sábado, 14 de diciembre de 2013

Jungla de cristal (1988) de John McTiernan



El teniente John McClane (Bruce Willis) llega a pasar
unas tranquilas Navidades en familia
Pues siguiendo con mi "especial navideño" particular, aquí traigo para comentar otro de esos clasiquillos de esta época tan especial del año. ¿Qué pasa?, no todas las pelis navideñas van a estar plagadas de lucecitas, Papás Noeles, renos y trineos; también las hay plagadas de acción y tiros; y ése es el caso de esta famosísima "Jungla de cristal" (por favor que alguien me explique de dónde cojones se sacaron los españoles dicha traducción, cuando el título original sería "Duro de matar"). Pues bueno, "Jungla de cristal" es de esas míticas pelis de acción que, yo al menos, me tragaba muchos sábados por la noche (que era cuando las solían echar en televisión) siendo pequeñajo, acompañado por mis papis. Es curioso lo que a mis padres siempre les ha molestado que viese películas de terror, siendo niño, acachando su acusada y extrema violencia y en cambio, viesen tan normal que viese con ellos, una película como ésta, en la que se desparrama violencia por doquier, no sé, algún día quizás les pregunte por qué esa distinción tan marginal contra el terror. 

El gigantesco edificio Nakatomi, donde tendrá lugar la acción

Llegan los terroristas...
Pero bueno, aunque he de reconocer que no ha sido nunca una película que me matase (la verdad a mí Bruce Willis nunca me moló demasiado, era más fan de Schwarzenegger), sí que hay que reconocer que "Jungla de cristal" presentó un esquema a seguir en este tipo de films de acción extremos, imitado cientos de veces posteriormente, en mogollón de películas del estilo.Tenemos un grupo de personas, que se convertirán en rehenes de unos terroristas malosos que los retendrán por la fuerza, y con veinte rifles encañonándoles, en un determinado espacio. En el caso de la peli, dicho espacio es un lujoso y gigantesco edificio de cristal, y los rehenes, ejecutivos y trabajadores del mismo lugar. Y como pieza clave, nos encontraremos a un héroe rudo y valiente, que él solito, salvará la situación y les pateará el culo a los malos. En "Jungla de cristal", nuestro héroe es un personaje que ya se ha convertido en un mito del género de acción, el policía John McClane, cuyo enfrentamiento contra los malvados será, además, personal, porque entre los secuestrados se encuentra su propia mujer.

...y toman a todo Dios como rehenes...

...incluida la mujer de John, Holly (Bonnie Bedelia)
El teniente McClane sudará la gota gorda, y nunca mejor dicho, porque hay que ver lo canutas que las pasa, correteando el edificio, escondiéndose en todos los rincones posibles, esperando el momento preciso para entrar en acción y cargarse a uno de los malos. Poco a poco, los terroristas irán siendo conscientes, de que aquél que intenta joder sus planes, no es un simple aficionado y que el detenerle les será más difícil de lo que ellos se suponían. ¡Ah, que se me olvidaba!; todo esto sucede durante época navideña, sino de qué la iba a comentar englobada en este "especial navideño" que con mucha estima estoy ofreciendo. Total que lo que nos queda por presenciar durante el metraje, son tiros, explosiones, más tiros, peleas por aquí y por allá, el pobre John McClane (o sea Bruce Willis) poniéndose de fango y de mierda hasta las cejas y saliendo siempre airoso de cuantas situaciones complicadas y casi mortales se le vayan poniendo por en medio. Como ya he dicho a mí "Jungla de cristal" no me ha molado especialmente. 

El cabecilla de los malos, Hans Gruber (Alan Rickman, el futuro Snape de "Harry Potter")

Pero John le plantará cara a los malos
Sí que es muy entrenida, por supuesto, eso es innegable y además es un auténtico icono de lo más representativo del cine de acción; vamos comparada con la gran cantidad de mierdas que se hacen hoy en día, es maravillosa. Pero no sé por qué, a mí nunca me impresionó demasiado, ha sido una mera película de disfrute pasajero; es más me gustó mucho más su segunda parte, la cual también comentaré dentro de dicho "especial navideño". El film hizo coronar como uno de los reyes del género; junto con Schwarzenegger, Stallone, Seagal y demás; al señor Bruce Willis, hasta entonces encasillado en su personaje de detective patoso en la serie "Luz de luna". Pues bueno, "Jungla de cristal" le otorgó una nueva faceta a Bruce Willis, de la que le ha sido difícil ya desembarazarse, y que lo asentó como una figura de acción en toda regla. La verdad no me extraña, John McClane es un personaje muy carismático y guasón, que a pesar de verse metido en un tinglao de narices, nunca pierde el sentido del humor. 

Las explosiones están aseguradas

Éste ya ha tenido una buena Navidad
Aunque, siendo sincero, a mí me parecía un poco cansino, con tanto chistecito; a ratos pues, francamente, me llegaba a repatear tanta coña; sobre todo en algunas escenas en la que le meten algún palizón y el tío se descojona vivo. Pero bueno, fue un factor que definió no sólo al personaje, sino también a muchos otros del estilo (véase películas como "Alerta máxima" o "Muerte súbita", calcos casi exactos de "Jungla de cristal" en todos los sentidos). En fin, en resumidas cuentas, "Jungla de cristal" es un gran film de acción. Está cojonudamente hecho, es violento con creces (nada de esas mierdas edulcoradas para niñatos de hoy en día), tiene escenas cojonudas y lo más imprescindible, es muy entretenido. Aunque no ha sido nunca santo de mi devoción, sí tengo que reconocer que he ido cogiéndole algo de cariño con el tiempo, sobre todo porque su visionado me hace retroceder a esas magníficas noches, disfrutando de pelis como éstas, siendo un crío; que la verdad, es cuando más se disfruta del cine y es cuando se aprende, de verdad, a amarlo. 

El malo ha descubierto la identidad de la mujer de John

Quiero destacar una, para mí, entrañable presencia; la de Reginald Veljohnson, recordado sobre todo por su participación en la serie "Cosas de casa" (la del tan peculiar Steve Urkel). 

Reginald Veljohnson es el sargento Powell, un aliado de McClane desde el exterior 

*MI MOMENTO FAVORITO: cuando McClane (Bruce Willis) lanza desde lo alto del edificio al cabecilla de los terroristas, Hans Gruber (Alan Rickman). 

''Yipi Ka Yei, hijo de puta''

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada