jueves, 12 de diciembre de 2013

Solo en casa (1990) de Chris Columbus



La numerosa familia McCallister
Y después de haber comentado un clásico navideño tan entrañable y tan maravilloso como "Eduardo manostijeras", pues no voy a ir a menos y voy a hacer lo propio con otro tan entrañable y maravilloso clásico, conocido por todos, y también admirado por todos (al menos de las personas con las que he tenido el gusto de comentarla de tú a tú) como es "Solo en casa". Seguramente pocos se esperaban, cuando la realizaron ya hace más de veinte años, que este film iba a convertirse en el éxito tan arrollador que acabó siendo y en la múltiple cantidad de referencias que creó. Debo añadir que he leído en muchos sitios, que se ha señalado siempre como un calco de esta "Solo en casa", otra película que me parece genial, "Este chico es un demonio". Pues bueno, creo que voy a ser el primero, si no es así que alguien me lo diga, en desmentir semejante tropelía. 

El más pequeñajo, Kevin (Macaulay Culkin), cumplirá su deseo de quedarse solo en casa

¡Kevin!, ¿pero qué estás leyendo?
Es imposible que "Este chico es un demonio" haya sido una copia de "Solo en casa", porque aunque ambas son del mismo año, se estrenó con bastante antelación a ésta. No voy a molestarme en compararlas, porque ambas me encantan y poseen una característica fundamental, que son capaces de hacerte pasar un gran rato, y eso es lo que importa; pero sí que me da cierta rabia que siempre se tache a "Este chico es un demonio" como un mero subproducto salido de la sombra de "Solo en casa", cuya única conexión es tener como protagonista a un infante travieso y muy carismático, cuando precisamente apareció incluso antes. Dicho esto voy a centrarme en la película en cuestión. Y bueno, ¿qué puedo decir de "Solo en casa"? No sólo es divertidísima, icónica, entretenidísima y todas estas cuestiones; sino que aparte, forma parte de esa serie de gratos recuerdos tan nostálgicos de mi infancia; y yo creo que de la mayor parte de personas de mi edad. Es un film para todos los públicos, lo que significa, que no es un mero producto destinado al público infantiloide, lo cual he llegado a ver que se la calificaba como tal en algún que otro comentario respecto a ella, sino que es una película que pueden disfrutar niños y mayores sin ningún problema, porque como ya he dicho, la diversión la tienen asegurada. 

Kate (Catherine O'Hara), la mamá, descubre que se han olvidado a: ¡Kevin!

Por si queda por ahí algún despistadete que haya vivido los últimos veinte años en un hueco perdido en la faz de la Tierra, diré que "Solo en casa" nos cuenta las peripecias de un chavalín, Kevin McCallister (inolvidable Macaulay Culkin), al que su numerosísima familia ha dejado olvidado en casa durante las fiestas de Navidad, durante las cuales se han pirado de vacaciones (desde luego, ¡qué familia!), para defender su humilde morada del ataque de dos ladronzuelos (geniales Joe Pesci y Daniel Stern) que quieren desvalijarle la casa. El chico no sólo le echará un par de huevos y convertirá su hogar en una fortaleza, repleta de trampas y todo tipo de artimañas para contener a los dos chorizos fuera de ella, sino que además mostrará un gran talento creativo a la hora de plantear un elaborado plan de defensa, que como ya todos sabréis, se acaba convirtiendo en un mítico festival de risas por parte de nosotros como espectadores. 

Harry (Joe Pesci) y Marv (Daniel Stern), dos ladrones muy patosos

Kevin es muy creativo a la hora de espantar a los ladrones
Si hay algo que me cabrea profundamente, es lo mucho que los patanes de los críticos menosprecian películas como éstas, tachándolas de estúpidas y poco creibles. Concretamente de "Solo en casa" he llegado a toparme con algunos comentarios, de críticos especializados, que la señalaban como una mera comedieta bobalicona sin ningún tipo de valor fílmico. Seguro que luego estos señoritingos son los típicos que se topan con el aún más típico coñazo de Lars Von Trier o Michael Haneke y se les cae la baba en halagos. Para mí "Solo en casa" no sólo tiene un gran valor fílmico, sino que merece su página en la Historia del Cine, y no una precisamente pequeña. Si estamos de acuerdo que el cine, aparte de ser un sistema de captación de fotogramas, tiene que ser algo que transmita sensaciones y emociones a partes iguales y que además sea un vehículo de entretenimiento fundamentalmente, ¿por qué "Solo en casa" ha de merecerse semejante infravaloración? Desde mi perspectiva, y no creo que sea errónea, es una película muy entrañable, es ya un icono, recordada por todos, admirada por muchos. Es la típica película que en algún que otro momento, alguien menciona una cierta escena, y o bien se ríe al recordarla o incluso exhala un pequeño suspiro de emoción. Por esta cuestión me parece un clásico redondo, porque ha conseguido un propósito muy importante, el ser intemporal, da igual que la hayas visto en 1990, o en 1998, o en 2005 o en 2013; puede seguir siendo un espectáculo igualmente efectivo. 

''Aaaaaahhhhh''

Kevin descubrirá que su vecino (Roberts Blossom),
a quien tanto temía, es una buena persona
Aparte hay que señalar la excelente labor de un equipo de profesionales que supieron tomar las riendas de un proyecto como éste y elevarlo al máximo exponente. En la dirección encontramos un nombre ya también mítico, Chris Columbus; de aquélla era un personaje ciertamente inexperto en el campo de la dirección, pero contaba en su curriculum haber sido el guionista de dos de las más grandes joyas ochenteras existentes, "Gremlins" y "Los Goonies", por lo tanto se notaba que dominaba muy bien el terreno de cine familiar; y así lo demostró. En la producción encontramos un renombre de la comedia (más concretamente dirigida al público adolescente) John Hughes, quien había sido director de un puñado de clasiquillos nostálgicos, ¡cómo no!, ochenteros, como "16 velas", "La mujer explosiva" o "El club de los cinco". El reparto me parece expléndido; los dos actores que interpretan a los ladrones me parecen la caña, Joe Pesci y Daniel Stern, que sin duda debieron contar con una cantidad inconmesurables de dobles, de lo contrario sería inexplicable que hubiesen salido vivos de un rodaje que incluía tantas ostias y tantos golpazos a los personajes de ambos. 

''Quédate con el cambio sabandija asquerosa''

Breve aparición del fallecido cómico John Candy
R.I.P. (1950 - 1994)
Destacar otra cara conocidilla, la de Catherine O'Hara, que hace de la madre del niño protagonista, quien ya había interpretado a otra neurótica mamá anteriormente en "Bitelchus" de Tim Burton, además de protagonizar en dicho film una de las más hilarantes y divertidas escenas de baile que pueda recordar. Y por supuesto, la mención de honor la merece ese niño (repelente para algunos) que ya es uno de los personajes más recordados del celuloide, ese desgraciadamente malogrado Macaulay Culkin. ¡Qué pena de chaval! Me da un poco de pena presenciar la caída de alguien que había conseguido hacer un papel tan entrañable para mí; pero bueno, siempre nos quedará esta magistral película para recordarlo en su buena época (profesional me refiero, personal ya no podría asegurarlo, aunque viéndolo como está en la actualidad...). Y ya si a todo este plantel de profesionales, le añadimos el toque del magno John Williams en la banda sonora, el resultado es para morirse de gusto, pues en dicho apartado también encontraremos otro de los puntazos más sobresalientes de la peli y que más ayuda a la hora de emocionar. 

Los ladronzuelos espiando a Kevin

Kevin está preparado para defender su hogar
En resumidas cuentas, yo no creo que "Solo en casa" sea una comedia tonta. Si disfrutar con esta película puede ser considerado de estúpidos, pues que viva la estupidez y me declaro oficialmente estúpido integral. Yo creo que viendo en conjunto el film, más allá de ser una película sobre un niño travieso que le patea el culo a dos ladrones garrulos, lo más importante que acaba planteando, y me parece un gran valor que pocos parecen haber apreciado, es que te presenta una clarísima y tierna moraleja que es la siguiente; hay que saber apreciar a tu familia, y quererlos a cada miembro como son; porque aunque muchas veces sean un coñazo inaguantable, los momentos tan gratificantes que se pueden vivir con ellos; difícilmente se pueden vivir con nadie más. Con esto y un bizcocho vuelvo a repetir que para mí "Solo en casa" es una joyaza, un film que uno puede disfrutar a pesar del paso de los años, y a pesar obviamente, de que uno mismo vaya cumpliendo años; y si es en Navidad y en buena compañía, mucho mejor. Por cierto, a día de hoy me parece que sigue siendo la película de comedia más taquillera de la Historia, costó 15 millones de dólares y sólamente en Estados Unidos recaudó 285 millones, más luego sumarle el porrón de pasta que hizo por el resto del mundo. Me parece que un record como ése la hace más que una mera comedieta del montón señoras y señores críticos sabelotodo. 

¡Huy, huy! Kevin está en problemas

*MI MOMENTO FAVORITO: realmente, todo el tramo final, que representa las sucesivas putadas que el chaval (Macaulay Culkin) va haciéndoles a los dos patosos ladrones (Joe Pesci y Daniel Stern). Aquí menciono algunas de las más descojonantes. 

Kevin le dispara un perdigón a Harry, a través de la gatera, en toda la santa parte
Después le hace lo mismo a Marv en toda la jeta
El picaporte está que echa humo
A Harry le arden las ideas
Marv queda planchao
Trastazo de campeonato
En boca cerrada no entran...

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada