martes, 3 de diciembre de 2013

Nunca juegues con extraños (2001) de John Dahl



Lewis Thomas (R.I.P. Paul Walker)
Pues bueno aprovechando que está reciente la trágica muerte del joven Paul Walker, se me ha venido a la cabeza otra película de la que fue protagonista, esta vez ya más crecidito. La peli en cuestión es este tenso thriller, "Nunca juegues con extraños", la cual además me recuerda bastante a otra peli que comenté hace poco, "El diablo sobre ruedas". ¿De qué va el film? Pues bien simple, tenemos a un chaval guapete, Lewis (el difunto Paul Walker), que está preparando unas vacaciones de verano junto a su novia, Venna (Leelee Sobieski), planificando un romántico viaje a través de Estados Unidos, en carretera, ¡ya son ganas de hacerse kilómetros! Pero todo se jode cuando se mete por medio el hermano mayor de Lewis, Fuller (Steve Zahn), un tío que es un auténtico desastre y además no ha salido de un lío cuando ya se ha metido en otro. 

Lewis y su hermano Fuller (Steve Zahn) burlándose del
camionero Clavo Oxidado a través de la radio

El motel donde tendrá lugar la incómoda broma
Así que una noche van los dos en coche, en busca de Venna, cuando descubren que el auto está equipado por una radio, a través de la cual pueden hablar con otros vehículos, cuya corta frecuencia alcance el aparato. Pues bueno, a esto contactan con un camionero que se hace llamar "Clavo Oxidado" y Fuller anima a Lewis a "jugar" con él, así que éste se hace pasar por una chica sexy y cita al camionero en un motel de carretera, justo en la habitación de al lado en la que se hospedarán ellos esa noche. Todo parece indicar que será una divertidísima broma, y que se han burlado de un camionero pardillo, pero la realidad será mucho más aterradora. A la mañana siguiente, el tío que ocupaba la habitación donde citaron al camionero, aparece medio muerto y con mutilaciones presentes. De golpe y porrazo, los chavales descubrirán que se han metido con un peligroso psicópata, que no sólo es un demente agresivo, sino que encima es muy inteligente y además los someterá a ellos a un peligroso juego, del que quizás no salgan con vida.

Lewis y Fuller escuchan horrorizados las terribles consecuencias de su broma

Víctima de Clavo Oxidado
Lo que tenemos aquí es una interesante mezcla de road movie (o sea película desarrollada en la carretera) y un thriller de suspense (al estilo de "El diablo sobre ruedas"), con algún toquecito rollo "Scream" (esto lo digo porque los protas son chavales jovenzuelos de buena presencia, patrón que impuso "Scream" tras su éxito en unas cuantas películas posteriores que intentaron emular su éxito). El film no es nada del otro mundo, quiero decir que no es un peliculón ni una pieza imprescindible, ni mucho menos, pero no se puede negar que es plenamente efectivo a la hora de entretener al espectador. Cuenta a su favor que posee un malvado muy carismático; un camionero psicópata y vengativo que pretende devolverle con creces la jugarreta de la que ha sido víctima por parte de los chavalucos protagonistas. 

Los pobres chicos acorralados por unas amenazantes luces de camión

La novia de Lewis, Venna (Leelee Sobieski) se
 verá también envuelta en el entuerto
En este sentido también enlaza con "El diablo sobre ruedas", en la que el malo también era un camionero con malas pulgas y al igual que en esa peli de Spielberg, en "Nunca juegues con extraños", no nos desvelarán la identidad del malo, aunque sí que escucharemos constantemente su amenazadora voz, la cual llega a acojonar de manera bastante acertada, y aunque veremos en algún momento su figura y algunas partes de su cuerpo (inmensas porque es un tío con claro sobrepeso), nunca llegaremos a verle el rostro con claridad (sólo en algún instante muy de refilón). Es más, tampoco acaba siendo vencido y el film es rematado con un final abierto que apuntaba las intenciones de sus realizadores, de llegar a realizar una secuela (la cual llegó unos años más tarde directamente al mercado de alquiler).

Perseguidos por el camionarro infernal

Venna en problemas
La película cuenta, desde mi punto de vista, con varios aciertos. Por ejemplo, la ambientación está bastante conseguida y logra crear tensión en los momentos cumbre. Los actores están bastante bien, en especial yo destacaría a Steve Zahn, cuyo personaje añade algún toquecillo de humor que no desentona con el conjunto del film, Paul Walker está correctillo sin más y bueno Leelee Sobieski quizás sea la menos llamativa, también puede ser debido a que tiene menor número de apariciones, pero está bien también. Como siempre digo, cumplen con sus respectivos roles de manera certera y punto. Otro aspecto positivo es, como ya he señalado anteriormente, el propio psicópata y el hecho de que lo mantengan en incógnita durante el metraje, eso ayuda muy bien a crear tensión y a que el film enganche. Por otro lado sí que me dio la sensación de que la película va un poco de más a menos, es decir, empieza muy bien, el arranque es fabuloso, pero poco a poco se va desinflando llegando a un clímax final, que si bien no está del todo mal, me parece algo decepcionante. A mí la verdad es que no me dejó especialmente satisfecho el último acto y esperaba algo más. No obstante, como ya he mencionado, es muy entretenida y me parece una opción muy indicada para pasar una tarde distraida frente a la tele (u ordenador) y que a pesar de sus altibajos, es bastante decente en líneas generales. La película pasó bastante desapercibida en taquilla, lo que me parece ciertamente injusto, teniendo en cuenta la cantidad de mierdones que lamentablemente, se convierten en grandes pelotazos, de manera inexplicable.

¡Clavo Oxidado ataca!

*MI MOMENTO FAVORITO: uno bastante gracioso en el que el psicópata Clavo Oxidado, obliga a Fuller (Steve Zahn) y a Lewis (Paul Walker), a entrar desnudos en una cafetería, para salvar la vida de una chica a la que tiene secuestrada.

¡Estos dos van bien fresquitos!

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada