domingo, 6 de octubre de 2013

Poltergeist (fenómenos extraños) (1982) de Tobe Hooper


Los padres de familia, Diane y Steven Freeling
(JoBeth Williams y Craig T. Nelson)
Una auténtica obra maestra del terror. Y diciendo esto voy a mencionar cierta crítica que un tal Javier Ocaña (un señor supuestamente experto en cine) le dedicó a esta película. Decía así: "Entretenida producción de Ciencia-Ficción ¡Ya están aquíííííí!". Sea quien sea este tipo, me parece que no tiene mucha idea de cine, no sé qué hace opinando si no sabe diferenciar un género de otro, es decir "Poltergeist" tiene muchos elementos que la unen al fantástico pero en ningún momento a la ciencia ficción. Comentado este punto incoherente debo decir que "Poltergeist" me parece una magnífica película de terror, merecidamente todo un clásico indiscutible. Hay quien apunta que es un film 100% Steven Spielberg aunque aparezca acreditado como director Tobe Hooper (director de otra obra maestra de terror, "La matanza de Texas"). Indudablemente se ve la mano de Spielberg por todas partes, no obstante para eso era productor e ideador de la historia y está claro que incluiría una gran proporción de ideas de su cosecha, una firma de indudable calidad artística. 

La pequeña Carol Anne (Heather O'Rourke) parece
comunicarsecon alguien a través de la televisión

La familia empieza a presenciar fenómenos extraños
No obstante me imagino que Hooper también aportó algo al film, de hecho me parece una película bastante agresiva en ciertos momentos que contrasta con el mundillo de infantilismo y cínico conservadurismo que Spielberg ha impuesto a la mayoría de sus films aptos para toda la familia. Escenas como la del tipo que se arranca la cara, o algún que otro momento puntual macabro se me asemejan más al estilo Hooper que al de Spielberg, porque aunque Hooper haya tenido una carrera muy irregular, hay que romper una lanza a su favor ya que había demostrado que sabía lo que hacer en un film de terror y seamos sinceros Spielberg sería incapaz de crear una película tan angustiante y tan aterradora como "La matanza de Texas" (sin quitarle méritos, ¡Ojo!, en sin más una mera opinión, obviamente Spielberg es uno de los grandes lo, que no ha logrado ser Hooper). Pero hablando de la película en sí, para mí la mejor película sobre fantasmas que jamás se ha rodado en la Historia. Ni "Los otros", ni "El orfanato", ni "El sexto sentido", ni "Insidious" ni porras en vinagre, al lado de "Poltergeist" todas éstas se quedan a la altura del betún. No sólo porque "Poltergeist" se ha convertido en un clásico de gran importancia y relevancia copiado infinidad de veces, sino porque aportó una visión enormemente original que la hace destacar por encima del resto y tener una personalidad incomparable.  

''Están aquíiiii''

Llevándose a Carol Anne al otro lado
"Poltergeist" nos habla principalmente del drama de una familia que pierde a una hija y su desesperada lucha por recuperarla. El elemento sobrenatural podría decirse que es secundario puesto que en lo que se centra el film es en el amor que de esta familia y lo que hacen los miembros de ella para que ese vínculo familiar no se destruya. El inconveniente es que lo que amenaza esta estabilidad son un grupo de violentos espectros que quieren retener a la niña en otra dimensión. La película gana puntos porque es enormemente emotiva, de verdad es que el hecho de oir la vocecita tan preciosa de la pequeña Carol Anne a través del televisor hace que se te caigan las lágrimas de la emoción, no es un film de terror a la antigua ausanza plagado de sustos tras sustos ni presenta una orgía de sangre despapanante. Durante la primera hora de película los elementos aterradores casi brillan por su ausencia (salvo puntuales momentos como el del árbol o el del armario). No obstante cercano el final el horror se va intensificando y cuando explota nos encontramos ante un espectáculo acojonante. Los veinte minutos finales son de quitar el hipo, un aquelarre de impresionantes efectos especiales inundan la pantalla y si vista hoy en día resulta verdaderamente increíble, no me puedo imaginar lo que debió de ser en 1982 cuando se estrenó. 

El pequeño Robin (Oliver Robbins) tiene miedo de la tormenta
 
La familia Freeling al completo tras la
desaparición de la pequeña Carol Anne
"Poltergeist" despierta en sí desde lo más profundo del terror cuando ha logrado que te encariñes con sus personajes, que te sientas casi como un miembro de esa familia que es capaz de insertarse en otra dimensión por recuperar a su hijita pequeña y entonces te sacude. El final de verdad pone los pelos de punta y tiene momentos tan impactantes que al presenciarlos no puedes hacer otra cosa que admirarla y quitarte el sombrero. En definitiva no es un film de fantasmas más, es "El film de fantasmas por excelencia". Todo es sobresaliente (banda sonora, dirección, efectos especiales, efectos sonoros,...) es una joya, una obra maestra, un clásico de los ochenta, un auténtico peliculón. La pequeña Heather O'Rourke era un amor y se convirtió en uno de los iconos más populares y famosos del género de terror con solo decir una simple frase: "Están aquíiiii"

La experta pitonisa Tangina (Zelda Rubinstein) acude a ayudar a los Freeling

Hablando de ella, es justo recordarla porque la pobre chiquilla falleció en 1988 (antes de terminar de rodar la tercera entrega de "Poltergeist") de una extraña enfermedad. El fallecimiento de esta ricura potenció una siniestra fama que recaía sobre este film, unido al también fallecimiento de la joven Dominique Dunne (quien interpreta a la hija mayor del matrimonio protagonista), asesinada por su novio a los 22 años, poco después de finalizar el rodaje de este film y otros acontecimientos misteriosos, convirtieron a "Poltergeist" en una de las películas con más mala fama dentro del panorama cinematográfico. 

R.I.P. Dominique Dunne (1959 - 1982)
R.I.P. Heather O'Rourke (1975 - 1988)

En fin, cada uno podrá atribuir esas trágicas circunstancias al motivo que crea conveniente, pero hablando con propiedad del film en sí, es verdaderamente una película colosal y sorprendente gracias a un buen porrón de escenas como:

- cuando Carol Anne está frente a la tele y una mano emerge de la pantalla de ésta.

Choca esas cinco

- cuando el árbol intenta tragarse al pequeño Robin.

El árbol ha decidido dejar la dieta

- el momento en el que el tipo se arranca la cara frente al espejo del baño.

Esto sí que es quitarse las pieles muertas

- cuando la madre se introduce en la otra dimensión para rescatar a su hija.

Preparada para cruzar la luz espectral

- cuando del armario emerge una gigantesca cara calavérica.

''¿Truco o trato?''

- cuando la madre empieza a ser impulsada contra el techo de la habitación.

A volar se ha dicho

- cuando Robin es atacado por su muñeco payaso.

No es Chucky, pero podría serlo

 - cuando la madre se cae a la piscina y empiezan a salir de ésta los cadáveres de los que estaban enterrados bajo la casa.

A ver si limpiamos la piscina más de vez en cuando

- cuando la madre de nuevo se topa con ese acojonante fantasmón ante la puerta del cuarto de sus hijos.
Este ser como mascota dócil, definitivamente no nos vale

En fin, la película es un sin fin de experiencias y seguramente me esté dejando en el tintero otro montón de escenas que la delatan como una verdadera obra maestra. En serio, es MAGNÍFICA. Es una pena admirar lo que lograron hace 30 años con un film como "Poltergeist" y ver la mierda de cine de terror que hacen en general hoy en día. Es una auténtica lástima, por eso los 80 fue una década prodigiosa para el género e irrepetible.

Una auténtica puerta al Infierno

*MI MOMENTO FAVORITO: de los que he nombrado en este comentario, me es difícil, pero me decanto por el del tipo arrancándose la cara hasta dejar al descubierto su calavera. Fue un momento que cuando lo vi de crío me dejó absolutamente impactado, lo curioso es que recuerdo que fue una peli que emitieron un Sábado por la tarde en la TVE-1 a la hora de comer, lo cual me parece increíble puesto que no me parece una película indicada para que viesen los niños. Se ve que eran otros tiempos, estoy hablando igual hace casi veinte años.

No hay comentarios:

Publicar un comentario