jueves, 26 de diciembre de 2013

Cuento de Navidad (1938) de Edwin L. Marin



El avaro y repelente Ebenezer Scrooge (Reginald Owen)
La verdad me llevé una grata sorpresa al descubrir que existía esta adaptación cinematográfica del clásico cuento navideño de Charles Dickens, la cual además, supuso la primerísima de todas las existentes. Lo cierto, es que hasta hace bien poco, desconocía su existencia y daba por hecho que el primer film que se había estrenado de tal texto había sido "Cuento de Navidad" de 1951, que ya he comentado hace unos días. No obstante, siempre es gratificante descubrir nuevas joyitas clásicas como ésta. Bueno, he de decir que esta todavía más antigua versión de tan famosísimo cuento, me ha gustado mucho, de veras. En sí, obviamente, cuenta la mismísima historia que ya he comentado en los post correspondientes a la versión de 1951 y a la televisiva de 1984 (cae de cajón porque todas resultan unas adaptaciones bastante fidedignas del cuento original), es decir no mostrará la asombrosa transformación de la personalidad cruel y arrogante del millonario y avaro Ebenezer Scrooge (interpretado en esta ocasión por Reginald Owen), gracias a la visita de tres espíritus, durante la Nochebuena, que le mostrarán su pasado, presente y futuro. Dicha visita abrirá los ojos del viejales insoportable y acabará convirtiéndolo en una persona llana y amable, que pasará de detestar la Navidad a entender su verdadero significado; cuya mayor importancia radica en dar amor a los demás y por lo tanto recibirlo. 

El empleado de Scrooge, Cratchit (Gene Lockhart) con su familia en Navidad

Scrooge recibe la visita del espíritu de su antiguo socio
difunto, Jacob Marley (Leo G. Carroll)
Varias cosas sobre esta adaptación. Se trata de una película de una factura técnica asombrosa, no es para menos, habiendo estado producida por la magnánima Metro Goldwyn Mayer. La ambientación del siglo XIX (cuando se desarrolla la historia) es sobresaliente (me atrevería a decir que es incluso la mejor de las tres adaptaciones que he comentado de dicho cuento; también hay que decir que ésta era una producción más cuidada y potente). También, en contraposición de las otras dos, presenta una elaboración de efectos especiales bastante más notorios (es curioso, de verdad, siendo la más antigua de todas, pero es cierto), los caules además, son de una calidad excelente, teniendo en cuenta su año de producción. Bueno, el desarrollo del cuento no presentará ninguna sorpresa, a todos los que (como yo) ya conocíamos de antemano, pero vamos, eso no le quita que sea un film bastante disfrutable. 

Scrooge con el Espíritu de la Navidad Pasada, que en
esta versión es una bella mujer (Ann Rutherford)

Scrooge con el Espíritu de la Navidad Presente (Lionel Braham)
El reparto, pues también me pareció muy correcto, destacando como siempre, al que hace del personaje principal, el señor Scrooge; en esta adaptación en rostro bastante habitual en producciones de aquellos años, Reginald Owen (por ejemplo yo lo recordaba porque hacía del vecino capitán de barco de la familia Banks en "Mary Poppins"); cuya interpretación puede verse un tanto sobreactuada, pero bueno, como siempre digo, eran lindeces irremediables de la época. Una cosa que me ha llamado la atención y que ya señalé como curiosa novedad cuando comenté ''Cuento de Navidad'' de 1984, es que se presenta al espíritu de la Navidad Pasada como una preciosa mujer; en el cuento original de Dickens, a pesar de ser un personaje andrógino, se referían a él en sexo masculino, así que me resulta bastante novedosa dicha licencia en esta primera versión, aunque el resto de elementos reflejados en la películas son absolutamente fieles al texto original. Por lo demás, no tengo demasiado que añadir a lo que he comentado de las otras dos adaptaciones; es un film bonito, entrañable, sensiblero e ideal para disfrutar en familia en estas fechas navideñas (¿cuando sino, verdad?), además la película dura poco más de una escasa hora, así que su visionado es enormemente ameno y uno la devora casi sin enterarse. 

Scrooge ha comprendido el verdadero significado de la Navidad

*MI MOMENTO FAVORITO: siguiendo en mis treces, al igual que las otras versiones comentadas, el momento que más me gusta es la siniestra y mal rollera visita del Espíritu de la Navidad Futura, que será el que definitivamente cambie el carácter agrio de Scrooge (Reginald Owen).

Scrooge con el aterrador Espíritu de la Navidad Futura

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada