Vallant (Bob Hoskins), es contratado para descubrir la supuesta infidelidad de la femme fatale (animada), Jessica Rabbit, a su marido, el conejo Roger, estrella de unos importantes estudios cinematográficos (en los cuales trabajan dibujos animados como actores normales). Pero la investigación se complicará, pues una serie de asesinatos, de los cuales Roger parecerá culpable, irán dándose cuenta a Eddie de que un asunto turbio se cuece en Dibu-Hollywood

A bordo de Benny

Disney v.s. Warner
Destacar por supuesto del film, su maravillosa realización. Habrá quien a día de hoy le parezca una antigualla, con tanta evolución en terreno de la animación aportada por los avances digitales, pero vamos, yo considero que sigue siendo espectacular incluso en la actualidad y que refleja a la perfección el soberano coste que supuso hacerla. Es gracioso y curioso el hecho de ver mezclados a personajes de la animación tan populares, tanto de la factoría Disney (Mickey Mouse, Pinocho, los enanitos de Blancanieves,...), como de la Warner (véase los Looney Tunes, Bugs Bunny, el pato Lucas, Piolín,...), como otros tan populares como Betty Boop; debido al acuerdo llegado por sendas productoras de films animados, si no me equivoco de hecho, sería el único film en el que podrían verse juntos estos personajes. Amén de resaltar el carisma de nuevos personajes animados de gran carisma como el propio Roger Rabbit, su mujer la sensual Jessica Rabbit (posiblemente uno de los dibujos más eróticos existentes en el panorama de la animación, con permiso de Betty Boop); Benny, el coche; o mi favorito (porque es el que más me hizo reír siempre), el faltoso y rufián bebé Herman.

El malvado juez Doom (Christopher Lloyd, Doc en "Regreso al futuro")

Decir también que, a pesar de incorporar animación, la película no es precisamente infantil que digamos. Como ya he dicho, la trama sigue el esquema de una peli de cine negro, con gángsters, asesinatos, putiferios y demás aspectos que lo caracterizan; lo cual era uno de los aspectos que más les preocupaba a sus productores de cara a la taquilla. A ver, el film no es que sea tampoco digno de merecerse una calificación para adultos, porque puede ser más o menos disfrutable por espectadores más juveniles a la perfección, pero desde luego no tiene el tono infantil característico de las producciones animadas comunes destinadas para toda la familia. 

Jessica Rabbit (Kathleen Turner le prestó la voz), es toda una cachondota

El faltoso y zafio bebé Herman
Con todo, y a pesar de la cierta desconfianza en el proyecto (se veía muy inviable el hecho de recuperar los 70 millonazos de dólares que costó hacerlo, ¡todo un pastazo del momento!), el film se convirtió en un grandísimo éxito de taquilla, recaudando sólo en Estados Unidos 154 millones (superando los 300 a nivel mundial). Gracias a esto, el conejo Roger Rabbit se convirtió en otro memorable personaje del mundillo de la animación e, incomprensiblemente, no contó con ningún largometraje más (sí se harían un par de cortometrajes más, al estilo del que abre el film), a pesar de que se habló de realizar una secuela, el proyecto quedó en una simple habladuría. Pero bueno, no me extrañaría que en algún momento lo rescatasen para plantarnos en toda la jeta, otro remake (ya curados de espanto estamos en este terreno). Un grandísimo clásico, un muy loable homenaje al cine negro, dotado de gran sentido del humor, gracias al carisma un puñado de personajes animados. Digna de rememorar cuantas veces haga falta.

Volando con Mickey Mouse y Bugs Bunny

*MI MOMENTO FAVORITO: a mí me sigue encantando ese divertidísimo corto animado, protagonizado por Roger Rabbit y el bebé Herman, con el que se inicia el film

''Algo se está cocinando''

No hay comentarios:

Publicar un comentario