lunes, 14 de octubre de 2013

Cherry Falls (2000) de Geoffrey Wright



La virginal Jody Marken
R.I.P. Brittany Murphy (1977 - 2009)
Durante un porrón de años, los slashers nos habían mostrado cómo los jovencitos vírgenes y puros, eran los que siempre lograban esquivar a los fieros y mortíferos asesinos de turno, pero llegó "Cherry Falls" para desmentir esta apreciación con mucho cachondeo y mordaz sentido del humor. "Cherry Falls" es un claro híbrido de "Scream" con unas gotitas de "American Pie", dos grandes éxitos de finales de los noventa cuyo espíritu pretendían emular sus realizadores. Las expectativas de que resultase un éxito casi seguro se disiparon rápidamente, puesto que lamentablemente "Cherry Falls" no contó con el respaldo ni del público (puesto que pasó bastante desapercibida), ni de la crítica (que la pusieron a caer de un burro, aún habiendo sido premiada en el prestigioso festival de Sitges) y si digo lamentablemente, es porque desde mi punto de vista, no se merecía un maltrato tan visceral. La verdad es que discrepo de prácticamente todas las críticas nefastas que se han hecho contra esta película. A mí me ha gustado mucho, la verdad. Me acuerdo que la vi en el cine, la sala estaba hasta los topes y todo el mundo se lo pasaba como los chinos. 

Joven virgen muerta

A estos jovencitos no parece preocuparles mucho
la idea de que un asesino les pueda cortar el gaznate
El film en mi opinión es una gran mezcla de terror, concretamente slasher de adolescentes (como ya he dicho, al puro estilo "Scream") y comedia sexual (y repito, por si no había quedado claro, a lo "American Pie"). Si hubiese sido hecha en los ochenta habría sido una especie de mezcla entre "Viernes 13" y "Porky's". Nos cuenta la historia de un asesino (por el look parece un primo hermano de Mario Vaquerizo) que se despacha a gusto con los adolescentes de un pueblecito llamado como el título de la película. Resulta que a los cadáveres les tatúa, a cuchilla, la palabra "Virgen". Según las investigaciones de la poli, todo parece indicar que este carnicero tiene especial predilección por eliminar a todo aquél jovencito que todavía no ha conocido los placeres de la carne. Así que, cuando se corre la voz, el instituto entero organiza una orgía desenfrenada para que no quede un puñetero virgen en el pueblo y así descartarse como posibles víctimas. ¿Lo conseguirán todos a tiempo antes de recibir una puñalada mortal? El sheriff del pueblo (Michael Biehn) está bien preocupado, porque entre este gentío de potenciales fiambres adolescentes, se encuentra su hijita del alma Jody (Brittany Murphy).

El asesino podría perfectamente compartir fondo de armario con Mario Vaquerizo

El sheriff Marken (Michael Biehn) en problemas
Como ya he dicho que "Cherry Falls" me gusta bastante, voy a entrar a saco a intentar defenderla en contra de toda la mierda que se ha volcado contra ella. Se ha criticado por ejemplo el hecho de que sea una explotación de las fórmulas de éxito, nombradas anteriormente, fusionadas en una. Eso es indiscutible, pero no me parece algo reprochable ni negativo, ya que desde mi perspectiva, lo hace con mucha gracia y el guión ofrece un espectáculo divertido pero sin perder un mínimo de seriedad. Yo la considero otra revisión bastante fresca del género, burlona, pero no tan excesiva y ridícula como las posteriores "Scary Movies", las cuales ya sí rozan el ridículo. También he leído que se ha criticado demasiado negativamente su argumento, que si es ilógico, que si es ridículo, vamos a ver no es un film para tomárselo tan a pecho. "Cherry Falls" se crea a través de la parodia y de la sátira, por lo que no veo ridícula la utilización de situaciones que parezcan irreales e incluso desmadradas. Eso es lo de menos.

Para descartarse como víctima cada uno se arrimará a quien sea

Aún así creo que separa a la perfección su vertiente cómica, de su vertiente aterradora, dejando también lugar para el suspense, presentándonos de nuevo la incógnita de quién será el asesino o asesina del cotarro y sus razones para eliminar a la población virgen de la faz de la Tierra. Pero ante todo no hay que olvidar que es un film para disfrutar y no para detenerse a someterlo a un análisis freudiano. A su vez me gusta la incorporación de cierta crítica que hace muy inteligentemente, por ejemplo cuando uno de los personajes suelta una perla que me parece triste y totalmente veraz: ''vivimos en un mundo en el que los delincuentes se convierten en personas respetables''.

El asesino ataca

Muy asustada porque viene el asesino
Aparte contiene muy correctas interpretaciones, por ejemplo del mítico actor fetiche de James Cameron; Michael Biehn (de "Terminator" o "Aliens") o la tristemente fallecida Brittany Murphy (que en paz descanse). Tiene una trama que engancha, jóvenes cachondos, chistes sexuales, asesinatos (eso sí, sangre poquita y gore bastante ausente, pero bueno, se le perdona), misterio y momentos de humor, en mi opinión bastante buenos por lo socarrones que resultan. Pero lo mejor de todo es que es muy entretenida y eso es, como siempre digo, lo fundamental. Hay que verla sin tapujos y así os aseguro un rato brutalmente divertido. Desde luego, no tengo reparos en decirlo, me parece muchísimo mejor que muchas mierdas de hoy en día como los "Saw" o "Paranormal Activity" o "Rec" que tan sobrevaloradas están y en tanta estima se sitúan. Podría señalarla en lo personal como uno de los últimos coletazos de buen terror moderno para adolescentes, gamberrete y socarrón. Yo os recomendaría, por último, no hacerle mucho caso a la mayoría de críticas que pululan por ahí sobre ella.

La fiesta no ha resultado como ellos esperaban

*MI MOMENTO FAVORITO: una de las muertes más sorpresivas del film, en la que uno de los ayudantes del sheriff recibe un inesperado hachazo en toda la jeta. 

Se ve que Mario Vaquerizo está temperamental, ¡también tiene derecho!

No hay comentarios:

Publicar un comentario