jueves, 3 de octubre de 2013

Sé lo que hicisteis el último verano (1997) de Jim Gillespie



Los cuatro protagonistas pasando el rato
Kevin Williamson, guionista que pegó el pelotazo en la taquilla con la magistral "Scream" volvió a pegarlo, al año siguiente, con otro gran éxito que se ha convertido en otro clásico del terror adolescente: "Sé lo que hicisteis el último verano". Ya digo de antemano que esta película también es bastante especial para mí, porque me trae esos sensacionales recuerdos de cuando era niño y pillaba pelis como éstas, para devorarlas con espectación, algunas calurosas noches de verano. Por supuesto ya os digo que no váis a encontrar ningún crítico especializado que le dedique bonitas palabras, de hecho todo comentario que se pueda leer por parte de los intectualitos éstos, dirán que es una gran mierda. Obviamente tratándose del producto que es, ninguno de estos cerebritos se ateverán a reconocerle ningún mérito, sin más la machacarán por ser un film palomitero, como si esto fuese sinónimo de peste, y reservarán sus halagos para los films cultitos de siempre que en vez de comer palomitas, para su visionado, hay que consumir toneladas de cafeína para aguantarlos. 

Es lo que tiene atropellar a alguien, que te corta el buen rollo

''Sé lo que hicisteis el último verano'', un amenazante mensaje
Pero vamos con "Sé lo que hicisteis el último verano", una peli ya tan famosa a estas alturas que seguro que la mayoría conoce su argumento, no obstante, en mi afán repetitivo lo explicaré brevemente. En sí, nos cuenta como cuatro jovenzuelos (dos parejitas) se lo pasan pipa una noche en la playa, en un pequeñito pueblo costero. De vuelta en coche, los chavales, digamos que sufren un desafortunado accidente en el que atropellan a un misterioso tipo que se encontraba en la carretera. Temerosos de que esto les vaya a perjudicar su futuro, los chavales deciden por mayoría casi absoluta, deshacerse del muerto tirándolo al mar. Después pactan no contar nada de lo ocurrido a nadie. Pasa un año y comprobamos como la amistad de ellos se ha ido a hacer puñetas tras tan desagradable accidente. Y es justo, cuando el pasado vuelve para golpearles en todas las narices, puesto que reciben una alarmante nota en la que pone escrita la frase que da título al film. Pero aquí no acaba la cosa, el autor de tan acojonante mensaje quiere asegurarse de que estos chavales aprendan una perversa lección y les tiene preparados una aterradora sorpresa, que para los que sobrevivan, será imposible de olvidar.

Los cuatro protas empiezan a estar cada vez más acojonados

Pues bueno, como yo no soy ningún crítico intelectualoide y finolis, no tengo ningún reparo en decir que esta peli me encanta. Ante todo hay que decir que nos encontramos con una historia que a pesar de ser simple (que lo es), es muy amena, entretenida y engancha mucho (nunca mejor dicho). Tenemos cuatro actores jóvenes principales, que siendo francos, para tener los papeles que tienen, lo hacen muy bien, no sobreactúan (sobre todo Jennifer Love Hewitt y la mítica ''Buffy-cazavampiros", Sarah Michelle Gellar), gritan, sufren, corren (algo fundamental en una peli de terror), y son bastante creíbles.

No todos los días se encuentra uno un cadáver en el maletero
 
¿Quién es el hombre del garfio?
Volviendo a lo de la simpleza argumental, no entiendo por qué todavía hay memos que ponen a parir películas por considerar su historia simple (valga la redundancia). Estamos en una película de terror, y para ser más exactos un slasher en resumidas cuentas, ya lleva implícito que su argumento ha de ser simple, no veo que necesariamente deba ser un defecto. El defecto sería que el proyecto no contase con una calidad decente proporcionada por el trabajo del equipo. En este caso se puede ver ese buen trabajo, como ya he dicho el reparto cumple, el director también cumple, la realización es más que efectiva y funcional. Por otra parte, el ritmo es ameno, tiene un guión correcto; la historia está bien contada, sabe crear tensión, rememora a la perfección los slashers clásicos (como por ejemplo "Noche de graduación" o "Siete mujeres atrapadas" con cuyos argumentos presenta ciertas similitudes) en los que la acción tarda en ocurrir por lo que el espectador se intranquiliza sabiendo que en cualquier momento algo puede pasar y sabe dar los sustos precisos en los momentos precisos. 

La pobre Julie James (Jennifer Love Hewitt) a punto de llevarse un buen susto
 
Barry Cox (Ryan Philippe) es un auténtico gilipollas
¿adivináis quién va a ser el primero en morir?
Otro aspecto muy positivo del film es el personaje del asesino, esa especie de cruce macabro entre el capitán Pescanova y el capitán Garfio. Una vez éste entra en juego, impone y no defrauda para nada su crueldad ante la pantalla, es despiadado y atemorizante. Los realizadores del film pueden atribuirse la medalla de haber parido otro psycho-killer de altura que ya ocupa las páginas de la historia del terror: el hombre del garfio, tomado de una leyenda urbana real y siendo personificado en un lunático en busca de venganza. En cuanto a aspectos técnicos (debo de ser el único que menciona este apartado en los comentarios de este estilo de películas, debería añadir una sonrisa burlona pues) decir que también están muy cuidados, leche; la fotografía es buena, la puesta en escena también (sino ver el edificio oscuro y sombrío en el que Sarah Michelle Gellar se intenta evadir del asesino) y bueno, la música acompaña muy bien a la acción creando suspense. En definitiva que estamos ante una realización muy acertada y muy competente. 

A punto de sentir el frío tacto del garfio

La pobre Helen (Sarah Michelle Gellar) en serio peligro
En lo que yo quedé algo defraudado, todo sea dicho, es que la película flojea en el apartado gore, tiene asesinatos bastante contenidos y muy poca sangre y es que los noventa sufrieron un edulcoramiento, con el conque de hacer films más políticamente correctos, que desmerecían bastante en comparación con esos espectáculos sangrientos y gore de los ochenta. Pero bueno, a grandes rasgos no es una tara que descompensa todo lo bueno que aporta el film, sobre todo a niveles de entretenimiento que es lo que importa por encima de todo. Sin lugar a dudas, lo digo muy claro, "Sé lo que hicisteis el último verano" es de las últimas películas de terror buenas (y sí, digo buenas) y con cierta personalidad, que se han ofrecido desde finales de los noventa hasta hoy en día. ¿Y sabéis qué es lo más gracioso? Que seguro que sus detractores se lo pasaron pipa viéndola, pero que nunca lo van a reconocer, por eso pelis como ésta cuentan con tan mala reputación, porque a la hora de atribuir críticas cinematográficas prevalece mucho el cinismo sobre las sensaciones.

El del garfio no se anda con medias tintas

*MI MOMENTO FAVORITO: todo un torrente de tensión nos hará pasar la pobre Helen Shiver (Sarah Michelle Gellar, la encantadora Buffy-cazavampiros), intentando escapar, durante un largo tramo, de la furia del psicópata del garfio. 

¿Seguro que los que están cubiertos por los plásticos, son todos maniquíes?

1 comentario:

  1. Uno de mis slashers favoritos de ayer, hoy y siempre. Película eternamente comparada con "Scream" cuando son bien distintas en realidad. Un gran slasher, de los mejores de los últimos 30 años.

    ResponderEliminar