domingo, 13 de octubre de 2013

Aliens, el regreso (1986) de James Cameron



Ripley (Sigourney Weaver) se entera de su larga trayectoria espacial
Todos hemos oído bastantes veces eso de que "segundas partes nunca fueron buenas". Lo cierto, es que en la mayoría de los casos, refiriéndonos al ámbito cinematográfico, sí es cierto que las secuelas tienden a no alcanzar la perfección de sus films originales, pero no en todos. En el caso de "Alien" no es que la segunda esté solo a la altura de la original, es que me parece mejor, mucho mejor. Es uno de esos casos poco corrientes en los que la secuela se come con patatas a la original. La primera parte dirigida por Ridley Scott siempre me pareció un film algo lento y aburrido, aunque desde luego un importantísimo clásico de ciencia ficción de obligada visión. No obstante esta secuela dirigida por James Cameron, es una auténtica pasada. 

Los marines preparados para entrar en acción

Los aliens no tardarán en atacar
La película nos cuenta como la única superviviente del anterior film, la teniente Ellen Ripley (Sigourney Weaver), vaga por el espacio hibernando en su vehículo espacial, tras haber hecho explosionar la nave Nostromo en la que viajaba junto a su tripulación, asesinada por el alien de la primera peli. Es encontrada por un equipo de rescate y trasladada a una estación espacial. Resulta que ha pasado más de medio siglo vagando por el espacio, así que todo resulta un shock para ella. Cuando cuenta su historia del enfrentamiento con el alien, nadie la cree y la consideran emocionalmente inestable, hasta que una nueva situación de peligro parece volver a darse. Y es que ahora, el planeta donde la Nostromo se posó en la primera película y de donde se llevaron, involuntariamente, al alien está habitado por un grupo de colonos y sus familias. Cuando se pierde toda comunicación con dicha colonia, se decide enviar a un grupo de expertos marines a comprobar que pasa y Ripley irá con ellos, como conocedora de los posibles peligros, debido a su traumática experiencia. El problema es que ahora el enemigo no es un alien, sino todo un ejército de estos inteligentes y mortíferos bichos y la batalla por la supervivencia mucho más extrema y muchísimo más tensa. 

Ripley y la pequeña Newt (Carrie Henn)

Hudson (Bill Paxton) y Vasquez (Jenette Goldstein)
Bueno, "Aliens, el regreso" es una joya, una maravilla, es una de esas películas ante las que no me importaría pasarme eternos renglones haciéndole halagos, porque se los merece con creces, no obstante voy a contenerme a unos límites ligeramente establecidos para intentar no resultar un coñazo.. Con decir que es una de mis películas favoritas creo que lo digo todo. Repite como protagonista Sigourney Weaver que está arrolladora, suprema, sensacional, decir que además estuvo nominada al Oscar a la mejor actriz. El resto del reparto está a la altura, véase Michael Biehn (el héroe de "Terminator"), la pequeña Carrie Henn, Lance Henriksen, Bill Paxton, etc. Le sumas la siempre fantástica e insuperable dirección de James Cameron, un guión que mejora con creces el de Dan O'Bannon original y que explica y profundiza en la figura de los aliens, montones de acción, tensión en aumento hasta el final, una dirección artística que es todo un lujazo y unos efectos especiales que son de alucinar, ganadores de un merecidísimo Oscar. 

Ripley y Hicks (Michael Biehn) intentando escapar

Las cosas se ponen feas para los marines
Y es que cuando veo "Aliens" y observo esos increíbles, porque ésos sí que son increíbles, efectos especiales hechos con la total ausencia de tecnología digital, con animatronics y maquetas reales, me da profunda lástima el comprobar como hoy en día, 27 años después, se hacen bochornosos efectos digitales de menor realismo y no hay cojones a emular estas joyas de artesanía, que eran el doble de alucinantes y de realistas. Mención especial requiere, merece y exige la figura de la reina alien. Un ser monstruoso que es una auténtica obra maestra del campo de los efectos especiales. Sólo recuerdo cuando contemplé esa acojonante creación siendo un niño y me produce escalofríos. ¡Qué maravilla!, ¡qué pedazo de artistas los que concibieron, desarrollaron y dieron vida a este monstruoso icono del cine! 

La pequeña Newt presa de los aliens

Ripley en peligro
Por eso no tengo más remedio que repetir que, sin lugar a dudas, "Aliens" en un film tan flipante que parece mentira que resulte tan fresco y tan creíble con tantos años ya a cuesta. Es una obra maestra tan insuperable que no tengo palabras para describirla. Es un film sublime. Para mi la mejor de la saga, con mucha diferencia. Un auténtico regalo que nos brindó el señor James Cameron, cuando era un acojonante y deslumbrante creador (con "Avatar" ha dado claro signos de agotamiento creativo en mi opinión) La lástima es que el pintamonas sobrevalorado de David Fincher se atrevió a joder la saga con el truño apestoso de "Alien 3". La saga debería haber concluido aquí, pero es la parte negativa del éxito, poner a recalentar varias veces la hamburguesa perfecta acaba chamuscándola y eso es lo que ha pasado con ésta y con muchas otras emblemáticas sagas.

La increíble y acojonante reina Alien

*MI MOMENTO FAVORITO: ese emblemático combate a muerte entre Ripley (Sigourney Weaver), dentro de un robot mecánico y la monstruosa reina Alien. Una escena cúspide en la historia de la ciencia ficción. 

''Aléjate de ella, puerca""

No hay comentarios:

Publicar un comentario