martes, 31 de diciembre de 2013

Pesadilla antes de Navidad (1993) de Henry Selick



''Cómo el Grinch robó la Navidad'' mediometraje animado
de 1966 fue una de las influencias de Tim Burton 
A pocas horas para pegarle un patadón al 2013, aquí sigo yo con el especial navideño y como no podía ser de otra forma, no podía faltar mi comentario a otro clásico enormemente entrañable; "Pesadilla antes de Navidad", un film de Tim Burton, pero sin Tim Burton. ¿Qué quiero decir con esto? Pues la concepción de "Pesadilla antes de Navidad" tiene su historia. Poco después de haber realizado su maravilloso corto "Vincent", a Tim Burton se le pasó por la cabeza realizar otro cortometraje animado, mediante la técnica de stop motion, que tanto le mola (y a mí particularmente también). Para ello quería adaptar un propio texto escrito por él, inspirado en la historia de "Cómo el Grinch robó la Navidad", ese ser siniestro que se marca como propósito robar la Navidad y en un cortometraje animado de los sesenta llamado "Rudolph"

"Rudolph" otro mediometraje realizado en stop motion en 1964,
que también fue una de las influencias de Tim Burton

Jack Skellington, el señor del Halloween
Así Tim Burton puso en marcha el proyecto llamado "Pesadilla antes de Navidad", y diseñó infinidad de story boards sobre él mismo, tal y como su imaginación concebía que sería visualmente. En aquel momento, principios de los ochenta, el señor Burton se encontraba trabajando para la factoría Disney, los cuales a presenciar el trabajo planteado por él, le echaron para atrás dicho proyecto. Obviamente, no era el estilo de animación que les caracterizaba y consideraron a "Pesadilla antes de Navidad" como un proyecto demasiado siniestro y no apto para el público al que habitualmente iban destinados los trabajos de la factoría. Así que la idea de "Pesadilla antes de Navidad" se quedó guardadita en un cajón unos cuantos añitos. Pero, al final de la década de los ochenta y el principio de la de los noventa fue un periodo muy fructífero para Tim Burton. Éste consiguió un auténtico triplete en las taquillas de todo el mundo, "Bitlechus", "Batman" y "Eduardo manostijeras" fueron éxitos tan magnánimos que colocaron al señor Burton en lo más alto de la cumbre hollywoodiense y fue cuando la Disney volvió a poner los ojos en él y optaron por rescatar aquel trabajo suyo primigenio que habían, con tanta dilación, repudiado unos cuantos años atrás. Así el nombre de "Pesadilla antes de Navidad" volvió a resonar y tras varias reuniones con Tim Burton, se aprobó desempeñarlo, pero esta vez para convertirlo en un largometraje. 

La tristona Sally, es la más sensata del pueblo de Halloween

El propio Frankenstein no le llega a los talones a este mad doctor
No obstante, era 1991 y Tim Burton ya estaba comprometido con el rodaje de "Batman vuelve" y claro, le era imposible afrontar ambos proyectos a la vez. Así fue como el propio Tim relegó su trabajo a un antiguo colega suyo y colaborador, Henry Selick, que se convirtió en la cabeza de dicho trabajo. El señor Selick, aunque tenía experiencia trabajando con la técnica stop motion en algún que otro cortometraje, iba a ser la primera vez que iba a enfrentarse a la realización de un largometraje y además, una realización bastante difícil. Hay que tener en cuenta que, debido a la técnica de animación en la que se rodó, hacían falta varios días para filmar unos escasos segundos del film. Pero el señor Selick lo tuvo muy claro, quería ser fiel al cien por cien al maestro que había concebido la idea inicial. Tomando como referencia los story boards que Tim Burton había desempeñado años atrás, él y todo el equipo se preocuparon en recrear la estética que tanto caracteriza los films de Burton, y todo sea dicho, no pudieron hacerlo mejor, porque "Pesadilla antes de Navidad" ha pasado a figurar como una de las pelis de Tim Burton más representativas, y aunque indudablemente, la idea salió de su cabeza, el señor Burton no tuvo nada que ver con su realización. Por este dato hay que darles un merecidísimo aplauso, tanto a los creadores del guión, como todo el equipo de maravillosos artistas que hicieron posible la creación de una absoluta obra maestra de la animación. 

Jack descubre la Navidad

Mitiquísimo plano de la película
La premisa que nos presenta la película, es una especie de fusión entre la aterradora festividad de Halloween y la emotiva y tierna que nos atañe, la Navidad. Nuestro prota es el perverso y marginado Jack Skellington, procedente del pueblo de Halloween, habitado por todo tipo de monstruos, brujas y seres infernales, los cuales disfrutan como enanos asustando a todo el mundo y llevando consigo todo tipo de pavorosas y diabólicas intenciones. No obstante, Jack sufre una especie de crisis personal; como la mayor parte de personajes protagonistas de las historias de Burton, es un ser que no se encuentra conforme en su habitat y busca desesperadamente algo nuevo que le dé sentido a su existencia. Parece que lo encuentra, cuando accidentalmente descubre la Navidad, procedente de un universo donde no existe la maldad, sino el amor y el cariño; y claro, los regalos. Desde su perspectiva, Jack pretende llevar dicha festividad a Halloween y por lo tanto convertirse él, en el nuevo señor de la Navidad, sustituyendo al propio Santa Claus. Así el pueblo de Halloween procederá a crear una nueva y perversa versión de la Navidad y ello dará lugar a una serie de atemorizantes y divertidas circunstancias.

Trío tenebroso; misión: ¡secuestrar a Satan Claus!
Jack sustituye a Santa Claus
Yo recuerdo que antes de verla, de pequeño, hubo quienes llegaban a asegurar que no era una película para niños, incluso hubo quien le aconsejó a mi madre que no me dejara verla porque era un film lleno de monstruos horribles y que podría causarme una desagradable sensación. Incluso llegué a oir que en unos cuantos cines, algunos padres tuvieron que sacar a sus hijos de la sala, debido a que la peli les daba miedo. Bueno, vamos a ver, obviamente "Pesadilla antes de Navidad" no es un film de animación al uso al que nos tiene acostumbrados Disney; un buen porrón de personajes son bastante siniestros y la ambientación, incluso algunas de sus canciones implican ciertos elementos vinculados con el género de terror. Pero vamos a ver, decir que es un film insano para los niños, desde mi punto de vista, es exagerar. Vale que también dependerá de la sensibilidad de los infantes que aborden su visionado, pero aún así no me parece una película que pueda llegar a causar traumas incurables en los más pequeños. A mí la verdad, me encantó cuando la vi, me pareció una película de animación como ninguna otra había presenciado y me fascinó. Sus personajes me parecieron entrañables y la historia enormemente entretenida.

El malvado Oogie Boogie disfruta haciéndole pasar al pobre Santa un mal rato

Amor siniestros
A día de hoy me sigue pareciendo fascinante, de hecho la he visto hace bien poquito que la han pasado por televisión y he visto intacta mi sensación de fascinación. El film visualmente es una obra de arte, desde luego lleva muy pero que muy marcado el toque característico de Tim Burton, lo cual demuestra una especial dedicación por parte de los realizadores, en ser fiel al espíritu del ideador de la historia. Aparte presenta una fusión increible de los elementos llamémoslos "aterradores" y humorísticos, incluso con algún que otro dramático y triste, procedente de la sensación de soledad de los personajes principales (típico como ya he dicho de los personajes burtonianos). No falta también una curiosa historia de amor, entre Jack Skellington y esa muñeca cosida (al estilo de la novia de Frankenstein) llamada Sally, la más coherente y bondadosa de la aterradora población de Halloween. Mención aparte merecen los espléndidos números musicales y correspondientes canciones compuestas, como no, por Danny Elfman (habitual de los films de Burton), consiguiendo además, en mi opinión, uno de sus más sobresalientes trabajos (junto con el de "Eduardo manostijeras"). En resumidas cuentas, "Pesadilla antes de Navidad" es una absoluta delicia, una joya de la animación, extraña, siniestra, tierna e inolvidable. Una obra maestra imperecedera, disfrutable por grandes y pequeños y generación tras generación, es de esos trabajos tan deliciosos que no tienen fecha de caducidad; es simplemente maravillosa.

La muerte del malvado mola un huevo

*MI MOMENTO FAVORITO: para mí el más divertido de la película, es cuando Jack, en su labor sustitutiva de Santa Claus, va entregando unos regalos navideños un tanto siniestros y desde luego, no a gusto de todos.

''Cariño, ¿qué te ha traido Santa Claus?''

1 comentario:

  1. meee daaa iguaalll!!me encanta!!!genial entrada y genial pelicula tomy roberts, te felicito.
    ;)

    ResponderEliminar