lunes, 28 de octubre de 2013

Peter Pan (1953) de Clyde Geronimi, Wilfred Jackson, Hamilton Luske



Peter Pan oculto entre las sombras 
Otro de esos maravillosos y tiernos clásicos de animación de Disney, que no sólo hace las delicias de los más pequeños, también de todos aquéllos que la vemos con el paso del tiempo y recordamos esas maravillosas sensaciones que nos transmitía cuando la hemos visto de niños. "Peter Pan" fue un auténtico quebradero de cabeza para tito Disney. El mayor nombre del cine de animación, vio esta historia representada en el teatro, allá por los años 10 del siglo XX, y quedó fascinado con la historia, inspirada en una novela de J. M. Barrie. Siempre ardió en deseos de que se convirtiese en una de las obras animadas que llevasen su nombre, pero esto le costó un huevo. Corrían los años 40 y Walt Disney  ya se había convertido en un gran nombre del cine para niños tras la realización de películas como "Blancanieves y los siete enanitos" o "Pinocho"

Wendy y sus hermanos Juan y Miguel (traducción española)
aprendiendo a volar con "el polvo de duende''

Campanilla dejándose llevar por los celos
Tras haber traumatizado a toda la población infantil con la cruel "Bambi" en 1942, Disney se puso manos a la obra para lograr que su siguiente película fuese "Peter Pan", pero la gran cantidad de problemas para hacerse con los derechos que se le presentaron, le hicieron desestimar la idea. Posteriores fracasos económicos hicieron caer a la productora en una situación que rozaba la quiebra total. El señor Disney necesitaba desesperadamente un éxito y ya casi llegados los cincuenta tres adaptaciones de clásicos de la literatura le rondaban la cabeza, "La cenicienta", "Alicia en el país de las maravillas" y "Peter Pan". Disney continuaba con ganas de probar suerte con el chaval volador que no quería crecer, pero el tono tan siniestro de la novela le hicieron retroceder nuevamente y se decantó por "La cenicienta". El éxito fue arrollador y el señor Disney se animó con la segunda opción, "Alicia en el país de las maravillas". Lamentablemente en esta ocasión la cosa no resultó bien y la película no sólo fue un fracaso sino que volvió a acumular deudas a la compañía. Así fue com definitivamente Disney, aliado con la productora RKO, se lanzó a la piscina y optó por la adaptación de la novela de J. M. Barrie. Y así nació este entrañable "Peter Pan"

Volando hacia el país de Nunca Jamás

Wendy, con sus padres, los señores Darling
y su fiel perrita Nana
Según he leido por ahí, esta versión Disney, en la línea de otras adaptaciones literarias que la productora realizó, no es muy fiel al relato original y que por supuesto, recibió sendas modificaciones para edulcorarla y hacerla más asequible al público infantil. Yo no he leido la novela, pero según se apunta la historia nos muestra una tétrica visión de los infantes, en un tono muy serio e incluso espeluznante y con un protagonista, el propio Peter Pan, que no sólo no viste las mayas verdes características (en plan Robin Hood) sino que es violento, engreido y nada amigo de los sentimentalismos. Como siempre, están los más devotos adoradores de los textos literarios que siempre despotrican contra toda adaptación cinematográfica cuando se toman licencias que difieren con lo escrito, como si esto fuese un crimen. Yo, la verdad, no voy a entrar a valorar dichas diferencias, porque las desconozco, pero para mí (como para muchos otros) Peter Pan, es éste. Esta imagen animada es la primera que se me viene a la cabeza cuando se menciona dicho personaje, porque fue el primero que conocí y, no cabe dudas, además es la imagen icónica que mayoritariamente lo representa, por mucho que esto se pueda criticar, no habrá otro Peter Pan con tanta relevancia en el mundillo cinematográfico. La verdad creo que el trabajo de guión del film es francamente bueno, porque mezcla a la perfección el humor, la aventura e incluso ciertos momentos de drama y mucha emoción. 

Los niños perdidos (versión infantil de "El señor de las moscas")

El personaje de Campanilla sufrió la mano de la Censura
de la época por ser considerado demasiado provocativo
Siempre se dice que "Peter Pan" es un alegato a la infancia rebelde, al sentimiento de no querer crecer, no madurar, en definitiva no convertirse en un adulto. Para mí (y coincido plenamente con un comentario que he leido por ahí de un avispado usuario), es todo lo contrario. Si bien es cierto que la imagen de Peter Pan, representa estos caracteres, un chaval malcriado, revoltoso y no arraigado a ningún tipo de norma más que la que le indica su voluntad. Sí, pero lo primero no creo que la historia nos presente a este personaje como una imagen a seguir ni digna de emular y lo segundo, el personaje principal de la historia, en resumidas cuentas, no es el propio Peter Pan, sino Wendy. Recordemos que Wendy es el engranaje de la historia y ella iremos viendo ciertos aspectos que van indicando la irrefrenable madurez de su ser. A través de ella iremos siendo testigos de sentimientos propios del crecimiento; el amor, los celos, la protección (casi maternal) de sus hermanos pequeños. "Peter Pan" no nos quiere decir que no hay que crecer y ser niños traviesos para toda la vida, no dice todo lo contrario que hay una etapa para ser niños traviesos y despreocupados y otra etapa, que aunque costosa y la verdad muy puñetera para todos los que la hemos pasado, es que tenemos que ir dejando de serlo y atendiendo a otro tipo de aspectos que irán condicionando nuestra vida. Aunque no por ello debamos dejar de soñar, y por qué no, en ocasiones podamos intentar revivir nuestro lado más infantil (por así decirlo), el cual todos creo que en cierta medida, conservamos en mayor o menor medida. 

El capitán Garfio y su ayudante pelele Smith

Peter Pan rodeado de sirenas cual vulgares putillas
Para mí "Peter Pan" tiene mucha valía, incluso más viéndola como adulto, que como infante, porque mantiene intacto ese mensaje, que puede ser perfectamente efectivo para una persona de 20 años como de 50 o de 70. Por supuesto, para los niños que todavía desconocen esa etapa (y hablo de mis recuerdos cuando la vi con tan corta edad), no dejará de ser un espectáculo de entretenimiento y diversión y un tesoro a descubrir y a analizar cuando sean un poquito más mayores y vayan abandonando el "síndrome de Peter Pan". Estas cuestiones aparte, la película me parece encantadora, muy divertida y en la línea de Disney, con cierta magia. La puesta en escena, la música, las canciones, los personajes, la convierten en otra maravilla de animación. En lo personal tengo que decir que curiosamente dos de los personajes más mitificados e importantes de la película (y por ende del relato) son los que más detesto. Por un lado, ese hada maquiavélica con pinta de pin-up, Campanilla, en líneas generales una hija de puta celosa que no le importa traicionar hasta a su madre por quedarse con su adorado Peter Pan (no sé cómo podría llegar a dar resultado una relación entre los dos, vaya chiste resultaría) y por otro, el propio protagonista, el señorito Peter Pan, un chavalín con pinta de duendecillo que me resulta bastante intragable, creido, cual adolescente chulesco que se cree el rey. Hay que decir que ambos dos, acaban evolucionando para bien y aprendiendo la valiosa lección de siempre, que nuestros errores muchas veces se pagan y tenemos que ser consecuentes (y maduros) con ellos. 

Wendy ejerce de mamá de los niños perdidos

Peter Pan contra el capitán Garfio
Por último, tengo que señalar a mis personajes favoritos. Curiosamente el villano, el capitán Garfio. Para mí, el más carismático y divertido de todos, aunque se les podría reprochar a sus creadores que se pasaron idiotizándolo, más que un temido pirata parece un bobalicón con menos de un 20 de coeficiente intelectual. Y no podría faltarme la mención a la antítesis del propio capitán, su acérrimo enemigo, el cocodrilo, todo un acierto atribuirle ese aspecto chistoso. Sin lugar a dudas, las apariciones del enfrentamiento entre ambos son de lo mejorcito, resultan desternillantes y muy socarronas, lo que sin duda hace infinitamente más disfrutable este clásico, más allá de las moralejas argumentales que presenta. En fin, que me parece otra obra animada maravillosa, 100% marca Disney. 

El capitán Garfio y el cocodrilo protagonizarán los momentos más divertidos de la película

*MI MOMENTO FAVORITO: la escena final en la que se ve el barco de Peter Pan surcando los cielos y en la que se delata que el severo señor Darling, también fue niño alguna vez. 

''Tengo la sensación de haber visto ese barco una vez hace mucho tiempo''

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada