viernes, 6 de diciembre de 2013

Una tarde en el circo (1939) de Edward Buzzell



El Sr. Triquiñuelas (Groucho), Antonio (Chico) y Punchy (Harpo)
Después de haber realizado con la compañía RKO la película "El hotel de los líos", los hermanos Marx retomaron su unión con la Metro Goldwyn Mayer, que tanto éxito les había proporcionado con "Una noche en la ópera" y "Un día en las carreras". En esta ocasión, el alocado trío de cómicos volverá a las andadas, poniendo todo patas arriba, en un circo como escenario de toda la trama. El argumento vuelve a recuperar el esquema típico de los films de los Marx, no seguido en "El hotel de los líos", así que de nuevo la trama incluirá la difícil historia de amor entre una pareja, que logrará encontrar su estabilidad romántica gracias a la intervención de los tres hermanos. En esta ocasión nos encontramos con un jovenzuelo propietario de un circo, Jeff Wilson (Kenny Baker), quien debe pagar una cuantiosa suma de dinero a su acreedor para mantener dicho negocio. 

Triquiñuelas y Antonio con el forzudo, Goliath (Nat Pendleton)

Los enamorados Julia (Florence Rice) y Jeff (Kenny Baker)
Pero resulta que el acreedor es un cretino y no tiene ningún interés en que el chaval le pague, porque pretende echar abajo el circo y montar otro negocio. Así que para asegurarle el fracaso al muchacho, con la ayuda de un par de empleados indeseables de Jeff, le robarán el dinero fingiendo un atraco. Así que el chico se ve hundido ante la imposibilidad de pagar sus deudas, la difícil situación de abandonar su preciado circo y a su vez, de no poder forjarse futuro con su amada Julia (Florence Rice). Pero lo que el chico no sabe es que contará con la ayuda de los mejores (según se mire) detectives, los hermanos Marx, que entrarán en acción para asegurarse de que Jeff mantenga a flote el negocio y a la vez conquistar a su amada. Por un lado, Antonio (Chico) y el mudo Punchy (Harpo) serán los encargados de investigar quién ha sido el autor del robo del dinero, lo que irá deparando una serie de divertidísimas e hilarantes anécdotas que, casi seguro, arrancarán fácilmente alguna carcajada a todo tipo de espectador. Y por el otro, tenemos al señor Loophole (Groucho), traducido en español como "Triquiñuelas", quien intentará augurarle a Jeff una más pronta recuperación de la suma debida, intentando camelarse a la millonaria tía de éste (interpretada, como de costumbre, por la habitual colaboradora de los Marx, Margaret Dumont). Para ello deberá utilizar sus más efectivas herramientas de seducción, aunque le cueste. 

Triquiñuelas caminando por el techo con la trapecista Pauline (Eve Arden)

Triquiñuelas camelándose a la
ricachona Sra. Dukesbury (Margaret Dumont)
Hay quien señala por ahí que "Una tarde en el circo" supuso el inicio de la decadencia del trío de inconmensurables artistas de la comedia. Yo la verdad, no estoy de acuerdo. Si se señala a "Sopa de ganso" o "Una noche en la ópera" como lo más grande de los Marx (y con razón porque son grandes clásicos muy divertidos), no veo que "Una tarde en el circo" sea peor o que tenga una calidad menor, ni en lo referido a la realización ni en la efectividad de los gags cómicos presentes. Obviamente, como siempre digo, hay que tener en cuenta la época en la que se hizo, el humor utilizado dista mucho del que, a día de hoy, estamos acostumbrados, por lo tanto para que películas como ésta sean más disfrutables, debemos de hacer un mínimo esfuerzo (tampoco es una misión imposible) para tratar de adaptar nuesta mente a la clase de comicidad mostrada en el film. No obstante a mí me parece que "Una tarde en el circo", en líneas generales, es muy divertida. En su línea, los hermanos Marx, ofrecen escenas memorables, desternillantes y sobre todo, como no podía ser menos, muy locas. A continuación voy a destacar algunos de los momentos más divertidos, desde mi punto de vista: 

- el interrogatorio que Groucho y Chico le hacen al enano, para sonsacarle información del "robo".

''¿Podría darme un cigarrillo de los suyos?''

- el registro que Chico y Harpo hacen en la habitación del forzudo del circo (Nat Pendleton), mientras éste duerme. 

''Duérmete niño, duérmete ya...''

- algunas de las perlas que Groucho le dedica a la millonaria Margaret Dumont. 

''Extiéndame un cheque de 10.000$ y todo el mundo estará
feliz incluso el gorila, quiero decir usted''

- la escena durante la elegante cena presidida por Margaret Dumont, en la que ella va a hablar y justo cuando abre la boca para emitir una palabra, se oye el barrito de un elefante y todo el mundo da por sentado que dicho sonido lo ha producido ella. 

''Necesita usted hacer régimen''

- cuando Harpo y Chico sueltan una plataforma flotante, en el mar, con una orquesta encima ofreciendo un concierto y éstos empiezan a perderse en el océano. 

Tocando en alta mar

No puede faltar Harpo tocando el harpa
En resumidas cuentas es un film tan ameno como otros muchos de los fantásticos cómicos, y al igual que éstos, sus principales defectos vienen dados por unos alargados y pesadísimos números musicales, en especial uno concreto en el que Harpo toca el harpa rodeado de unos cuantos negritos que le dedican una interminable melodía, por haber sido capaz de apaciguar a los fieros leones con la música. Pero bueno, son relativamente pasables porque el resto del film es de verdad, es muy ameno y consigue su propósito, a grandes rasgos, de resultar muy divertido; por supuesto para aquél al que le guste la comedia clásica y más concretamente, para todo adorador de los hermanos Marx. 

Recaredo, el gorila, es el mejor supervisor del dinero

A destacar también el momento en el que Groucho nos deleita con un gracioso número musical, probablemente el mejor y más ameno de toda la filmografía de los hermanos Marx, cantando una canción bastante animada llamada "Lydia, the tattooed lady"

Triquiñuelas cantando "Lydia, the tattooed lady"

*MI MOMENTO FAVORITO: la hilarante actuación final en el circo, que tendrá como protagonistas a los hermanos Marx, al malvado acreedor, a la ricachona señora Dukesbury y al propio Recaredo, el gorila, en un show que incluye piruetas en trapecios y acrobacias voladoras. 

El caos y las risas van unidas en este circo

No hay comentarios:

Publicar un comentario