jueves, 17 de octubre de 2013

Dumbo (1941) de Ben Sharpsteen



El pequeño Dumbo y sus grandes orejas
Otra de esas joyas prehistóricas de Disney, en realidad su cuarto largometraje animado (contando "Fantasía") y seguro que un film que la mayoría hemos visionado de niños. "Dumbo" me parece una película más discreta de la todopoderosa factoría Disney, un film al que no se le suelen hacer muchas alabanzas e incluso, me da la sensación, por comentarios que he leído en diversos lugares, que es tal vez una de sus piezas más ligeramente olvidadas, siempre me refiero, por supuesto, en comparación con otras más representativas o rememoradas. A mí, la verdad me parece un clásico muy entrañable y verdaderamente cruel. Sí, cruel, no a los niveles de "Bambi" (para mí ésa era excesiva tratándose de una peli infantil), pero sí que presenta un buen porrón de situaciones que, al menos en mi caso, han conseguido hacerme derramar alguna lágrima y un argumento bastante adulto, aunque representado para los niños a través de bonitos dibujitos. 

Dumbo arropado por su mamá

Estas elefantas son unas hijas de puta
Como todos sabréis "Dumbo" de desarrolla en un circo y tiene como protagonista a un pequeño elefantito de grandes orejas. Resulta que este defecto físico, es lo que provoca que todos se burlen de él y que el resto de elefantes le den de lado de la forma más marrana y vil. La única que lo arropa y que lo acoje con cariño, es su madre, a la que debido a un injusto percance, en el que para colmo la pobre intentaba defender a su hijo de una panda de mocosos que lo maltrataban, es encadenada y encerrada aislada de todos. El pobre Dumbo pierde el único apoyo de su vida y se queda, recién venido a este mundo, solo, repudiado y condenado por una panda de cabrones (el grupo de elefantas son unas auténticas cerdas) que simplemente no lo quieren por tener las orejas grandes. De hecho, lo de Dumbo, en realidad es un apodo que le dedican de forma despectiva (viene de Dumb, que significa tonto). Bueno como véis la historia me parece que cumple todos los atributos para ser consideraba, bastante cruel. Nos presenta un pobre personaje inocente, que sin comerlo ni beberlo, es tachado como una lacra por los suyos. Por si esto no fuese poco, en la peli también quedarán reflejados otros subtemas como el maltrato a los animales. No hay más que ver las ostias que les zurran los dueños del circo a las elefantas para que levanten la carpa o el momento en el que envisten a golpe de látigo contra la pobre madre de Dumbo. Incluso en uno de los fragmentos, un payaso exclama: "los elefantes no sienten, están hechos de goma". Quiero creer que esto ha sido incorporado en el film como denuncia de tal vil hazaña contra los animales a modo de adoctrinamiento para los humanos para que los cuidasen como es debido, con respeto y más concretamente en el mundo del circo, donde por ende se trabaja con animales. 

Dumbo y Timoteo se harán muy amigos

Pero bueno, la película nos ofrece un soplo de aire fresco cuando el pobre elefantito acabe encontrando un aliado que le ayudará a plantar cara a estos puñeteros acontecimientos que le presenta su vida. Y curiosamente, este aliado será el considerado enemigo principal de los paquidermos, un ratoncito, llamado Timoteo, quien enseñará a Dumbo algo muy importante, a tener fe en sí mismo y a tirar para adelante siempre. No sólo eso, la película nos acabará dando un subidón cuando descubramos que, precisamente el defecto más llamativo de Dumbo, aquél que había provocado que lo humillasen y lo insultasen, acabará convirtiéndose en la consecuencia de su éxito. Esas orejotas tan enormes y tan poco atractivas, finalmente le harán posible algo tan inaudito como volar y gracias a ello Dumbo se convertirá en una estrella admirada por todos y lo más importante, favorecerá que pueda volver a abrazar a su querida madre. 

Lo reconozco, esta escena me hizo llorar a lágrima viva

Los cuervos enseñarán a Dumbo a volar
Bueno, "Dumbo" es una película preciosa. Transmite (o al menos a mí) un sin fin de emociones, de tristeza, de rabia, de alegría. Nos cuenta una historia adulta, evidentemente edulcorada mediante dibutijos infantiles, pero que en mi opinión no dificulta que un adulto perfectamente la pueda disfrutar, porque como ya he dicho presenta una historia increíblemente reflejada del mundo real transmitida al mundo del circo y más concretamente, en carnes de los elefantes. De la película me parece prodigiosa ese mensaje tan revitalizante que logra transmitir, y una enseñanza poderosísima, o más bien varias, como por ejemplo el quererse a uno mismo, el no venirte abajo por la actitud de cuatro imbéciles que te quieren ofender, el no tratar mal a los demás aunque a simple vista no nos agraden o el sacar siempre provecho de las cosas malas que te pasen en la vida, además de que ¡hay que cuidar a los animales!. Por eso, más que en sí por el trazo bastante anticuado de los dibujos, me parece que "Dumbo" es una película increíble, puede que no sea la mejor de Disney, de hecho no es de mi favoritas, pero no se puede negar que es deslumbrantemente preciosa y creo que es casi de hecho obligado que generaciones de infantes actuales deban seguir disfrutando de ella por mucho material Pixar o del estilo que domine el mercado de la animación. 

Dumbo al fin vuela

Timoteo con una tajada como un piano
Mención aparte merece la escena, medianamente polémica y bastante adulta, de la borrachera. Una escena increíblemente surrealista que me hace plantearme si sus realizadores no estaban también borrachos cuando la concebieron. Resulta que Dumbo y Timoteo se cogen un pedo de aúpa y empiezan a ver un desfile de elefantes rosas y colorinos varios que rondan a su alrededor. Hay que decir que técnicamente me parece una de las escenas más soberbias de la película, aparte de que la cancioncita es muy pegadiza, pero me parece un poco sobrada meterlo en una peli infantil. Aunque bueno, vista hoy en día no puede evitar hacerme mucha gracia. Pero ¿os imagináis qué pasaría si hoy en día se le ocurriera incluir una escena semejante en una peli para niños? Con las tonterías edulcoradas de hoy en día, no me extrañaría que acabasen considerando a "Dumbo" para mayores de 18 años, tenían más huevos los de la Disney, a la hora de romper las normas de lo políticamente correcto, en aquella época que los de muchos productores para películas para un público más adulto hoy. 

Los efectos de la borrachera

*MI MOMENTO FAVORITO: el precioso momento en el que Dumbo se vuelve a encontrar con su madre. 

¡Qué tierno!

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada